Contestaciones y Consideraciones Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Contestaciones y Consideraciones Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Contestaciones y Consideraciones Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos. Feliz lectura Contestaciones y Consideraciones Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Contestaciones y Consideraciones Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Contestaciones y Consideraciones Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos Pocket Guide.

Contents

  1. Formulario de búsqueda
  2. Descripción de editorial
  3. Contestaciones y Consideraciones Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos - Bebelplatz Books
  4. Contestaciones y Consideraciones: Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos
  5. Contestaciones y Consideraciones al Pueblo y Congreso Norte-Americanos

Sus rasgos corporativistas y sus conexiones políticas directas con Hitler y Mussolini durante la guerra así lo justificaban en principio.

Gracias a la OEA, Washington podría manejar a América Latina independientemente del control de las Naciones Unidas, donde el poder de veto soviético podía plantear problemas, de modo que tanto el pacto de Río como su Carta se convertirían muy pronto en un simple mecanismo para sostener la doctrina Monroe Puesto que los Estados Unidos controlaban a la mayoría de la OEA gracias a un juego de alianzas y presiones económicas, todo debía salir bien.

Y si no, se reservaban el derecho a intervenir unilateralmente como ya habían hecho antes Pero el caso es que la victoria comunista de en China y la pérdida del monopolio atómico de Occidente vinieron a sumar sus efectos para cambiar el temple con que el conflicto mundial era contemplado desde Washington.

Formulario de búsqueda

Esos Estados Unidos que en pocos años habían conquistado la hegemonía mundial comenzaban a verse a sí mismos como una fortaleza asediada no ya por un peligro de ataque comunista, sino de infiltración. Bajo la administración Eisenhower, el apoyo a las dictaduras anticomunistas iba a ser simple y llanamente elevado a la categoría de política exterior. Pero, apenas iniciada su singladura, algo no cuadraba ya en estos planteamientos un tanto silogísticos.

La cuestión que importa dirimir ahora es pues cómo reaccionó el entorno de Cuadernos y si esta serie de evidencias llegaron a condicionar su discurso o sus posiciones políticas de partida. Las diferencias formales eran grandes, admitía: el adversario fascista y la bandera de combate por la libertad, la democracia y la paz se habían transformado en antiimperialismo y los comunistas no pretendían ya movilizar ideologías, sino todo fermento nacionalista Ni siquiera se exigía aceptar la concepción comunista de una América rapaz, belicosa e imperialista.

Una investigación clara de cómo a los países se les obliga a permanecer reducidos en todos los órdenes de la relación social, atados por la red de la Royal Dutch, Ford, Standard Oil, etc. O puede también que los colaboradores de Cuadernos considerasen un agravio comparativo la equiparación del imperialismo soviético a cualquier tipo de neodependencia económica. La Conferencia de la OEA celebrada en marzo de en el Caracas de Pérez Jiménez es de hecho un punto de inflexión que puede servirnos para ilustrar el alcance de este cambio.

Descripción de editorial

Durante medio siglo se atendió casi solamente a la lucha global. La nueva versión que Foster Dulles había venido a defender en persona suprimía en efecto del texto original toda alusión o crítica a los totalitarismos diferentes del soviético. Guatemala votó en contra; Méjico y Argentina se abstuvieron, y, Uruguay la aprobó sin entusiasmo alguno.

La cuestión era cómo hacerlo sin flaquear en la defensa del mundo libre o dar argumentos al totalitarismo comunista. No en vano, la Unión Panamericana se define claramente como una unión de democracias para vivir a la sombra de la libertad y al amparo de los derechos humanos.

Lo cierto es que las observaciones de Mann no revestían ninguna novedad. Una cosa era, en efecto, deplorar el apoyo norteamericano a las dictaduras manteniendo sus distancias con el coro antiimperialista. Otra muy distinta, eludir un toma de posición clara a favor o en contra del derrocamiento del gobierno guatemalteco con apoyo de la CIA. La entrega de las tierras no cultivadas a los indígenas provocó la diversificación de los cultivos y permitió su propia alimentación, a la vez que los hacía participar en el sistema político por primera vez en cuatrocientos años.

