Cambiemos el mundo, Jugando a aprender: Manual para el desarrollo saludable del infante 0-3 años

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Cambiemos el mundo, Jugando a aprender: Manual para el desarrollo saludable del infante 0-3 años PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Cambiemos el mundo, Jugando a aprender: Manual para el desarrollo saludable del infante 0-3 años. Feliz lectura Cambiemos el mundo, Jugando a aprender: Manual para el desarrollo saludable del infante 0-3 años Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Cambiemos el mundo, Jugando a aprender: Manual para el desarrollo saludable del infante 0-3 años en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Cambiemos el mundo, Jugando a aprender: Manual para el desarrollo saludable del infante 0-3 años Pocket Guide.

Articles

Inteligencia naturalista 8 9. Inteligencia existencial Efectivamente, nos encontramos con frecuencia con alumnado que destaca en determinadas capacidades y necesita ayuda en otras. Se dice que Einstein, era un genio de la Física, pero se olvida decir que también tenía problemas con el lenguaje, tanto a nivel oral como escrito o que era una especie de gamberro, por simplificar su biografía. Sin embargo, podemos ofrecerle la posibilidad de dar rienda suelta a su creatividad realizando tareas complejas o que contribuyan a beneficiar los intereses del grupo.

Descendiendo al albero, podemos empezar por reclutar alumnado AACCII para desa- rrollar proyectos de trabajo que impliquen a todo el grupo-clase, al Ciclo o al Centro, en su totalidad. La complejidad y variedad de tareas permite que se adscriban a ellas sin tener en cuenta el nivel o las circunstancias que les mueven a ello.


  • El cuento de Cecilia!
  • .
  • .

Por lo tanto, debería recogerse en el Proyecto Educativo de Centro. También po- demos crear entornos dentro de otros entornos. Por ejemplo, un coro escolar. Y, en caso de salida de aula, podría hacerse cargo de este alumnado concreto, como hace con cualquier otro alumnado NEAE. Otro factor a tener en cuenta es la implicación del resto de la sociedad. Debemos invi- tar a participar no sólo a los familiares directos, sino también a los profesionales que ejer- cen tareas que afectan al alumnado: desde pediatras o ATS hasta bomberos, policías, em- presarios, políticos locales, etc… El laboratorio de las ideas.

Para fomentarla, debemos evitar en lo posible, preparar un programa de intervención sin la participación de los interesados. A ser posible debemos inducirles a que sean ellos mismos quienes propongan la actividad y debatir con ellos su viabilidad. Por otra parte, es necesario crear un terreno que propicie la cotutoría. Para hacer esta primera tarea debemos prever un tiempo, tanto para el alumnado como para el profesora- do. El papel del pro- fesorado debe reducirse al mínimo posible.

Lo importante es dar rienda suelta a la creativi- dad. Y esperar las propuestas del alumnado. Ya tenemos la motivación inicial. Seguiremos con la misma estrategia. Esperaremos las propuestas y opinaremos sobre su viabilidad, es decir, las criticaremos. Pero, tan im- portante es la preparación como la ejecución.

Aunque este alumnado suele ser perfeccionista e imaginativo, puede sentirse desorientado, sobre todo al principio. Es probable que si nos encontramos ante alguien tímido, no nos plantee proyectos de este tipo ni para desarrollarlos individualmente ni en grupo. En este caso, podríamos ir conduciendo la conversación a establecer la tarea de la si- guiente forma.

Grabación sonora del cuento en un móvil y reproducción posterior. Desplazamiento al aula de Infantil para contarlo o reproducirlo en el móvil o en la PDI. Ensayo para contarlo en persona, de memoria o de la lectura del cuento en un libro, dependiendo del nivel. Poco a poco, llegaríamos a preparar representaciones teatrales, por ejemplo, y así es- tableceríamos un cauce de adquisición y expresión de las competencias lingüísticas no sólo utilizando el idioma castellano o la lengua extranjera estudiada sino utilizando también el lenguaje audiovisual.

Una vez obtenida una grabación en video, tenemos la posibilidad de ampliar la activi- dad mediante su edición para, finalmente, abordar otros dos aspectos importantes. La gratificación de la autoestima propia al compartirlo con los compañeros, amigos y familiares, mediante la reproducción en blogs, redes,… o emisora de televisión. La creación de interactuaciones centro-familia-sociedad.

Es, en sí, un entorno amigable dentro de otro entorno amigable. Es el reto que motiva. Nos induce a practicar la descripción y la narración, al presentar un acontecimiento. Nos permite contextualizar el uso de una lengua extranjera, al ofrecernos la oportu- nidad de grabarlas o subtitularlas en distintos idiomas.

Propicia el desarrollo de habilidades expresivas y el tratamiento de la timidez o el miedo escénico. Aumenta la autoestima y el autoconcepto. Integra a los componentes del equipo en el centro y en la comunidad. Las Ciencias Naturales han ofreci- do desde hace bastante tiempo unas posibilidades extraordinarias para pro- ducir documentales. La Geografía y la Historia también han sido estudiadas desde hace tiempo utilizando los documentales, por lo que podemos seguir el mismo proceso. Empezando por bajarnos videos de YouTube hasta elaborar los nuestros sobre la geografía local un callejero, el cauce del rio, la sierra, la bahía,….

El estudio de la Historia también se enriquece mucho con los audiovisuales. Posee el Grado en E. Física y maestro Los deberes se hacían bastante pronto y eran pocas asignatu- bilingüe de Inglés. Al llegar a tercero de E. Primaria, la Ley de y la A lo largo de 17 años E.

