Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética. Feliz lectura Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética Pocket Guide.

Articles

  1. Política de privacidad
  2. Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética
  3. CAZA, CAZADORES Y MEDIO AMBIENTE: BREVE ETNOGRAFÍA CINEGÉTICA
  4. Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética :: Amabook España

El investigador se enfrenta a esa mala prensa que tiene la caza, tanto por sus implicaciones éticas como por sus impactos medioambientales y su componente económico.

ÚLTIMOS PRODUCTOS AÑADIDOS

La preocupación de muchos informantes era, y es, el lugar donde van a quedar, la imagen que de ellos se va a transmitir, alerta siempre del tratamiento que se les da desde los medios de comunicación. Este término, señala el antropólogo galo, es herencia de los etnólogos africanistas de preguerra siempre rodeados de boys, mozos de equipajes e intérpretes, que remuneraban a los sabios indígenas por sus horas laborales desde la varanda, como se le da propina al jardinero Descola, Enrique de Hériz, en una magnífica novela titulada Mentira, desgrana las historias de una familia donde confluyen trayectorias, inquietudes, referentes de vida que de alguna forma se ven recorridos por la imagen omnipresente maternal: la antropóloga Isabel García Luna.

La pequeña, llorando preguntas. Cada uno llora lo que tiene. Seguro que no entiende nada, como siempre. Venga a preguntar y preguntar, venga a hurgar en el pasado. De dónde 8. Y la ingenuidad de creer que sabe. Serena, empeñada en conocer el pasado, sin caer en la cuenta de que el pasado, como el futuro, sólo se puede imaginar. Serena; confundida. Y tan preguntona. Es del trabajo de campo, de la etnografía, entendido como una situación metodológica y como un proceso de investigación, pero también de relaciones personales entre investigador-informante, de donde se extraen los datos. Hacer antropología, o simplemente hacer investigación, requiere datos, y para obtenerlos es necesario hacer trabajo en el terreno.

AMO A LA NATURALEZA, ESTOY ORGULLOSO DE SER CAZADOR, VIVA LA CAZA.

García Canclini, 9. Cuando la antropología desplaza a partir de los años sesenta los campos de estudio desde la lejanía hasta la misma cultura del investigador, tanto la acción como el concepto de la observación participante adquieren otra dimensión.

Política de privacidad

El etnógrafo no se traslada a la otra parte del mundo en busca de su objeto de estudio, lo tiene en su propio contexto. Incluso, en muchas ocasiones, ni siquiera cambia de residencia sino que es la cercanía la estudiada. Ante esta nueva situación se hace necesario un ejercicio de extrañamiento intracultural con el fin de obtener una perspectiva crítica, que le permita enjuiciar al grupo con cierto grado de objetividad dentro de una disciplina marcada por la subjetividad 3.

La observación participante se considera como una metatécnica, es decir, a ella se añaden otras técnicas subsidiarias propias de la antropología y de otras auxiliares propias de otras ciencias sociales. Para ello tiene no solo que observar, sino también que acompañar, hablar, participar con los actores sociales en su vida cotidiana. En este caso, la participación en las cacerías y en lo que ellas conllevan, antes, durante y después, hace que la elección de los informantes y la posibilidad de convivir con ellos sea importante a la hora no solo de recoger datos sino también de profundizar en aspectos que de otra forma pueden quedar ocultos.

Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética

Ya dijimos que en un tiempo fue el trabajo de campo durante largos períodos en una sociedad no occidental. Luego, el trabajo de campo prolongado en una comunidad distinta a la suya, aunque podía estar dentro del mismo país grupos indígenas, minorías, pobres urbanos. García Canclini, Todo esto hace que no solo la observación se reduzca al día en sí, sino a la manera en la que los cazadores la viven antes y después. La redacción de un proyecto previo de investigación sirve para apuntar algunas de las posibles hipótesis a trabajar, aunque éstas queden en su inicio relegadas por los datos que la investigación va proporcionando.

La construcción de una hipótesis general no parte de la nada, sino que surge de esa primera fase mencionada en la que se ha recogido información, en la que se ha establecido un primer contacto con los informantes, es decir, hay una cierta base sobre la que pensar. Como señalaba Malinowski, el tener una preparación teórica previa no debe suponer estar cargado de ideas preconcebidas. Manuel Delgado incide en este sentido y en no determinar los planteamientos previos de tal forma que ahoguen los resultados que se obtengan a través de la investigación: No se trata de acudir al terreno sin ideas ni intuiciones, sino de no someter los datos a esas predisposiciones y permanecer expectantes ante cualquier elemento que pueda desmentir o matizar lo dado por supuesto.

