Alma de fusil.: Cuentos de la Revolución mexicana.

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Alma de fusil.: Cuentos de la Revolución mexicana. PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Alma de fusil.: Cuentos de la Revolución mexicana.. Feliz lectura Alma de fusil.: Cuentos de la Revolución mexicana. Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Alma de fusil.: Cuentos de la Revolución mexicana. en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Alma de fusil.: Cuentos de la Revolución mexicana. Pocket Guide.

Articles

  1. Services on Demand
  2. Leyendas que surgieron durante la Revolución Mexicana
  3. Leyendas que surgieron durante la Revolución Mexicana - Más México

Para Christopher los héroes se convierten en monstruos, las leyendas en mitos, y los mitos en novelas, se buscaba constituir una cultura estatal o nacionalista. Y agrega también temas como la docilidad indígena, la oposición a la dictadura, los caudillos, los bandidos, la soledad, la crueldad, la solidaridad, la religiosidad popular: las masas y el catolicismo como producto de las reacciones conservadoras. Buscaba la revolución en las ideas y en la cultura, a estos escritores los llamaron "los caudillos culturales", porque consideraban lo nacional como una forma de cultura universal.

En suma, el enfoque que ofrece la novela de la Revolución Mexicana es exponer la lucha de clases. La historia misma figura como el tema central, acontece en el recuento de las acciones bélicas y las situaciones sociales en que esta guerra se desarrolló. Es el relato de una historia fría, una guerra calculada, inmisericorde, donde hay confusión, desorden, traiciones y asesinatos como una manera de conseguir el poder, como todas las historias del mundo. En este texto incluido en Muertes históricas , don Venustiano vivía la representación de los ideales de la revolución, que mueren, al igual que el protagonista, por manos de militares ambiciosos.

La figura de don Venustiano siempre fue política, nunca mezcló aspectos familiares ni sentimentales. Actuaba ordenado, organizado, atento y sabía escuchar opiniones contrarias, pero no permitía que nadie se inmiscuyera en sus decisiones. Imperturbable, físicamente no daba muestras de desaliento:. Pero si en el alma de don Venustiano iba definiéndose aquel sentimiento, ni su rostro, ni sus ademanes, ni su actitud lo dejaban ver. Hasta el nombre del tren estaba a su altura "Tren Dorado".

Don Venustiano era un verdadero protagonista en el movimiento revolucionario, con una visión privilegiada de liderazgo, hombre de figura política conocido como defensor de soberanía nacional, luchaba por restaurar el orden y apoyaba el movimiento constitucionalista. La moraleja que nos deja esta lectura es que si a un hombre de esta figura lo traicionan y asesinan, en manos de que "enclenque", inmoral y poco patriótico, queda el futuro de un país.

Se presentan interesantes puntos de comparación entre los textos: "Ineluctable fin de Venustiano Carranza" y "La fiesta de las balas", en estas obras en las que los temas del poder y la violencia surgen a través de un lenguaje poético. Los héroes son personajes maniqueístas, quedan por un lado, los que ocupan o buscan los puestos gubernamentales, y por el otro lado permanece el pueblo formado por una gran masa, quedando de manifiesto la lucha de clases. En el texto de don Venustiano es un tipo de discurso que se olvida de la colectividad para centrarse en la persona. Como lo que describe son acontecimientos van contados en plural, mezclando la biografía con la historia, es decir conjugando lo social con lo político.

El 5 de mayo por la mañana,. El uso de la doble adjetivación, para reforzar lo ya dicho:.

Services on Demand

Y no faltan las figuras con tono irónico-angustioso:. Las locomotoras, ya sin carbón, ya sin agua, quedaron definitivamente muertas. Este es el artífice al mismo tiempo de la acción y el retrato. El lenguaje de poder y de violencia se manifestaba en las escenas de muerte, en los escarmientos, en tratar a las personas como animales y llamarles "reses", como en la descripción de Fierro, por ejemplo:.

Resulta violenta también la acumulación de palabras que hacen referencia a instrumentos de guerra: balas, cartuchos, cananas, pistolas, cañón, tiros, etc. Y en este caso en especial un poco de sentimentalidad. Aparece en medio de un país en guerra una persona capaz de ser sensible. O a manera de las epopeyas se dan cuenta de las historias de héroes memorables y de hechos maravillosos.

