80 Políticos Influyentes del Siglo XX

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF 80 Políticos Influyentes del Siglo XX PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro 80 Políticos Influyentes del Siglo XX. Feliz lectura 80 Políticos Influyentes del Siglo XX Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF 80 Políticos Influyentes del Siglo XX en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF 80 Políticos Influyentes del Siglo XX Pocket Guide.

Contents

  1. 2. La Grecia de principios de siglo
  2. Generación Z: reto político del siglo XXI
  3. Búsqueda de artículos
  4. 80 políticos del siglo xx

Human Development Report , La línea divisoria entre esas dos realidades puede ser fijada en , cuando el país entró en un cono de sombras que se fue profundizando. Las explicaciones son varias y complejas. En esa época, también, el mundo conoció la existencia de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. La década de significó para el país, finalmente, una ampliación desconocida hasta entonces de la brecha entre pobres y ricos, que llegó a ser cuarenta veces mayor, y la construcción del mayor endeudamiento externo de su historia. Hubo una rebelión, sobre todo de la clase media urbana, y la represión dejó un saldo luctuoso de muertos y cientos de heridos.

Los beneficiarios de la devaluación fueron los grandes exportadores agropecuarios. Desde esa crisis, la sociedad civil quedó fragmentada y sin alternativas políticas. Estas modificaciones influyeron decisivamente en la estructura de las clases sociales, la adopción de planes económicos, la formación del sistema de partidos y la cultura argentina.

América Latina en el siglo XX

Ambos surgieron para ampliar las bases de participación política del país, para resaltar la importancia del Estado en la regulación, desarrollo e impulso económicos. Pero expresaron alianzas de clases diferentes: la UCR, de los sectores medios y altos de la ciudad y el campo; el PJ, de sectores obreros y sectores medios y altos de la burguesía industrial.

Surgido en , el radicalismo fue la primera fuerza política nacional y popular de la Argentina. Propició la reforma electoral de que estableció por ley el voto secreto, universal aunque sólo masculino y obligatorio. En , los radicales accedieron al poder a través de Hipólito Yrigoyen , caudillo y líder del movimiento.

Fue derrocado por un golpe militar. Su gestión de gobierno afrontó una situación económica de crisis, que desembocaría en hiperinflación, varios motines militares y una fuerte presión sindical. En , Alfonsín adelantó la entrega del mando. Durante su gestión se produjo un caso de corrupción que implicó al Senado en la sanción de la Ley de Reforma Laboral. Este caso determinó la renuncia del vicepresidente. En lo económico, se profundizó el modelo neoliberal ortodoxo de la gestión menemista y se lo forzó a tal extremo que desembocó en la peor crisis social e institucional de la historia Argentina.

Las fuerzas políticas por fuera del peronismo y el radicalismo no tuvieron un peso significativo a la hora de definir elecciones en la Argentina. En las décadas de y , con la aparición de la guerrilla, se produjo un estallido de organizaciones y pequeños partidos de izquierda a los que se sumó la izquierda peronista, con organizaciones como la Juventud Peronista con ramas de base, universitarias y de trabajadores.

Hacia surgió buena parte de los partidos de izquierda que predominarían durante los primeros años de la democracia: el Movimiento al Socialismo MAS y el Partido Obrero PO. El peronismo concitó todas esas representaciones. Los cambios producidos en el movimiento obrero previo y posterior al peronismo se reflejan en estas cifras: en había organizaciones sindicales; en , unas Si bien en el primer período del tercer gobierno peronista los sindicatos vieron satisfechas algunas reivindicaciones, muerto Perón la tendencia se revirtió. Durante la dictadura , el movimiento obrero fue desarticulado, proscripto y reprimido.

En , con el retorno de la democracia, la CGT entró en vías de normalización. En la CGT volvió a unificarse, presidida por un triunvirato. Entre la caída de Perón en y el golpe de Estado de , la Argentina vivió un giro ideológico y social muy fuerte, vinculado a la coyuntura internacional.

Al calor de las revoluciones china y cubana , de las luchas del movimiento obrero y estudiantil europeo expresados en el Mayo Francés en el terreno internacional, y de la proscripción del peronismo en el terreno nacional surgieron las primeras experiencias guerrilleras. Eje de todas estas experiencias fue la incorporación de la violencia como método de acción política, la idea de la utopía socialista como destino y la lucha contra el autoritarismo, y la proscripción política de las mayorías.

2. La Grecia de principios de siglo

Entre y existieron alrededor de sesenta organizaciones políticas de izquierda. Fue aniquilado en Montoneros se constituyó a partir de la confluencia de jóvenes católicos y marxistas. Querían el desarrollo de un socialismo nacional; el retorno del exilio de Perón y la lucha por la hegemonía ideológica dentro del peronismo. En fueron desarticulados por la represión. El método usado fue el terror. Montaron a lo largo de la Argentina unos campos clandestinos de detención bajo control militar donde los opositores eran torturados, asesinados y desaparecían.