La cuestión del contexto de la caza es la que sirve de eje para la interpretación de los datos obtenidos. El ambiente determina la actitud del cazador, y por tanto su imagen, pero la construcción de estos dos conceptos se muestra en un plano diferente, existe lo que se podría denominar como un ideal y una acción, basada en principio en este ideal pero determinada por el contexto humano en el que se produce.

CAZA, CAZADORES Y MEDIO AMBIENTE: BREVE ETNOGRAFÍA CINEGÉTICA

Asociado a ésta se hace referencia en el texto a los términos acción, recreación y representación, y al bucle retroactivo que significan, determinando la actitud que ello deriva sobre el ejercicio de la caza. La domesticación del medio natural, no solo con la introducción de especies cinegéticas criadas en granjas sino también por el hecho mismo de la gestión de poblaciones salvajes, es otra de las hipótesis destacadas sobre las que se trabaja. A ésta viene asociada un hecho fundamental en la caza actual, la autenticidad frente a la artificialidad.

Natural contra artificial, entendidos ambos como una construcción de la realidad que hace referencia no solo a un hecho objetivo sino a un deseo subjetivo, en el que lo primero se entiende sin tener en cuenta que esa naturalidad fue artificialidad, entendiendo ésta como actividad antrópica modificadora del medio.

Por otro lado se utilizan también hipótesis basadas en las implicaciones sociales y económicas que se derivan de la actividad cinegética, con el estatus que ciertas modalidades y ciertos contextos suponen para sus actores. La cuestión de género es otra de las variables a tener en cuenta.

Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética :: Amabook España

En definitiva, al comienzo del estudio se plantearon una serie de hipótesis que sirvieran de guía. Con el paso de las observaciones y la recopilación de datos muchas de ellas fueron modificadas y se fueron añadiendo otras a medida que surgían en la interpretación de los mismos. Se parte de una posición que considera que el proyecto previo de investigación es flexible en todo caso, y debe amoldarse a la realidad, evitando que sea la construcción primera que de ella se ha hecho la que marque la relación en el trabajo de campo, que llevaría a la nulidad de los datos obtenidos.


  1. Compartir este libro en mis redes!
  2. Caza, cazadores y medio ambiente: breve etnografía cinegética. Roberto Sánchez Garrido;
  3. Actúa: 12 llamadas a la acción frente a la crisis económica, política y social.
  4. El letrado sin cargo y el baúl de bambú (Alianza Literaria (Al) nº 3472093);

La hipótesis es en definitiva un enunciado desiderativo, que se pretende demostrar pero que tiene para la antropología un riesgo fundamental, que es su propio banco de datos. Pero es necesario este comienzo en la hipótesis? De esta forma, la comunicación roza la esquizofrenia al plantear dos mundos imaginarios, dos construcciones conceptuales elaboradas por un mismo actor, planteando interpretar una actividad que se enmarca dentro de la realidad. Las ideas preconcebidas son perniciosas en todo trabajo científico, pero las conjeturas son el don principal de un pensador científico, y tales conjeturas le son posibles al observador sólo gracias a sus estudios teóricos.

Malinowski, 26 La parte del trabajo de campo realizada en la red se ha hecho dentro del portal Club de Caza Hablar de trabajo de campo en la Red, o de etnografía virtualizada, requiere necesariamente de unas matizaciones metodológicas de base, en primer lugar, y después concretar cómo se ha imbricado en este caso con el trabajo de campo tradicional.

Influye el hecho de la gran heterogeneidad del grupo, su amplitud y su acceso a las TIC, creando un fuerte contraste entre aquellos que habitualmente utilizan la red y los que no. Siguiendo a Elisenda Ardèvol, una etnografía virtual permite estudiar las relaciones en línea, no solo como medio de comunicación, sino también como elemento de sociabilidad, de formación de comunidades, intercambio de experiencias, conocimientos y nuevas formas de interacción social Ardèvol, El camino va del terreno, mediante la interacción física con los miembros de la Red, es decir, a la virtualidad se le pone cara y cuerpo, volviendo tras ello a la virtualidad de la distancia.

En el caso del Club de Caza, sus espacios de interacción, foros, chats, blogs, de corte on-line, son un paso que llevan en muchas ocasiones al offline, materializado en los denominados encuentros.

