CONFUCIO ÉTICA Y GOBIERNO

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF CONFUCIO ÉTICA Y GOBIERNO PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro CONFUCIO ÉTICA Y GOBIERNO. Feliz lectura CONFUCIO ÉTICA Y GOBIERNO Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF CONFUCIO ÉTICA Y GOBIERNO en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF CONFUCIO ÉTICA Y GOBIERNO Pocket Guide.

Articles

  1. Servicios Personalizados
  2. Columna Xindongfang
  3. Confucio: El asesor político perfecto
  4. Los valores compartidos: una reinterpretación política del confucianismo en Singapur
  5. Services on Demand

Consideraba que dicha capacidad de ser benevolente era inherente a cualquier persona. El grado de benevolencia que podía tener una persona se manifestaba en la capacidad de amar y respetar a la familia, demostrando piedad filial. Aquellos que lo lograran eran los que realmente poseían las cualidades del ren.

Por otro lado, el concepto de piedad filial ha trascendido hasta la actualidad y forma parte de las definiciones generalistas que a menudo se hacen sobre la sociedad china. Pero el perseguir la armonía social no es asunto de un solo elemento. Al concepto predominante de la benevolencia humana se unen y complementan varios preceptos morales entre los que se pueden destacar:.

Servicios Personalizados

A partir de estos deberes y reglamentaciones se auspicia una sociedad organizada en forma piramidal en donde las relaciones entre superiores e inferiores y entre iguales deben ser reguladas minuciosamente, tanto en las manifestaciones exteriores como por el rito o la etiqueta. Sólo podría reordenarse una sociedad desordenada, elevando moralmente a sus miembros al nivel de sus primeros predecesores.

Es con este fin que Confucio reimpulsó el culto de los antepasado s, que de por sí siempre fue fuerte en China. El mal gobierno va contra el orden natural y viola el mandato del cielo. Este hecho se puede extrapolar a los distintos status de la sociedad contemplados por Confucio.

Este mandato del cielo ha sido interpretado desde varios puntos de vista. Las dos primeras obras se corresponden a los capítulos 42 y 31 del Li Chi. No es algo pasivo, pues de él vienen los mandatos y acciones, pero no es un dios del tipo judeocristiano. El Señor de lo Alto aparece como una divinidad suprema en los huesos adivinatorios de la dinastía Zhou. Los textos confucianos, al remontarse a épocas de la Antigüedad, lo mencionan a veces.

El culto a los antepasados tiene una gran importancia. Implica la creencia de que las almas de los difuntos pueden beneficiar o castigar a sus descendientes.

Su evolución posterior lo convirtió en un rito cívico simbólico. Sin embargo, ni Confucio ni Mencio hablan de esa forma del culto a los antepasados. Otro elemento de importancia en el confucianismo es el rey o emperador, también llamado el Hijo del Cielo. Él sería quien mediaría entre el Cielo y los hombres. El gobernante chino tiene el mandato y con él la autoridad de celebrar ritos. Para ello, debe autoperfeccionarse mediante la introspección y el estudio. El Li opuesto a Yi significa beneficio, ganancia, lo que supone alejamiento de la generosidad que exige Ren.

Columna Xindongfang

El hombre que practica las anteriores virtudes es un Junzi , un hombre superior. Se opone a Shunin , los plebeyos. Sin embargo, en el confucianismo el término resalta superioridad moral, sin relación al origen social. El Junzi sería educado y justo, la virtud le sería inherente y siempre estaría en el Justo Medio, que indicaba la necesidad de moderación en todo. El confucianismo nos sostiene que hay pocos hombres superiores y que la mayoría la conforman los Xiaoren , literalmente hombrecillos.

Ellos son hombres vulgares que no se elevan a lo mejor de la humanidad. Este punto es importante ya que la burocracia de la China posterior llegó a identificarse mucho con esta idea, dando lugar a gran espíritu de servicio en las buenas épocas. Sin embargo, en los tiempos de decadencia, como pudieron verlo los europeos en el siglo XIX , era mayormente una doctrina seca e hipócrita, muy lejos de los pensamientos del confucianismo. Existe una relación entre los vivos y los muertos.

