A la vera de las independencias de la América Hispánica: Perfiles de la historia (Tiempo de México)

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF A la vera de las independencias de la América Hispánica: Perfiles de la historia (Tiempo de México) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro A la vera de las independencias de la América Hispánica: Perfiles de la historia (Tiempo de México). Feliz lectura A la vera de las independencias de la América Hispánica: Perfiles de la historia (Tiempo de México) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF A la vera de las independencias de la América Hispánica: Perfiles de la historia (Tiempo de México) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF A la vera de las independencias de la América Hispánica: Perfiles de la historia (Tiempo de México) Pocket Guide.

Contents

  1. México demostró que es posible repudiar una deuda
  2. La Construcción Lingüística de la Identidad Americana
  3. De España a América, ¿de qué barcos descendemos?
  4. Servicios Personalizados
  5. Comité para la abolición de las deudas ilegítimas

En la primera encíclica papal sobre la "cuestión social", Rerum novarum , de , el papa León XIII abordó la cuestión de los obreros, subrayando la necesidad de la intervención del Estado para protegerlos mediante garantías, por ejemplo, de una remuneración justa y la libertad de organizarse para celebrar convenios colectivos de trabajo. Ver las generalidades en Casillas, nota supra , pp. Las encíclicas papales por lo general se denominan con las dos primeras palabras de su texto en latín; en este caso, Rerum Novarum significa "cosas nuevas". Ver Niemeyer, nota supra , p.

México demostró que es posible repudiar una deuda

Ese es el "liberalismo social" que México legó al constitucionalismo en términos generales. El significativo compromiso latinoamericano en la creación de la Declaración Universal tuvo un reconocimiento previo. Noriega, nota supra , p. Ver las generalidades en John P. Ver Humphrey, nota supra , p. Morsink hizo una comparación artículo por artículo y dijo que "Humphrey tomó gran parte del texto y casi todas las ideas para los derechos ESC de su primer proyecto de [ Sus agregados tuvieron exclusivamente el patrocinio de Santa Cruz, y encontraron apoyo en el proyecto de declaración chileno y en las tradiciones constitucionales latinoamericanas en general.

Durante las etapas finales de elaboración del proyecto de la Declaración Universal, los representantes latinoamericanos también aportaron algunas reformas importantes; por ejemplo, el representante cubano incluyó una referencia a las necesidades de la familia para agregar al derecho a gozar de un nivel suficiente de vida. Los representantes latinoamericanos también ejercieron presión para lograr un mayor reconocimiento de los deberes correlativos a los derechos, 53 y ofrecieron el fortalecimiento de la paridad entre los derechos civiles y políticos y los DESC desde la perspectiva discursiva.

Ver también Mary Ann Glendon, The Transformation of Family Law: State, Law, and Family in the United States and Western Europe , , una perspectiva bastante distinta de la relación entre familia, Estado y sociedad que, sin embargo, muestra extensos puntos de vista comparados. Casi todos los países latinoamericanos enviaron delegados a los dos eventos y, evidentemente, muchos hicieron doble trabajo". Interamerican Stud. La Declaración Universal hace referencia a la cultura una vez, en el Artículo 27, 60 pero como mera función del derecho de participación en ella y sin atribución de valores positivos a la cultura en sí misma formulación similar a la del Artículo XVIII de la Declaración Americana.

Otro contraste significativo surge en el Capítulo 2 62 de la Declaración Americana, en la ratificación de los deberes y derechos.

La Construcción Lingüística de la Identidad Americana

Algunos deberes tienen importante relación con la vida social, económica y cultural de la comunidad, por ejemplo en la proclama: "Es deber de todas las personas ayudar, mantener, educar y proteger a sus hijos menores, y es deber de todos los niños ayudar, apoyar y proteger [a sus padres] cuando lo necesitan". Resalta el hecho de que los DESC se ejercen por medio de una extensa red de orden social y cooperación. Nos enseña que para concretar los DESC se necesita el reconocimiento de obligaciones positivas y no meramente las restricciones de un sistema de gobierno característicamente libertario.

Este equilibrio y amplitud de la tradición latinoamericana fue un elemento fundamental, que mantuvo la cohesión del consenso universal sobre derechos humanos en Un documento del tipo estadounidense ni uno del tipo soviético podrían haber contado con un consenso de la ONU compuesto por representantes de tantas culturas". A medida que la comunidad de naciones se dedicaba a traducir los principios generales de la Declaración Universal y la Declaración Americana en normas jurídicamente obligatorias y exigibles, la posición muy unificada y progresista de los países latinoamericanos de parecía tambalear.

Durante la negociación de los dos pactos internacionales, una de las cuestiones principales por enfrentar era la separación de los derechos económicos, sociales y culturales, de los civiles y políticos. El debate intelectual y político sobre esta cuestión es complicado porque se basa no sólo en teorías divergentes sobre derechos y enfoques de su exigibilidad, sino también en las muchas distorsiones de los derechos humanos, producto de la política imperante durante la Guerra Fría.

Sin embargo las delegaciones latinoamericanas no presentaron, en general, ninguna posición particular o decisiva. Int'l L. Se podría decir casi lo mismo sobre la negociación y redacción de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

LA INDEPENDENCIA DE HISPANOAMÉRICA: CAUSAS Y DESARROLLO (EN 11 MINUTOS) ✊🌎

Los estados partes se comprometen a adoptar providencias, tanto a nivel interno como mediante la cooperación internacional, especialmente económica y técnica, para lograr progresivamente la plena efectividad de los derechos que se derivan de las normas económicas, sociales y sobre educación, ciencia y cultura, contenidas en la Carta de la Organización de los Estados Americanos, reformada por el Protocolo de Buenos Aires, en la medida de los recursos disponibles, por vía legislativa u otros medios apropiados. No es irracional considerarla como el cierre de un periodo de posguerra fundamental para América.