El on-line lleva al offline, y en un proceso de vuelta retorna nuevamente a la virtualidad. Se ponen rostros a los nicks y se personalizan las opiniones, encuentros y desencuentros que se producen en la red, compartiendo jornadas de caza. El portal Club de Caza parte de la idea de crear un punto de encuentro entre cazadores, un lugar donde compartir experiencias, conocimientos, opiniones que tratan sobre caza, a la vez que establecer redes, contactos y amistad entre sus miembros. De las numerosas secciones destacan las interactivas: foros y chat. Morales, La importancia que para la investigación han tenido se debe a la información conseguida y a la interacción que se da entre sus miembros, donde se constatan las distintas concepciones existentes sobre la cinegética, la situación actual de la caza y su comparación con el pasado, las vicisitudes y experiencias personales, las alegrías, decepciones así como compartir conocimientos y también disentir agriamente llegando incluso a la descalificación y el insulto, bajo el parapeto del nick y la identidad virtual.

En este contexto, el investigador ha podido plantear dudas y también expresar opiniones, cuando así lo ha requerido, y establecer una serie de fructíferos contactos que ampliaron la red de informantes. Pero qué papel se adopta en este contexto on-line y en posterior interacción off-line?

De espectador a actor, digamos que ese fue el paso en la relación de la web. Desde el principio, como en ocasiones anteriores, dejé claro mi condición de nocazador y el objetivo que me movía para entrar en su ambiente. En el mundo on-line podría haber suplantado una personalidad de cazador, intentando extraer información a través de esta posición. No hubiera sido, por un lado, ético, ni tampoco efectivo.

Efectivo porque en este marco de interacción todas las dudas, a poco que sepas seguir el hilo de las conversaciones, quedan resueltas. On-line y off-line era aquel que sin ser cazador se interesaba por el estudio de la caza, y que lo hacía, para sorpresa de los cazadores, sin prejuicios ni descalificaciones, al contrario, desde el respeto y la constatación de un fenómeno sociocultural.

De repente me vi convertido en el antropólogo del club, y la etiqueta, a pesar de no ser cómoda, al menos contrastaba con la de periodista o fotógrafo que se me dio en otros contextos. Esta posición me permitió a su vez elaborar una encuesta dentro de sus miembros, a la que hago referencia en varios momentos de la narración. El acceso a Internet en un colectivo como el de cazadores tiene peculiaridades, y esta encuesta, al igual que los encuentros personales, mostró la composición económico-social y el nivel de formación de los miembros.

Hablamos de un grupo con un nivel formativo medio-alto, con un alto porcentaje de universitarios, que contrasta con la idea que se tiene en muchos casos del cazador.


  • Somos Estrellas caídas del Cielo: Somos Estrellas Caídas del Cielo (Armonización y Reconexión de tu ser nº 1)?
  • ?Hola, Cangrejito! (Hello, Crabby!) (Un libro de Cangrejito nº 1)?
  • Para hacer la vida más fácil;
  • Libros para niños: Las juguetes de Frank : (Libros para leer, Textos cortos).
  • Versos Triturados - Volumen 1!
  • Evidentemente, en un colectivo que ronda el millón de personas a nivel nacional, la heterogeneidad provoca estas situaciones. No obstante, podría decirse que hasta cierto punto el trabajo se ha desarrollado sobre una élite cinegética, al menos a nivel sociocultural. Quiere esto decir que el trabajo viene sesgado por este aspecto? Internet, la virtualidad es un campo, pero la necesidad del olor a romero, brezo y tomillo en tu piel, provoca que el teclado y la pantalla cedan paso a las botas y el barro.

    El trabajo de campo ha tenido distintas intensidades y distintas ubicaciones. Una vez que tenemos claro el tipo de aguardo que vamos a realizar, el siguiente paso sería seleccionar el mejor sitio para apostarse. Debe ser un lugar no muy cercano a la zona de disparo, aunque este aspecto depende y mucho de la orografía del lugar.

    Es necesario tener en cuenta otros factores como la dirección viento o la luz de la luna, ya que en noches de luna llena las sombras pueden aportarnos una zona de ocultación perfecta. Como ya es sabido el jabalí es un animal especialmente astuto y muy receloso de sus decisiones. De Wikipedia, la enciclopedia libre.

    Control de autoridades Proyectos Wikimedia Datos: Q Plazo de entrega 1 día en capitales y 2 días en el resto Mensajería Canarias, Ceuta y Melilla: 16? Librería Agrícola Jerez no se responsabiliza de las posibles Librería Agrícola Jerez no se responsabiliza de las posibles demoras sufridas en la entrega de los paquetes por este medio.