Crónicas Inconclusas: Obsequio: Obras Completas Tomo II Poesía -Rubén Darío

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Crónicas Inconclusas: Obsequio: Obras Completas Tomo II Poesía -Rubén Darío PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Crónicas Inconclusas: Obsequio: Obras Completas Tomo II Poesía -Rubén Darío. Feliz lectura Crónicas Inconclusas: Obsequio: Obras Completas Tomo II Poesía -Rubén Darío Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Crónicas Inconclusas: Obsequio: Obras Completas Tomo II Poesía -Rubén Darío en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Crónicas Inconclusas: Obsequio: Obras Completas Tomo II Poesía -Rubén Darío Pocket Guide.

Contents

  1. Una Historia de Entre Ríos diferente
  2. Archivo Artigas Completo

Todos demandan por Mió Cid el Campeador. Martin Antolinez con ellos cogió. Mío Cid el Campeador tornóse a sonrisar. Lléganle todos; la mano 1' van besar.

Los seis dias de plazo ya pasados los han: Tres han por trocir, sepades que non mas. Mandó el rey a Mío Cid aguardar, Que si después del plazo en su tierra lo tomase, Por oro nin por plata non podrie escapar. El dia es exido, la noch' querie entrar. Pasando va la noche e viniendo la man. Ellos, mediados gallos, piensan de ensellar. Tañen a matines a una priesa tan grand. Mío Cid e su mugier a la eglesia van. Señor espiritual, Salieron de la eglesia, ya quieren cavalgar. El Cid a Doña Ximena íbala abrazar. Doña Ximena al Cid la mano 1' va a besar, Llorando de los ojos, que non sabe que se far.

Llorando de los ojos, que non viestes atal, Así s' parten unos d' otros, como la uña de la carne.

Una Historia de Entre Ríos diferente

Mío Cid con los sos vasallos pensó de cavalgar: A todos esperando, la cabeza tornando va. A tan grand sabor fabló Minaya Alvar Fañez. Cerca viene el plazo, por el reyno quitar. Vino Mío Cid yacer a Espinar de Can. Otro día de mañana, piensan de cavalgar. Grandes gentes se 1' acogen esa noch' de todas partes. Ixiéndos' va de tierra el Campeador leal. Pasó por Alcobiella que de Castiella fin es ya. La calzada de Quinea íbala trespasar.

Sobre Navas de Palos el Duero va pasar. A la Figueruela Mío Cid iba posar. Hi se echaba Mió Cid después que cenado fué. Un sueño V priso dulce, tan bien se adurmió. Mucho era pagado del sueño que soñó. Otro dia mañana piensan de cavalgar: Es dia de plazo; sepades que non mas.

A la tierra de Miedos ellos iban posar. Aun era de dia, non era puesto el sol; Mandó veer sus gentes Mió Cid el Campeador.

Sin las peonadas e omes valientes que son, Notó trecientas lanzas, que todas tienen pendones. En medio de una montaña maravillosa e grand, Fizo Mío Cid posar, e cebada dar. Díxoles a todos, como querie trasnochar.

Domingo Faustino Sarmiento

Vasallos tan buenos por corazón lo han: Mandado de so señor todo lo han a far. Antes que anochcsca, piensan de cavalgar. Andidieron de noche, que vagar non se dan. Dicen a Castejon, el que es sobre Penares, Mió Cid se echó en celada con aquellos que él trao. Ya quiebran los albores e vinie la mañana.

Ixie el sol; Dios, qué fermoso apuntaba! En Castejon todos se levantaban; Abren las puertas; defuera salto dan, Por ver sus labores e todas sus heredades.

Todos son exidos; las puertas han dexadas. Con pocas de gentes que en Castejon fincaban. Las gentes de fuera todas son derramadas. El Campeador salió de la celada; Corrie a Castejon sin falla. Moros e moras avíenlos de ganancia, E esos ganados, quantos en derredor andan. Mío Cid Don Rodrigo a la puerta adeliñaba. Los que la tienen, quando vieron la rebata, Ovieron miedo, e fué desemparada. En mano tenie desnuda la espada. Once moros mataba de los que alcanzaba. Ganó a Castejon, e el oro, e la plata.

Sos cavalleros llegan con toda la ganancia: Déxanla a Mió Cid; todo esto non precian nada. Afévos los docientos, hi en el algara, Sines dubda corrien; grandes averes ganaban. Tanto traen las grandes ganancias: Muchos ganados de ovejas e de vacas, E de ropas, e de otras riquezas largas. Derecha viene la seña de Minaya. Non osa ninguno dar salto a la zaga. Con aqueste aver tórnanse esa compaña. Félos en Castejon, ó el Campeador estaba.

El castiello dexó en so poder, el Campeador cavalga. Saliólos recebir con esta su mesnada. Los brazos abiertos, recibe a Minaya. Campeador contado. Estas ganancias allí eran juntadas. Mandó partir todas estas ganancias; Sos quiñoneros que ge las diesen por carta.

Archivo Artigas Completo

Sos cavalleros hi han arribanza. A cada uno dellos caen cien marcos de plata. E a los peones la meatad sin falla. Toda la quinta a Mió Cid fincaba. Aquí non lo puede vender, nin dar en presentaya. Nin cativos nin cativas non quiso en su compaña.


  • .
  • .
  • El evangelio y las redes sociales: Cómo comunicar el mensaje de Dios en la web.
  • Mejor acudir con la cabeza rubia,.

Asmaron los moros tres mil marcos de plata. Plógo a Mió Cid d' aquesta presentaya. A tercer día dados fueron sin falla. Asmó Mío Cid con toda su compaña, Que en el castiello non hi avrie morada, 5J5. E que serie retenedor, mas non hi avrie agua. Del castiello que prisieron todos ricos se parten. Vanse Penares arriba, quanto pueden andar.

Trocen las Alearías, e iban adelant. Por las cuevas d' Anquita ellos pasando van. Por esas tierras ayuso quanto pueden andar. Entre Fariza e Cetina Mío Cid iba alvergar. Grandes son las ganancias que priso por do va. Non lo saben los moros el hardiment que han. Otro dia movióse Mió Cid, el de Bivar, E pasó a Alfama, la Foz ayuso va. Acerca corre Salón; agua no 1' pueden vedar. Mió Cid Don Rodrigo Alcocer cuida ganar. Bien puebla el otero; firme prende las posadas; Los unos contra la tierra, e los otros contra 1' agua.

El buen Campeador, que en buen ora cínxo espada. Derredor del otero, bien cerca del agua, A todos sos varones mandó facer careaba, Que de dia nin de noch' non les diesen arrebata; Que sopiesen que Mió Cid allí avie fincanza. Por todas esas tierras iban los mandados.

Que el Campeador Mió Cid allí avie poblado. Venido es a moros, exido es de cristianos. En la su vecindad non se troven ganar tanto. Aguardando se va Mió Cid con todos sus vasallos. El castiello de Alcocer en paria va entrando.