El cambio fue radical. En todo. Libros, ha desempeñado todos los cargos directivos de un cole- sistemas de aprendizaje con fichas, progresímetros, equipos de gio, ejerciendo de Secretario, trabajo… Jefe de Estudios y Director, Al llegar a sexto, se empezaba a estudiar idioma. Los de- en varios Centros. Clases de Gimnasia Rítmica, artes marciales, futbol y deportes varios, Conservatorio, Clases de repaso, Idiomas… ya sabemos de qué hablo. El caso es que la infancia se pasa fuera de casa y cuando se llega a ella, toca hacer los deberes.

Entiendo que la jornada laboral domina el horario familiar y conciliar eso, es de su- persabios. Los niños en- tran a las al Aula Matinal y salen a la de las Actividades extraescolares. Luego van a otras y son reco- gidos para ir a casa. Tenemos ex- ceso de asignaturas de todo tipo, troncales, ins- Los padres, en el fondo, se sienten culpables y se ponen a hacer los deberes con ellos. Pero en la mayoría de los casos, para poder estar un rato en familia y terminar a tiempo acaban haciendo ellos mismos los deberes. Si, cómo lo oyen.

Y no se puede uno asustar por eso. Reconozco que alguna vez, yo también pequé y ayudé o desayudé a mis hijas a terminar las tareas del colegio. Todos sabemos de lo que hablo.

Pero de ahí, a decir que somos los maestros los que ponemos excesivos deberes Pero, por todo lo dicho anteriormente, éste que les habla no manda deberes para casa. Y lo digo así de tranquilo. Tras casi treinta años de maestro, hace ya unos pocos que me di cuen- ta que donde se debe tra- bajar es en la clase. Mientras po- nen la fecha en español, inglés y francés, que para esos somos bilingües se sientan y sa- can sus libros y cuadernos. Eso me lleva de tres a cinco minutos. Dedico unos minutos a preguntar y repasar lo trabajado el día anterior y empezamos el trabajo, ya sea en equipo, individual, o explicativo por parte de alguien no siempre debe ser el maestro.

Eso quiere decir, que hay unos veinte minutos de ejercicios ya sea en equipo o per- sonal y otros tantos de trabajo expositivo. Al acabar la clase, se pregunta cuantos han terminado la tarea. Si de los veintiséis alumnos, al menos quince de ellos lo han hecho, se entiende que ha habido tiempo suficiente para hacerlos; luego los que no han acabado los tienen que acabar en casa. Creo que para estar en quinto de E. Primaria es suficiente. Por ahora claro. Una buena solución La financiación de las actividades de los centros escolares determina en buena medida la calidad de los aprendizajes obtenidos por el alumnado.

Las partidas presu- puestarias destinadas por las Administraciones Educativas a estos gastos de funciona- miento han sido insuficientes a lo largo de la historia y no hay perspectivas de que va- yan a mejorar, al menos a corto y medio plazo. También suelen ofrecer servicios, como la adquisición de libros de textos, trans- porte, comedor, aula matinal o actividades extraescolares, que contribuyen también a esta financiación.

Lo segundo porque se subcontrata, en la mayoría de los casos, con empresas privadas del sector, mediante subastas por lotes, en los que los centros afectados no tienen ni siquiera la oportunidad de expresar sus opiniones ni preferen- cias. La financiación de la Educación no figura entre sus obligaciones profesiona- les. Esto debería estar meridianamente claro, tanto para la Administración como para las familias y, es tarea del profesorado poner las cosas en su sitio. Hay dos vías principales para aumentar la financiación.

En línea con lo destacado anteriormente, contempla la relación con las AMPAS co- mo una inmejorable vía de contacto. Finalmente, dentro de su política de responsabilidad social corporativa ocupa un lugar preferente la educación. Una muestra de ella se materializa en la financiación de la Sociedad Pedagógica Tartessos y de su órgano de comunicación, que es esta revista. Después de esta exposición, sólo nos queda añadir que, aunque la relación comer- cial se circunscriba al contacto AMPA-IBS, el profesorado puede utilizar esta circunstan- cia para contextualizar tanto una Educación Financiera como una Educación del Con- sumidor.

Es por esa razón, por lo que la Sociedad Pedagógica Tartessos, recomienda el es- tablecimiento de lazos comerciales con esta empresa.

Y este complejo, se manifiesta a todos los niveles sociales, desde el aula. De la misma forma que un deportista se entrena en privado, antes de acudir a las pruebas oficiales, el alumnado puede hacer lo mismo. Como ejemplo, podríamos citar un programa ofrecido gratuitamente por Google, llamado traductor, que abarca una enorme cantidad de idiomas y que ofrece una serie de ventajas poco conocidas a nivel docente. Funciona en ordenadores, tabletas y móviles, por lo que es totalmente accesible. Como es lógico, requiere disponer de una cuenta Gmail. En el caso de tabletas y móviles, lo encontramos en Play Store.

Pongamos que elegimos como idiomas habituales español-inglés, lo que no impide que los cambiemos cuando que- ramos. Para las entradas, cuadro izquierdo, nos ofrece la posibilidad de ha- cerlo vía micrófono o vía teclado. Entre ambas opciones, se encuentra un altavoz, que nos permite escuchar el texto. Es una posibilidad para utilizar con alumnado ciego. Para las salidas, cuadro derecho, nos ofrece también varias opcio- nes: Vocabulario, copiar, escuchar y compartir. Podemos tenerlo en varios idiomas El folio, nos permite copiar el texto, para pegarlo en cualquier documento y el altavoz, nos permite oír, como en el cuadro izquierdo.