De España a América, ¿de qué barcos descendemos?

El artículo 42 también hace referencia a los derechos económicos, sociales y culturales respecto a la exigencia de información de los Estados. Latina, donde la atención y valoración tradicional —de profundas raíces— de los DESC era menos evidente. Afortunadamente, la imposibilidad de la Convención Americana de representar apropiadamente la riqueza de la tradición latinoamericana de los derechos humanos, especialmente en lo que concierne a los DESC , no marcó el final de la historia.

Por el contrario, en muchos sentidos marcó la necesidad de dar a estos derechos un nuevo principio en América Latina. Otros trabajos abordan aquí estos temas y ese derecho. Y así lo haremos también en el futuro. Pareciera muy simple el razonamiento que lleva a considerarnos sujetos con derechos. Bastaría con algunas intuiciones accesibles a todos: la preeminencia de la vida humana, la igualdad de los individuos, las nociones de dignidad y respeto. Tal como dice la Declaración de Independencia de los Estados Unidos , se trataría de verdades evidentes para todos.

La celebración del 50 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos generó un clima de euforia política e intelectual al respecto. Sin embargo, no sólo la lenta y penosa generalización de estas ideas en la historia humana, sino también los cotidianos asaltos a su vigencia, han llevado a poner en cuestión esta visión simplista. En términos metodológicos subyace a esta aproximación la idea de que el discurso de derechos es un recurso identitario y estratégico, que apunta a garantizar determinados logros de bienestar individuales o colectivos, inmediatos o de mediano plazo; 4 un recurso entre otros, vale la pena remarcarlo.

Hurley; S. Shute editores , On Human Rights. En el marco de sociedades relativamente complejas, la pertenencia a la comunidad iba de la mano de la pertenencia a una determinada casta o estamento, lo que legitimaba relaciones de dominación de unos sobre otros. La etnohistoria nos permite conocer mejor la racionalidad de estas sociedades. La precariedad e incertidumbre en la relación con un medio adverso llevaban a establecer mecanismos fuertes de cohesión social.

En esas circunstancias, la noción de individuo es extraña.

Servicios Personalizados

No es casual que en diversas lenguas la. El primero es 'inclusivo' incluyendo en sí a la persona con quien hablamos , el segundo es 'excluyente' connotando que se excluye de aquella pluralidad a la persona o personas con quienes hablamos. En términos teóricos nutre una visión de los llamados derechos colectivos, que puede llegar a contraponerlos y priorizarlos sobre los derechos individuales.

El panorama se complejizó al aparecer estructuras estatales de dominación. Permitieron desarrollar obras gigantescas, especializar el trabajo, acumular y coordinar "saberes", todo esto en el marco de una fluida relación con las divinidades. Hoy sabemos que su duración fue efímera, al menos en los Andes. Desde entonces a la fecha la vinculación entre estos valores y el Estado proveedor no ha dejado de rondar por los imaginarios latinoamericanos.

En el contexto de la conmemoración del quinto centenario de la conquista de América , se intentaron diversas aproximaciones críticas a dicho evento. En algunas estuvo presente una referencia a los derechos humanos. Sin embargo se puede caer en un peligroso anacronismo al pretenderse retrotraer al siglo XV la visión de derechos que se alcanzó en el siglo XX.

Comité para la abolición de las deudas ilegítimas

Gallimard, Los españoles trajeron al nuevo continente las instituciones que habían construido a lo largo del proceso de la llamada reconquista de la península ibérica, todas ellas sólidamente articuladas en torno a una versión propia del cristianismo. No fue difícil pasar de los ayllus a las comunidades y las reducciones; de la mita a los corregimientos; de las teocracias imperiales al imperio católico, de las "idolatrías" al sincretismo. A su vez,.

Por ello admite hasta cuatro clasificaciones: étnica, social, laboral y legal. Étnicamente, se dividió en blancos, indios, negros y castas mixtas mestizos, mulatos y zambos. Socialmente, en aristócratas, plebeyos y esclavos. Laboralmente, en funcionarios, empleados, mercaderes, artesanos, jornaleros, mitayos y esclavos. Si bien esta representación nunca coincidió plenamente con la realidad, ambas no eran mutuamente excluyentes. Suponer que existe un orden claramente establecido —cuyas sutilezas, sin embargo, se desconocen— fue uno de los mayores instrumentos de legitimidad del poder arbitral del emperador, del virrey, del señor local.

Esta realidad jurídica e institucional nunca funcionó a cabalidad, pese a los denodados esfuerzos del gobierno colonial.

Fue casi imposible establecer con claridad las. A ellos se iría sumando paulatinamente la población esclava. Juntos, "pero no revueltos", estos sectores conformaron la población urbana colonial. En las zonas rurales, el corregidor, el cura de parroquia y algunos españoles se disputaron el control de la mano de obra indígena —concentrada en las comunidades— a partir de las potestades recibidas del rey de España.

En este proceso, las autoridades tradicionales los "curacas" fueron funcionales al poder colonial. A cambio del cumplimiento de determinadas obligaciones tributo, mita, evangelización , estos "señores de la tierra" mantuvieron el control de los recursos agrarios y ganaderos. Concede beneficios o prebendas, como una remuneración por servicios recibidos; las rentas que se derivan de los beneficios son un atributo del oficio, no del receptor como persona.

Teóricamente, los indígenas eran vasallos del rey de España, no de los corregidores, los curas de parroquia, los hacendados o los mineros. La "protección" se legi-. Funcionarios coloniales y españoles afincados en América debían actuar como intermediarios en esta lógica.