Diseño institucional de las entidades de fiscalización superior de América Latina

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Diseño institucional de las entidades de fiscalización superior de América Latina PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Diseño institucional de las entidades de fiscalización superior de América Latina. Feliz lectura Diseño institucional de las entidades de fiscalización superior de América Latina Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Diseño institucional de las entidades de fiscalización superior de América Latina en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Diseño institucional de las entidades de fiscalización superior de América Latina Pocket Guide.

Contents

  1. Biblioteca | Iniciativa TPA

Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Esta reforma al artículo Constitucional dio pauta para la constitución de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en sustitución de la Asamblea de Representantes. También, con esa reforma se estableció la elección directa, mediante el voto libre y secreto, del Jefe de Gobierno. En se llevaron a cabo elecciones donde los habitantes del Distrito Federal eligieron, por primera vez, al Jefe de Gobierno por un periodo de tres años y a los legisladores que habrían de ocupar escaños en la Asamblea Legislativa Larrosa y Guerra, Si bien es cierto que los orígenes de la Auditoría Superior de la Ciudad de México, como entidad de fiscalización superior local y dependiente de la Asamblea Legislativa son demasiado recientes, pues la primera Ley que la regula como órgano independiente de la federación data de y el inicio de sus labores comienza al año siguiente, los procesos de fiscalización superior y de rendición de cuentas en la Ciudad así como los orígenes de la institución equivalente y de su concepto son bastante remotos.

También es, al mismo tiempo, un estado en que se encuentra un sistema político o alguno de sus subsistemas, de contar con el diseño institucional idóneo para hacer responsables de sus acciones a sus funcionarios y de proporcionar mecanismos e instrumentos para responsabilizar a los mismos desde el espacio ciudadano. Tampoco consideramos que o sean los momentos fundacionales de la rendición de las cuentas del Rey pues existen incluso algunos documentos históricos donde este término se usa desde el año al D.

Sólo tomamos el año de como punto de partida porque las Ordenanzas dadas a la Contaduría Mayor de Cuentas del Rey de Castilla y León, Juan II, constituyen el primer documento dedicado a una entidad de fiscalización superior, en su equivalencia moderna y a la rendición de las cuentas como función de fiscalización de un no naciente Estado, España. La figura del primer contador o Magister Racionalis fue institucionalizada en por Pedro el Grande Sindicatura de Comtes de Catalunya, Tal y como lo menciona el Sr. El resto, es historia, y no nos interesa para nuestro fines, salvo, digamos, cuatro o cinco momentos claves en la historia de la fiscalización de habla hispana que nos hacen referencia a los elementos constitutivos o propiedades conceptuales de la rendición de cuentas, por cierto muy simétricos con el concepto de accountability.

Entre ellos destacamos: a Las ordenanzas dadas a la misma Contaduría por los Sres. Reyes Católicos el 9 de enero de ; b La Cédula de por su majestad S. Es decir, se introducen mecanismos de control sobre los funcionarios de la Hacienda de los reyes católicos y de sus reinos. Se otorga a los Contadores Mayores de Cuentas la responsabilidad de revisarlas, las tomadas y fenecidas, así como determinar y juzgar los alcances de las cuentas.

Del extracto anterior, se deduce que las ordenanzas de los reyes católicos, sobre todo iban dirigidas a los funcionarios de su fallecido hermano, el Rey Henrique, debían recibir, brindar todas las facilidades, documentos, información y razonabilidad de sus cuentas, a los contadores mayores del Rey y de sus Lugares Tenientes, pues ellos eran emisarios directos de los reyes al amparo de sello real y que en caso de obstaculizar dicha función serían sujetos de sanción con diez mil maravedís.

Aquí, de la Cédula de S. Esta herencia llega al nuevo mundo a través de las Cedulas de y todavía bajo el auspicio y propiedad del Rey. Political accountability o rendición de cuentas política, como le llamamos en el mundo de habla castellana, ambos constituyen términos que son usados como sinónimos, con características o elementos constitutivos equivalentes, y que como acabamos de ver, sí son muy simétricos pero tienen en su haber un origen y una historia diferente.

Existen también otras palabras o conceptos que son utilizados frecuentemente para designar el mismo fenómeno, es decir, para obligar a los representantes políticos a ser responsables de sus actos, contestar preguntas incómodas, rendir informes o comparecencias y de someterse a sanciones en caso contrario, a ellos nos referimos usualmente como fiscalización, auditoría, transparencia, control del poder o vigilancia.