Los ancestros aparte de dar protección a la prosperidad a nivel tanto de felicidad como con el entorno social, también la dan a nivel económico de la unidad familiar. Los ritos funerarios chinos, forman parte de la tradición folclórica, una tradición oral de dogmas y doctrinas, con un fuerte pasado clerical. Por tanto es sistema religioso chino es una integración de varias religiones tradicionales, de cuyas podemos destacar el Budismo el Taoísmo o el Confucianismo.

Confucio: El asesor político perfecto

Pasos de un rito funerario con entierro Cabe recordar que también existe la posibilidad de la incineración :. Desde la antigüedad, la sociedad tradicional china ha estado marcada por los ritos vinculados al mundo de la muerte y los espíritus. En la fase en que el individuo en cuestión estaba agonizando había tres componentes a tener en cuenta:.

Cuando se acerca la muerte de un anciano, toda la familia debe reunirse. Pueden llegar a viajar largas distancias para reunirse alrededor de la cama del anciano a esperar su muerte. Cuando alguien fallece, en el momento en el que lo hace se procede al lavado de cuerpo. Hay hombres extraordinarios que se retiran del mundo. Algunos se retiran de lugares determinados.

Los valores compartidos: una reinterpretación política del confucianismo en Singapur

Otros se apartan de ciertas apariencias. Otros se apartan de ciertos lugares. La generosidad implica dar en abundancia aquello que le es propio sin esperar recompensa. La diferencia entre el hombre vulgar y el hombre superior estriba en que al carecer de valores le es imposible dar lo que no tiene ni para él mismo.

Services on Demand

Confucio prefiere el estado constituido por lazos de generosidad porque define también a ciudadanos caracterizados por su bondad de corazón y por su esfuerzo constante de ser mejores. Lo debe preocupar el no tener un puesto sino hacerse digno de uno; no puede preocupar el ser desconocido, sino el llegar a tener méritos por los que ser conocido Libro IV, XIV. La piedad filial es el amor y respeto de los hijos hacia sus padres.


  • El libro de las pruebas.
  • Dim Mak – Puntos de presión mortales;
  • El Proceso de la Salvación!
  • Vagabundos de las estribaciones.
  • Confucio y Etica?

Estos estilos de vida son los principios morales que bajo la forma de rituales y costumbres pasan de generación en generación permitiendo la preservación de valores fundamentales de toda cultura y civilización. La identidad de un pueblo, la religiosidad, el valor, la distinción entre lo trascendente y lo efímero son algunas de ellas. Cuando el padre muere, observaremos su conducta. Si durante tres años no se aparta en sus actos del camino trazado por su padre, podremos decir que tiene piedad filial. Libro I, II Libro XII, V, 4. Pero un gobernante virtuoso tiene el poder de vincular el mundo con el cielo haciendo que las leyes del estado correpondan a las de la naturaleza permitiendo que cada ciudadano tenga la posibilidad de una vida próspera.

El hombre superior, ya trate con muchos, pocos, grandes o pequeños, no se atreve a ser irrespetuoso y, por ello, es digno sin ser orgulloso. Exigir sin previo aviso que presenten su trabajo terminado es presión. Libro XX, II. Otro valioso aporte confuciano es el método de transmisión del conocimiento tradicional. Confucio rescata el valor del ritual y la enseñanza a través del ceremonial.

Los rituales cívicos y las ceremonias son formas o procedimientos que expresan una ética sin tiempo, posible de ser repetida de generación en generación de manera que todos tengan acceso al valor cultural original.

Confucio, el pensador que marcó el comportamiento de la sociedad china

Cuando un discípulo aprende un ritual de su maestro asegura la continuidad de valores ancestrales que permiten la perduración de la civilización. El que así se comporta es en verdad un hombre superior. En consecuencia, el hombre superior precisa que los hombres se acomoden a los significados y que los significados se ajusten a los hechos. En las palabras del hombre superior no debe haber nada impropio. Pero la naturaleza no se comporta así, cada microorganismo o cada galaxia tiene regulada su existencia por un preciso ritual.