3 Espacios esenciales: Familia, trabajo y escuela

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF 3 Espacios esenciales: Familia, trabajo y escuela PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro 3 Espacios esenciales: Familia, trabajo y escuela. Feliz lectura 3 Espacios esenciales: Familia, trabajo y escuela Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF 3 Espacios esenciales: Familia, trabajo y escuela en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF 3 Espacios esenciales: Familia, trabajo y escuela Pocket Guide.

Articles

  1. Innovamos para una educación mejor
  2. Socialización
  3. Socialización - Wikipedia, la enciclopedia libre

La violencia familiar. A pesar de las condenas de la sociedad y de las leyes contra la violencia familiar, todavía se tiende a diferenciar entre niveles aceptables de violencia familiar y los niveles inaceptables. Un ejemplo de esta diferenciación queda patente en los datos disponibles sobre la aceptación del castigo físico en España.

Los estudios retrospectivos muestran que los patrones de disciplina muy coercitivas o contradictorias, que mezclan episodios de fuerte castigo físico con otros de permisividad, son un indicador de riesgo y conflicto social. Pero a la población y a los profesionales les cuesta reconocer el riesgo que representan este tipo de conductas y la necesidad de ofrecer pautas de autoridad y crianza alternativas al comportamiento violento. Culturalmente, de forma errónea, se ha asociado autoridad con violencia lo cual ha ayudado a legitimar la violencia como una pauta adecuada de autoridad.

Igualmente de forma errónea se ha asociado amor con violencia y castigo con violencia. En realidad, la violencia es el uso del poder en negativo. Otras formas de poder son el amor y la autoridad uso del poder en positivo. A su vez, el castigo puede ser violento físico, psicológico o sexual o no violento disciplina positiva Horno, P. Esta autora detalla una metodología de trabajo con adultos en donde se desmontan estos conceptos que favorecen el castigo físico y psicológico como herramienta educativa. Autores como K. Browne y R. Gelles sugieren un enfoque global sobre el origen y el mantenimiento de la violencia familiar que supera la visión reducida de cada grupo de profesionales que atiende a cada tipo de víctima y de agresor.

Igualmente, la violencia familiar:. Se la ha de hacer visible e inadmisible. Merece especial atención la profusión y falta de consenso sobre la terminología de estos fenómenos Violencia domestica, violencia de genero, violencia de pareja, etc.


  • Funciones de la familia!
  • Familia y escuela ante un mundo en cambio.
  • Servicios Personalizados.

Nuestra propuesta opta por la denominación violencia en la pareja, frente a otras denominaciones como:. La violencia en la pareja no acaba en el matrimonio ya que incluye la violencia contra la mujer en las parejas que conviven sin estar casadas, en las parejas que aun no conviven y en las parejas que ya se han separado.

En la pareja no solo se produce violencia contra las mujeres sino también violencia contra la pareja masculina y también podemos encontrar violencia entre las parejas del mismo sexo. Así pues, la violencia hacia la mujer en la pareja es uno de los subtipos de violencia de género. En la figura 1 se representan las principales manifestaciones de la violencia familiar y los principales agentes involucrados.

Innovamos para una educación mejor

Figura 1. Tipos de violencia intra-familiar y su ciclo de desarrollo modificado de Browne, K. Detectar cualquiera de estos tipos de malos tratos depende de la concienciación, del conocimiento y de la comprensión social, colectiva e individual que se tenga del problema. Estas premisas determinan lo que ha de ser reconocido como un maltrato, clasificado como tal y por tanto susceptible de actuar sobre el.

Para entender la ocultación del maltrato podemos revisar el modelo de H. Asimismo prevé la existencia de las 5 etapas siguientes:. Emergencia del problema en una sociedad. Legitimación del problema por parte de la misma. Movilización hacia la acción con respecto al problema. Formulación de un plan oficial de acción por parte de los estamentos representativos. Implementación de este plan. En España en el caso de la violencia entre la pareja y de los malos tratos hacia la infancia habríamos entrado muy recientemente en la quinta etapa.