Si bien todos ellos, incluyendo accountability, en sus diferentes acepciones y dimensiones, y rendición de cuentas como concepto paralelo tienen el mismo fin, sus medios y elementos constitutivos pueden variar entre sí. Pero vayamos al grano, el poder político no hace referencia al poder de la naturaleza ni al poder de los seres humanos sobre la naturaleza, este es de hecho un poder de tipo intelectual que se refiere al poder que poseemos los seres humanos para dominar o manipular las leyes de la naturaleza, sino al poder del hombre sobre el hombre y sobre sus creaciones, que en este caso específico se trata del Estado y de sus instituciones Bobbio, En otras palabras, el poder político se define como la capacidad de obrar o la capacidad del hombre de modificar la conducta de otros hombres e influir en el Estado y sus instituciones, ya sean administrativas, legislativas o judiciales.

Y puesto que el Estado y sus instituciones conllevan en sí mismos un gran poder o una gran capacidad para influir sobre los seres humanos es por ello que sobran razones para delimitarlo, acotarlo o vigilarlo. Desde hace siglos se viene alertando, sin resolverse por supuesto, del gran peligro que conlleva no delimitar o acotar el poder que poseen aquellos ciudadanos que acceden a las instancias del Estado. El mecanismo aquí descrito para hacer valer la representación política en favor del gobernado es la elección. Por ello se le denomina dimensión vertical electoral porque opera mediante el voto ciudadano y va de abajo hacia arriba.

A esta dimensión pertenecen todas las entidades de fiscalización superior y se les denominan agencias asignadas.


  • Universidad y calidad en América Latina en perspectiva comparada: Interrogantes y desafíos.
  • Albondiga / Meatball: Cómo encontramos a nuestro mejor amigo / How we found our best friend!
  • El Estado y la Revolución!
  • !
  • Del fascismo al populismo en la historia?
  • Magia Blanca (Novelas del Tarot nº 3).

Como bien intuimos, a esta dimensión pertenecen todas las entidades de fiscalización superior y constituyen una especie de agencia horizontal asignada. Aquí entran diversos ejemplos que van desde el activismo realizado por una organización para impulsar mecanismos de protección ambiental, derechos humanos, promoción de la transparencia y el acceso a la información e incluso hasta provocar el cumplimiento de una promesa de campaña.

Por ejemplo, en el caso de las desapariciones forzadas, los gobiernos extranjeros, uniones entre países y organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, la OEA y la Unión Europea, pueden ejercer presiones para resolver los casos o llevar a los 20 Omitimos presentar un ejemplo o un estudio en particular ya que la rendición de cuentas societal conlleva cientos de miles de ejemplos desde los cuales el politólogo puede observar los procesos de rendición de cuentas que fluyen de la sociedad hacia el Estado y que en consecuencia activan los mecanismos de rendición de cuentas horizontal.

Esto en un contexto claramente nacional.

La información se produce de diversas formas, pero en esencia esta es obligada, es decir, no es una concesión o un favor del representante político rendir un informe a un ciudadano o una institución del Estado, esta debe ser legal e instituida en el marco jurídico de cualquier sociedad. ORG o Aministía.

Para ello, es necesario contar con un andamiaje institucional fuerte y confiable, y hasta cierto punto con cierta cultura política de la legalidad, para ejercer dichas sanciones en caso de ser comprobadas. Las sanciones, por lo general, no vienen en seco, es decir, muchas veces las sanciones de las entidades de fiscalización superior o de los órganos de control interno constituyen una macana política, un medio de imponer la disciplina o la venganza. La fiscalización, en su acepción meramente contable, se refiere al proceso que comprende un conjunto de tareas que tienen por finalidad instar a los contribuyentes a cumplir su obligación tributaria; cautelando el correcto, íntegro y oportuno pago de los impuestos.