Pero eso no era todo, porque las reformas amenazaban también con romper el monopolio de los transportes y de la energía eléctrica, propiedad en Guatemala de la United Fruit.

Al no haber conseguido provocar una acción conjunta de la OEA, ésta era la mejor solución que se había encontrado para no presentar el caso como una intervención unilateral norteamericana. Este artículo parece representar, junto al informe sometido por el mismo Gorkin a la central parisina, la línea oficial de la revista: en Guatemala se había aplicado simplemente la reciente resolución de Caracas con objeto de liquidar el primer foco de infiltración comunista en el continente.

Pero los paralelos con la experiencia española no se limitaban a eso, ni mucho menos. Para su conquista se sirven siempre de un programa y de unas consignas que se apresuran a traicionar una vez en él. Esta suposición no dejaría de ser totalmente incoherente con las reticencias señaladas por Gorkin. Si el triunfo del anticomunismo hubiera de conducir a una nueva dictadura caudillista, al sistema semifeudal de antes de , al predominio del capital extranjero y al mantenimiento de las masas en su condición de miseria y de ignorancia, el triunfador sería el comunismo.

Tenemos un mundo que defender. Eso no quiere decir que los colaboradores de Cuadernos abdicaran de su independencia crítica. Al contrario. La dirección y los colaboradores gozamos en ella de absoluta libertad. La responsabilidad de esta formulación correspondía exclusivamente a Prieto, pero las palabras que citaba para ilustrarla eran de un Rómulo Gallegos que apenas disimulaba ya sus reproches a los Estados Unidos:. De ahí que no les prestemos oídos.

Services on Demand

Simplemente, con el tiempo, este supuesto error de diagnóstico no sólo no iba a ser enmendado por la administración Eisenhower, sino que seguiría agravando el estado del enfermo hasta un punto crítico. Si el tono de los intelectuales del CLC se había ido tornando el de un socio decepcionado es porque, a partir de , había quedado ya definitivamente claro que la democracia latinoamericana poco tenía que esperar de una entente cordiale con los Estados Unidos.

No ya porque, como si de un relato borgiano se tratara, fuera la mismísima CIA la que pagase su difusión. Sino porque con esta reducción al absurdo del problema hemisférico, se llegaba de alguna manera a la cuadratura del círculo: el espíritu crítico como liberalismo críptico.

Contestaciones y Consideraciones Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos - Bebelplatz Books

Y, sin espíritu anti-norteamericano, les ha dicho algunas verdades a los norteamericanos. Sólo en la Nicaragua de Somoza fueron Nixon y su señora bien recibidos. En el resto de los países les esperaba una serie de demostraciones antiamericanas que alcanzarían su cima en Caracas, donde los manifestantes apedrearon el cortejo oficial del vicepresidente y trataron luego de sacarlo arrastras de su auto.


  1. Descripción de editorial!
  2. Account Options.
  3. Página 2 - Tienda eBooks - todos los eBooks | cars.cleantechnica.com!
  4. Contestaciones y Consideraciones: Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos - eBook - cars.cleantechnica.com.
  5. Congreso de Oriente - Wikipedia, la enciclopedia libre!
  6. Servicios Personalizados?

Vista la violencia de la reacción popular, Eisenhower ordenó a varias unidades de paracaidistas y marines que se preparasen para un rescate. Wallace, hacía apenas dieciséis años. Semejante cambio de actitud en tan corto lapso de tiempo no podía menos de provocar un franco cuestionamiento político por parte de los Estados Unidos. De entrada, la repulsa frente a las violencias desatadas por el representante de Eisenhower aparece clara y firmemente formulada. O por lo menos eso era lo que cabía esperar de la actitud del vicepresidente Nixon, cuya primera reacción indignada se había ido transformando poco a poco en deseo de comprender… y rectificar.