Por lo que respecto a los malos tratos a las personas mayores y de la violencia de los hijos contra los padres nos encontraríamos situados entre la primera y segunda etapa.

Socialización

En nuestra sociedad existe el mito que nos dibuja a la familia como un entorno pacífico e idílico. Sin embargo, sus miembros sufren con mayor frecuencia peleas y agresiones de diferente gravedad por parte de sus familiares que las que pueden sufrir en cualquier otro lugar y por cualquier otra persona. En cualquier caso, se han identificado algunas características específicas de la estructura familiar como grupo social que se exponen en la primera columna del cuadro 3.

Cuadro 3. Características de protección y de riesgo de las familias Adaptado de R. Straus y M. Hotaling citados por R. Gelles Transmisión intergeneracional de la violencia familiar. Las pautas educativas que transmiten los padres son fundamentales en la modulación de los conflictos internos de los hijos. En cualquier caso los datos no son definitivos. A los problemas metodológicos inherentes a investigaciones retrospectivas se añade la certeza de los numerosos casos donde la exposición a la violencia familiar no ha generado patrones de conducta violentos. La toma de conciencia sobre lo que les ocurrió a las victimas durante la infancia y la ayuda por parte de alguna persona cercana sea profesional o no, son algunos de los elementos que pueden contribuir a romper este círculo.

De hecho, se ha podido comprobar que las personas acomodan sus recuerdos hasta hacerlos compatibles con sus creencias acerca de sus relaciones de pareja vid. Holmes y Murray, Manifestaciones de violencia familiar. Violencia activa, abuso o maltrato. Infligir o amenazar con daño o lesiones, por ejemplo: empujones, bofetadas, golpes, estirones de pelo, mordiscos, patadas, torcer los brazos, golpear con objetos, quemaduras, etc. Coerción forzada y limitar movimientos físicos. Contacto sexual sin consentimiento, cualquier contacto sexual coercitivo o con fines de explotación, por ejemplo: caricias, relaciones sexuales vaginales o anales, ataques a zonas sexuales del cuerpo.

Realizar de forma habitual críticas, humillaciones, denigración, insultos, silenciar, dañar la autoimagen. Explotación financiera o ilegal y control de fondos y otros recursos necesarios para la supervivencia económica y personal. Obligar a una persona a ser dependiente económicamente. Violencia pasiva o negligencia. Fracaso en las obligaciones de cuidar, sin intención de causar stress físico o emocional, por ejemplo: abandono, no provisión de dinero, alimentos, pobre cuidado de la salud, ausencia de afecto y de protección sexual, etc.

Generalmente la violencia psicológica precede y acompaña a la violencia física y el maltrato intrafamiliar precede al abuso extrafamiliar. Es habitual la coexistencia de diferentes formas de violencia en la misma relación, así como el riesgo de revictimización. Este es debido a que el maltrato incrementa el riesgo de posteriores malos tratos por las mismas personas u otras de la propia familia y por personas externas a la familia conocidas o desconocidas.

Las tipologías: principales aspectos comunes y diferenciales. En el cuadro 4 se esquematizan características comunes y algunas diferenciales entre la violencia contra niños y adolescentes, en la pareja, y contra personas mayores.

Las respuestas: principales aspectos comunes y diferenciales. En el cuadro 5 hacemos énfasis en los aspectos comunes a la intervención en los diferentes tipos de malos tratos, que habitualmente se tienen poco en cuenta. Ello no implica desconsiderar aspectos específicos de la intervención en cada tipo de maltrato.


  1. Nietzsche y los judíos. Reflexiones sobre la tergiversación de un pensamiento.
  2. Sus colores eran grises.
  3. Espacio geográfico - Wikipedia, la enciclopedia libre.
  4. La sombra del dinero?
  5. Cinco maneras diferentes de organizar el espacio del aula [Infografía].
  6. Espacio geográfico.
  7. La importancia de tener una buena infraestructura escolar.
  8. Cuadro 5. Proceso de intervención en violencia familiar.