Por lo tanto, la fiscalización es todo lo que se hace durante el proceso de pago de impuestos, en tanto la auditoría es el medio, la inspección o la verificación de la contabilidad de una agencia o entidad, realizada por un auditor con el fin de comprobar si sus cuentas reflejan el patrimonio, la situación financiera y los resultados obtenidos por dicha empresa, agencia o entidad en un determinado ejercicio SAT, En esta sección mostraremos los mecanismos propuestos para el fortalecimiento institucional de las Entidades de Fiscalización Superior y un comparativo en tres tiempos de los avances que ha tenido la Auditoría Superior de la Ciudad de México.

Aquí, cabe destacar dos aclaraciones. Y 2 Que el comparativo en tres tiempos toma en cuenta los inicios de una fiscalización independiente que en su momento, , no contaba con la fortaleza necesaria para convertirse en una institución sólida, producto de la experiencia y de la renovación que sólo lo da la continua renovación de la legislatura y del empuje ciudadano, por lo tanto, resulta natural encontrar ambigüedades en una legislación que no nos permiten concluir que cuentan con un mecanismo determinado. En segundo lugar, el autor nos ofrece otra sugerencia para la protección del contralor general, que es el establecimiento de un mínimo de seis años para permanecer en el puesto, en el caso de la GAO, el contralor dura 15 años en su puesto, lo que lo vuelve casi inmune ante los cambios del Ejecutivo que se dan cada cuatro años en la Unión Americana.

Tabla 4. La mayoría de los recursos se gastan en realidad en la investigación y en la evaluación de los programas aprobados por el congreso. En el caso de las pre-auditorías, significa simplemente efectuar auditorias y visitas antes de que concluyan los reportes de las entidades a fiscalizar. La mayoría de los gastos deben ser preaprobados por el contralor general antes de que el cheque pueda ser expedido este es conocido como pre-auditoría. Otra dificultad que puede obstaculizar una efectiva función de fiscalización es la inexistencia de sanciones efectivas para aquellos titulares de agencias que no reporten toda la información requerida por la EFS.

De acuerdo con Luís Carlos Ugalde Debido a que la anterior CMH carecía de personalidad legal para sancionar directamente a los responsables, ésta tenía que acudir directamente ante las autoridades competentes para promover el fincamiento de sanciones. De esa forma, el proceso pasa a ser responsabilidad del Poder Ejecutivo y puede durar varios años en ser completado.

Aquí se puede observar claramente que las facultades que debía tener la anterior Contaduría Mayor de Hacienda del Distrito Federal no estaban explícitas y definidas. Sin embargo, para el , dichas facultades adquieren un nuevo matiz que nos permite otorgar una puntuación con mayor seguridad. Para el el artículo 28 y el 55 de la Ley de Fiscalización Superior nos despejan ya cualquier duda.

Y Artículo El siguiente punto contempla tres enfoques distintos y que sí cumplen con el requisito recomendado por la INTOSAI, este es, que: a la EFS esté facultada para exigir documentación, b que el sujeto fiscalizado esté obligado a rendir la información solicitada y c que existan sanciones por negarse a proporcionar información.

En consecuencia, los siguientes artículos nos muestran las tres condiciones: A Artículo B Artículo 9. C Artículo Con respecto a obligatoriedad de los órganos de control interno de las agencias del Ejecutivo, y por consecuencia con la Contraloría General del Distrito Federal, para coordinarse y apoyar las labores de fiscalización que realiza la Auditoría, ésta se encuentra incorporada desde el año La Auditoría Superior, en contra de cualquier persona física o moral distinta a los supuestos contemplados en las fracciones anteriores, cuando en el proceso de auditoría se determine su posible responsabilidad.

En el primer punto, el IPI considera que esté legislado que la EFS cuente con un equipo de staff profesionalizado y de tiempo completo, así como apoyos suficientes para equipo y mobiliaria, por supuesto, una cosa es que lo diga la ley y otra es que se cumpla o se mida si es suficiente o no, pero el hecho de que se ampare a la EFS obligando legalmente al Estado a que proporcione dichos insumos es vital para una fiscalización efectiva. Simplemente ninguna EFS cuenta con la capacidad para auditar a todo el universo de acción por sí mismo.

El otro punto que también es necesario dentro de la esfera de la nueva fiscalización es la posibilidad de contar con equipos multidisciplinarios, claro, esto sólo puede justificarse si se realizan las auditorias de desempeño, que constituye el nuevo enfoque de revisión de la Auditoria Superior de la Federación. Esta actividad, al igual que las otras, puede ser desarrollada por el propio órgano fiscalizador o por auditores externos, los cuales en este caso, también deben integrar equipos multidisciplinarios dependiendo de las características del ente o programa gubernamental a auditar.