El resto era una cuestión de estilo que cada cual resolvía a su manera: Arciniegas prefería dar a la autocrítica norteamericana una salida honorable haciendo gala de una indulgencia a todas luces excesiva…. No tiene ahora el presidente en Washington sino repasar la historia de los gestos de su administración frente a los dictadores, para ver que fueron equivocados… seguramente sin saberlo. A las dictaduras tambaleantes les han llegado siempre refuerzos que se llaman providenciales, y a las democracias que tratan de buscar la tierra firme se las entrega a los azares del destino.

Necesidad de estabilizar los precios, de frenar la inflación, de invertir en industrialización e infraestructuras… Necesidad de una verdadera política de apoyo a las libertades, de desarrollo económico y de solidaridad interamericana. Este era el mensaje del citado manifiesto y de cada uno de los estudios nacionales, siempre atentos a las reclamaciones sobre los precios de las materias primas y la falta de capitales que las economías del sur venían formulando desde hacía tanto tiempo.

En otras palabras, Washington estableció el mercado a su favor no una sino dos veces, de manera que no sólo los dólares latinoamericanos valían cada día menos en unos países que importaban esencialmente de su vecino del norte, sino que, como cada país exportaba a menudo un solo producto 96 , una pequeña fluctuación en el precio de las materias primas podía tener consecuencias catastróficas. Al ser los Estados Unidos el principal comprador, no es de extrañar que, cada vez que el precio del café, estaño o cobre bajaban, el antiamericanismo aumentara.

Los fondos del Export-Import Bank trasladados a Europa eran tan importantes y la competencia por los del Banco Mundial tan dura, que las naciones latinoamericanas debieron recurrir a la banca privada para cubrir sus necesidades. Los países con déficit alimenticio, que carecían de materias primas variadas, sin industria pesada ni reservas monetarias, no podían ir a la libre empresa sin deformar su economía o reforzar la distorsión social que desembocaba en mayor riqueza para los ricos y mayor pobreza para los pobres. No para crear conflictos ni para abrir resquicios en el bloque regional.

Su lógico y explicable anhelo es consolidar un panamericanismo en la democracia y en la equidad.

Contestaciones y Consideraciones: Al Pueblo y Congreso Norte-Americanos

Pero es también verdad que nosotros estamos en el derecho de conseguirlos como mejor nos convenga y donde nos parezca. Una de esas condiciones se refiere a la preservación de la democracia; a la preservación de nuestra soberanía externa e interna. Sin embargo, añadía ahora el articulista, por mucho que se mantuviera el prurito de marcar la diferencia con la consigna instrumentalizada por los comunistas. Dicho y elevado en el acto a la categoría de programa político:. Y Cuadernos insistía en que dichos retos deberían ser abrazados como una necesaria ambición. Hubo pequeños caseríos en los Andes que se arruinaron por la crisis de Wall Street.

Pero vendían su ganado a cinco pesos, como consecuencia de la crisis de Wall Street.

Contestaciones y Consideraciones al Pueblo y Congreso Norte-Americanos

Si existe, el Plan Marshall no es una obra de caridad, sino una obra de inteligencia y una obra de previsión. Eisenhower había empezado su segundo período presidencial en un escenario de postguerra y lo iba a terminar, cuatro años después, en otro completamente diferente. Los primeros signos de los nuevos tiempos habían surgido entre y , con las fisuras en el bloque comunista levantamientos de Polonia y Hungría, creciente distanciamiento sino-soviético El bloque capitalista, por su parte, tampoco había sido preservado. América Latina era sin lugar a dudas la principal de todas ellas.

Y es que, de creer el informe de firmado por Thomas Mann, no era para menos. Incluso cuando John F. Después de todo lo dicho, resulta evidente que no.


  1. Los hermanos Taskill. Jessie. La cortesana de Dundee?
  2. Barack Obama.
  3. Lo + Visto.
  4. Why did this block occur?;
  5. Filtra los resultados!
  6. RELATOS DE SANGRE Y MUERTE VOLUMEN I.

Y a nosotros, entiéndase bien, lo que nos interesa es nuestra autonomía y nuestro progreso material y espiritual. Ahora bien, para obtener ese progreso necesitamos libertad efectiva, democracia auténtica, mejor trato económico, homogeneidad entre la palabra y la acción.