Datos oficiales estiman que fueron Hubo unos Hubo unos adolescentes desaparecidos, y unos niños fueron secuestrados junto con sus padres, muchos de ellos fueron robados por los militares luego de haber nacido en los centros clandestinos de detención. Muchos de los desaparecidos eran intelectuales, religiosos, dirigentes gremiales, estudiantes, profesores universitarios. La mayoría fueron obreros. José Alfredo Martínez de Hoz , líder de la oligarquía y la gran burguesía agroexportadora y financiera, fue ministro de Economía durante la presidencia de Videla y el encargado de imponer el modelo neoliberal a ultranza.

La crisis económica, la presión internacional por la violación a los derechos humanos bajo la administración de Jimmy Carter, en los Estados Unidos, y la presión nacional con la agrupación de las Madres de Plaza de Mayo marcaron hacia el comienzo del largo proceso de agotamiento de la dictadura. El Mundial de fue utilizado para blanquear la imagen de la Argentina ante el mundo. Pero la situación del régimen terrorista estaba destinada a empeorar hasta deteriorarse por completo frente a dos conflictos internacionales: los problemas limítrofes con Chile , que culminaron con la mediación papal, y la Guerra de Malvinas La crisis financiera y económica de hizo saltar por los aires el pacto iniciado entre Videla y Martínez de Hoz, y dio lugar a la larga agonía de la dictadura.

Massera se retiró del gobierno con un imposible plan de seguir en la arena política. Videla fue remplazado por el general Roberto Viola Viola no sobrevivió a la crisis.

Generación Z: reto político del siglo XXI

Fue sucedido por Leopoldo Fortunato Galtieri quien, afín a la gestualidad mussoliniana, comprendió que el régimen agonizaba en apoyos políticos y declaró la guerra al Reino Unido el 2 de abril de al ocupar las islas Malvinas, sobre las que la Argentina reclamaba históricamente su soberanía. A mediados de se inició la cuenta regresiva para el gobierno militar. A lo largo de la dictadura se habían producido algunas huelgas parciales. A comienzos de , una huelga general con movilización popular ocasionó serios enfrentamientos con la policía en las principales ciudades del país. El sindicalismo se reagrupaba como los partidos políticos, nucleados en la Multipartidaria.

Fue el comienzo del fin del régimen.

Búsqueda de artículos

A Galtieri lo sucedió Reynaldo Bignone, quien anunció elecciones presidenciales. Desde la restauración de la democracia en , la alternancia de gobiernos giró en torno del radicalismo y el justicialismo. Como principal partido opositor, la UCR también experimentó cambios. Alfonsín lanzó una línea interna orientada hacia la socialdemocracia. La Alianza ganó las elecciones de , con un alto porcentaje de votos.

El comunismo y el socialismo, en sus distintas vertientes, se expresaron electoralmente. A finales de ese año se sucedieron cinco presidentes en una semana. Menem desertó de la segunda vuelta: los sondeos de opinión aseguraban que siete de cada diez argentinos votarían en su contra. Kirchner fue consagrado presidente con el menor porcentaje de votos de la historia argentina.

80 políticos del siglo xx

Por primera vez en su historia, el radicalismo no se presentaba como alternativa. La crisis produjo el comienzo del fin del bipartidismo, pero no su desaparición definitiva en la estructura institucional ya que en el Congreso y en los gobiernos provinciales y municipales se registraba una fuerte presencia de la UCR. El colapso de , la salida del régimen de convertibilidad —un peso, un dólar— y la suspensión del pago de la deuda externa colocaron a la Argentina al borde del abismo. La política social del peronismo contribuyó decisivamente a su arraigo en los sectores populares.


  • Servicios Personalizados.
  • Siempre llega la noche.
  • De los recortes en bienestar a las inversiones sociales!
  • Mi devocional diario del Libro de Mormón: Guía de estudio personal para 365 días.
  • Los mejores compositores del siglo XX.

En cuanto a la educación, hubo un énfasis especial en la enseñanza técnica para capacitar a los trabajadores. Las divisas seguían proviniendo de la exportación de granos y carnes.


  • Los mejores compositores del siglo XX.
  • El guardián: Un cuento de La Selección (Historias de La Selección nº 2).
  • Account Options.
  • Spanish Horror Story.
  • Navegación.
  • Presidentes de Chile del Siglo XX.
  • Hijos del Destino: PAÍS DE INMIGRANTES: HISTORIA DE U.S.A.?

El contexto internacional tampoco ayudaba: los mercados estaban cerrados y los Estados Unidos habían impuesto un fuerte boicot contra la Argentina. Perón replanteó su política económica. En ese marco, al aparecer los síntomas del agotamiento del modelo económico se inició la apertura al capital extranjero, sobre todo estadounidense. Algunos señalan cuatro etapas del gobierno de Frondizi. La primera priorizó la política petrolera, clave de toda la política económica del gobierno, pero la apertura al capital extranjero despertó una fuerte oposición.