Es decir, las alusiones a sus recursos son bastante escasas y poco definidas, salvo la que corresponde al otorgamiento de recursos para el ejercicio normal de sus funciones. En otras palabras, se garantiza en la legislación un presupuesto definido, aunque nos parezca insuficiente para auditar al universo total de agencias ejecutivas, legislativas y judiciales, y una estructura permanente con un organigrama bien definido.

También en el artículo 51 se puede sobreentender que se contempla un presupuesto extra para operar y desarrollar el servicio profesional fiscalizador. Si bien no existe un capítulo exclusivo que defina o integre las funciones del Servicio Profesional la legislación local contempla que sí existe un servicio profesional fiscalizador y contempla recursos para ello.

Biblioteca | Iniciativa TPA

Vigilar al vigilante o el auditor auditado, de eso trata el principio de la recursividad. Al respecto, el Index of Public Integrity recomienda, en su apartado sobre las auditorías, que la entidad fiscalizadora emita reportes de su desempeño a la legislatura o alguna agencia dentro de la legislatura, por ejemplo a la Comisión de Vigilancia. Las llamadas obligaciones de transparencia que se refieren sobre todo a la información vinculada con el marco general de actuación de una agencia de gobierno que debe estar disponible en internet.

Así la diferencia plenamente establecida, podría todavía argumentarse que si la información se encuentra disponible en internet es suficiente para decir que existe transparencia, pero esto no es así. Mecanismos de Recursividad de las EFS. Fracción VIII. Con respecto a las condiciones de transparencia, la Auditoría Superior cuenta con un portal propio, que sin embargo todavía conserva el anterior nombre y dominio de Contaduría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Esta a su vez cuenta con un portal de acceso a la información directamente vinculado con los institutos de transparencia. Por fortuna, si contempla una estructura para la transparencia que conlleve la normatividad en transparencia, formas de contacto, guía de seguimiento para acceder a la información de la institución y solicitudes de acceso a la información, quedan excluidas las remuneraciones de los servidores de la misma Auditoría.

Comenzamos con que, si bien la vida de la Auditoría Superior de la Ciudad de México es bastante incipiente, casi diríamos en una edad infantil. Su institución equivalente y las funciones de rendición de cuentas y de fiscalización son bastante maduras. La historia de la Entidades de Fiscalización Superior, en sus versiones catalanas, navarras, aragonesas y principalmente castizas, en sus denominaciones de tribunales de cuentas o contadurías mayores o de cuentas, tienen una duración aproximada de ochocientos años, mismos años que tiene a su vez, el concepto, objeto principal y secundario de nuestro estudio, esto es de la rendición de cuentas.

No así, su concepto par de accountability, un concepto ya moldeado por la modernidad, por la democracia occidental y la contemporaneidad tal y como nos ha llegado desde el siglo pasado. Pues desde comienzos de los años ochenta y todos los noventa, es cuando surgen innumerables estudios sobre este concepto en su versión política y de su intrínseca condición para la democracia. Por consecuencia, el concepto de rendición de cuentas resurge con el mismo vigor a partir de su discusión en la literatura de habla inglesa y abandona su marginalidad a la par de las transiciones de la democracia en los países de América Latina.

Es por ello que observamos un mayor fortalecimiento de la Auditoría Superior de la Ciudad de México en el aseguramiento de sus recursos, fortaleza y capacidad de su estructura, facultades e incluso de sus propios mecanismos de control, es decir, su fortalecimiento es producto, por un lado, de las transiciones a la democracia en México y en América Latina, y por el otro, de la vigencia y atención, tanto a las entidades de fiscalización como a la rendición de cuentas como un elemento consustancial e indispensable para la democracia.

Bibliografía Asamblea Legislativa del Distrito Federal Ley de Fiscalización Superior de la Ciudad de México. Asamblea Legislativa del Distrito Federal México DF.

Auditoría Superior de la Ciudad de México Historia, [en línea]. Auditoría Superior de la Federación Informes y publicaciones, [en línea]. México DF: Autor. Bobbio, N.

Diccionario de Política. Democracy, Accountability and Representation. Cambridge: Cambridge University press.