Cuando encontramos el peso del río violento algunos de nuestros compañeros se precipitaron a refrescarse. Renegaba en mis pasos consumidos por el pensamiento huraño. Recordaba las palabras de Camilo Torres, buscar a través de medios eficaces la felicidad de todos, amar así verdaderamente a los empobrecidos de nuestro continente. Miré el agua con su traje de vida y recuperé el optimismo. Tomamos resguardo de inmediato. Aquella línea de fuego descargó su ensañamiento sobre nuestros cuerpos.

Silbaban en nuestras cabezas como avispas enojadas las balas del enemigo. Nos cubrimos tomando una posición de fuego favorable. La posición aquella permitía desnudar la presencia del ejército de aquel dictador. Totalmente descubiertos, eran dos; juro que odié aquel momento.

El sol se ponía de azufre y descansaba su rigor sobre mi parietal. Ejecuté con calma dos disparos certeros; pude observar el desplomo del primer soldado, el segundo, sorprendido, no pudo huir a tiempo y fue destrozado en la ejecución. Apenas disparé, volví mi espalda para apoyarla sobre el paraíso que se mantenía erguido, atestiguando mi terrible miedo.

Respiraba hondo, asustado; era mi primer disparo sobre un ser humano. Afirmé con la cabeza e hice un gesto de movimiento con la mano derecha mientras sostenía con el antebrazo izquierdo mi fusil caliente.

Leyendas que surgieron durante la Revolución Mexicana

El silencio azotaba junto al sol mi espinazo con un escalofrío duro; la adrenalina me salía por las uñas, me rascaba la cara, todo era como un pesado sueño. El río incrementó su fuerza.


  1. La Disciplina Comienza En La Silla Alta.
  2. Santa Cruz De Tenerife, La Formación De La Ciudad Marginal (Territorio Canario)!
  3. El Pastor Efectivo: No puede haber una buena iglesia, sin un buen pastor....
  4. Los de abajo: Revolución mexicana, desajuste y modernidad esquiva.
  5. 5 excepcionales mujeres que apoyaron la Revolución Mexicana;
  6. Inspección Inesperado De Helen: La Mujer Del Maestro Viene De Visita (Inclinándose Ante Él nº 2).

Tres compañeros procuraron retener sin suerte los cuerpos sin vida de los caídos por el fuego enemigo. La vehemencia del agua no permitía a la pequeña tropa alcanzar la otra orilla. Los soldados hacían grandes pasos para cruzar, el agua les cubría hasta las rodillas, los fusiles eran alzados con las dos manos para evitar humedecer la pólvora. No podía creer que éstas manos hubieran quitado de la faz de la tierra a un ser. Con la mira puesta sobre la barricada enemiga buscaba percibir un mínimo movimiento, los cuerpos yacían.

Decidí salir de mi escondite. Fue una pésima decisión. El fusil apuntaba hacia la dirección de los cuerpos pero descuidé el frente.

Leyendas que surgieron durante la Revolución Mexicana - Más México

Cuando volví mis ojos a la mira, pude observar que un tercer hombre se alzaba con las metrallas de los dos caídos y gritó:. Ese hombre no buscaba la muerte, pero la halló sobre la cumbre del medio día. Ninguno de nosotros vino a buscar la muerte. Juro que lo vi en sus ojos, ese hombre vino a buscar la gloria y encontró este final. Los ojos bien abiertos, sorprendidos, comenzaron a llenarse de moscas cuando cayó duro junto a sus compañeros desvanecidos. Por fin la columna alcanzó la otra orilla.

Yo hice lo mismo, con una esperanza ciega de encontrar a aquellos hombres con vida, de no sentirme un asesino. Los soldados revisaron las pertenencias, se peleaban por ellas. Uno se probó la camisa manchada con la sangre final. Yo tomé un cuchillo que reposaba cerca de su bota. Tirado junto a la mano derecha de un combatiente, una fotografía. Limpié la sangre que la cubría.

Una mujer hermosa abrazaba al hombre, dos niños sonreían con una belleza parecida a la felicidad. Digo, a ese momento de la vida en que ella nos golpea la puerta y nos invita franca a su morada. Aquel hombre había conocido la felicidad que yo anhelaba buscar con la revolución.

Con este grupo armado quería buscar algo que nos pertenecía a todos.

Revolución Mexicana (para niños)

Aquel hombre partía desde la felicidad, tenía una familia, una mujer que aguardaba su regreso. Yo contemplaba la fotografía.