    Socialización - Wikipedia, la enciclopedia libre

    Aspectos comunes y diferenciales. Otras formas de violencia familiar. Todas estas violencias, con orígenes similares, se recogen aquí sobre todo para darles visibilidad a pesar de que hay pocos estudios sobre ellas. La violencia de los niños y adolescentes contra los adultos. Este hecho esta relacionado con cambios laborales, educativos, tecnológicos, de valores, etc. Algunos datos son:. Cuadro 6. Denuncias en las fiscalías provinciales Romero, F. Los padres aguantan demasiado tiempo la violencia de los hijos. No se han encontrado factores genéticos en este tipo de agresiones Chartier, Una parte de las agresiones realizadas por menores contra sus padres o familiares engrosan las cifras de la justicia juvenil.

    Resumiremos una investigación pionera y reciente Romero y otros, sobre los expedientes relativos a agresiones de hijos a padres y calificados por los fiscales de menores de Cataluña como hechos de violencia domestica desde enero de hasta diciembre del Sus principales características son:. Características del conflicto y de la denuncia. Dos grupos de jóvenes agresores familiares. Violencia entre parejas jóvenes. Se disponen de escasos datos sobre la violencia entre parejas jóvenes y cuando éstos aparecen, lo hacen de forma muy genérica.

    Por ejemplo, las propias estadísticas del Instituto de la Mujer informan de la existencia de muertes producidas entre novios o exnovios. Todos los estudios revisados concluyen en la necesidad de realizar esfuerzos basados en la prevención primaria, fundamentalmente en la adolescencia. Analizaron la asociación entre el género y las actitudes que justifican este tipo de violencia, determinando si las variables consideradas pueden ser estimadas como importantes correlatos en la implicación de las conductas violentas en edades tempranas. Trabajaron con una muestra de estudiantes, pertenecientes a diferentes Universidades de la Comunidad de Madrid de diferentes carreras, y con edades comprendidas entre los 18 y 27 años.

    Sus resultados indican que:. Al comparar los índices de violencia de ambos géneros no se encontraron grandes diferencias significativas. Donde las actitudes que justifican el uso de la agresión como forma de resolver los problemas de pareja se considera uno de los aspectos centrales en los programas de prevención, posibilitando la actuación antes de que los estudiantes tengan parejas, y diseñando estrategias que faciliten el cambio de actitudes y el desarrollo de habilidades específicas para detectar y enfrentarse con este tipo de relaciones.

    Los resultados de nuestro país en el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes PISA, por sus siglas en inglés , dan cuenta del reto que se tiene para mejorar la calidad de la educación. Igualmente importante es reconocer que en conjunto los resultados de México en PISA no han tenido cambios significativos entre el año , el primer año en que esa prueba fue aplicada, y 20 Promedio OCDE. Fuente: OECD.

    No disponible. Los aprendizajes derivados de los esfuerzos previos emprendidos por mejorar la calidad educativa deben ahora ser aprovechados para concretar los cambios que se requieren. La estabilización de la población en edad escolar debe facilitar el logro de este propósito. Gracias al apoyo de legisladores, gobernadores, líderes políticos y ciudadanos, en febrero de se logró la promulgación de una importante reforma al Artículo 3o de la Constitución.

    Un primer aspecto que el PSE plantea es crear las condiciones para que las escuelas estén en el centro del quehacer del sistema educativo y reciban el apoyo necesario para cumplir con sus fines. El modelo de gestión institucional que ha prevalecido en la relación con las entidades federativas se ha caracterizado por una instancia de decisión central y por ejecutores estatales.

    La planeación ha estado centrada en los requerimientos de la estructura administrativa y alejada de las necesidades de la escuela.