El médico frívolo del campo: Pasión dedicada en la sala de tratamiento

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF El médico frívolo del campo: Pasión dedicada en la sala de tratamiento PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro El médico frívolo del campo: Pasión dedicada en la sala de tratamiento. Feliz lectura El médico frívolo del campo: Pasión dedicada en la sala de tratamiento Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF El médico frívolo del campo: Pasión dedicada en la sala de tratamiento en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF El médico frívolo del campo: Pasión dedicada en la sala de tratamiento Pocket Guide.

Contents

  1. PDF gratis El médico frívolo del campo: pasión dedicada en la sala de tratamiento descargar
  2. El médico frívolo del campo: pasión dedicada en la sala de tratamiento epub descargar
  3. Como vender mas en su tienda de autor J. Garrido descargar epub

PDF gratis El médico frívolo del campo: pasión dedicada en la sala de tratamiento descargar

Nada de eso. Es un mega-artículo gigantesco sobre una mega-obra gigantesca , y es un artículo que me ha llevado mucho tiempo, primero decidirme a escribirlo, después preparar la documentación, buscar los vídeos, etc, y, finalmente, escribirlo. Mucho, pero que mucho tiempo. Y… no sé si va a tener mucho éxito. Lo sé.

Lo siento, pero es así. Porque la obra de hoy es una obra monumental de monumento. Monumental en todos los sentidos, incluido el de su duración: unas tres horas y cuarto. Empiezo otra vez:. Sé, en una palabra, que muy pocos de vosotros, queridos lectores, si es que hay alguno, oiréis la obra completa.

Y sí, el tema de la obra es ligeramente agobiante. Y efectivamente, es un oficio religioso, qué duda cabe. Os entiendo: cualquiera que haya leído hasta aquí huiría de inmediato a buscar algo de Led Zeppelin o de Ana Belén o de La Oreja de van Gogh o de quien le pete, si es que no se han fugado ya, pensando: Seguro que esta obra es un rollo. Todo eso es cierto. Varias veces. Sin duda alguna. En fin, no puedo expresarlo con palabras. Lo que es seguro es que se estrenó en , cuando era Maestro Cantor de la Thomaskirche de Leipzig, [ 5 ] para representarse en los oficios del Viernes Santo.

Como el tema del oficio es el que es, cualquier cosa menos mundano, alegre o simplemente neutro, se requería que el acompañamiento musical o coral tuviera las connotaciones de emotividad, exaltación de la religiosidad y acompañamiento en el dolor que la ocasión requiere. Es una obra magna, sin discusión.

En fin. El resto de textos existentes se descartaron y forman los llamados Evangelios apócrifos.

El médico frívolo del campo: pasión dedicada en la sala de tratamiento epub descargar

Así que, de las cuatro posibles, [ 7 ] nos quedan dos Pasiones que, con toda certeza, son suyas, y retazos de la tercera. Sí, habéis leído bien.

Tratamiento con barro - Medicina Térmica

No para orquesta grandota y coro grandote, ni para ocho solistas, no. Para dos orquestas diferentes , cada una de ellas con la misma plantilla, y para dos coros diferentes, con sus cuatro solistas diferentes cada una. Entre ellos se debían ventilar las arias, los ariosos, las corales, las intervenciones de la turba, los himnos, etc. Por otra parte, las mujeres no cantaban en la época, ni mucho menos en la iglesia. Así que el papel de soprano lo haría un niño cantor y el de contralto, un contratenor o un falsetista, o un castrato , como decían en Italia, por mucho que el cantante conservara intactos sus atributos viriles.

El resultado es… curioso; no suena mal, aunque resulta un poco pobre, sobre todo en las grandes corales, a las que les falta profundidad derivada de la falta de voces. En una infame versión que tuve la desgracia de empezar a oír en Semana Santa de , no estaba el coro de niños, y su parte directamente no la cantaba nadie, siendo el órgano positivo quien tomaba su lugar. Eh, no, lo que en realidad tomaba era el pelo. Entre eso y la velocidad supersónica a la que el nefasto director, cuyo nombre no diré para que no me acusen de calumnia, hizo tocar a la orquesta y cantar al coro, el resultado fue un desastre como el de Annual.

Esto quiere decir que el mismo bajo canta las partes asignadas al Bajo I y al Bajo II, y la contralto lo mismo, etc. Se usan coros mixtos en lugar de ocho magros y atareados solistas. Y un coro de niños. Pero, claro, es que nadie sabía cómo se interpretaba semejante cosa en la época de Bach.

Ochenta años sin representarse, sin tradición… y sin anotaciones al respecto en la partitura. Harnoncourt, con su Concentus Musicus Wien, fue el primero, y tras él llegaron otros… Philippe Herreweghe , con su Collegium Vocale Ghent, y compañía hicieron nuevas grabaciones historicistas , con instrumentos originales o copiados de los originales, pues pocos instrumentos quedan de la época y las técnicas de interpretación supuestamente utilizadas en la época. Un gran debate surgió en los círculos especializados…. Ganaron los historicistas. Hay de todo, como en botica, obras que bordan estos historicistas y otras que no me gustan.

Alguna de ellas, nada. Cada loco con su tema, y cada ignorante, con sus gustos. A mí la que me entusiasma, me apasiona, me enloquece, me emociona, me sublima, me enaltece, me etc, etc, etc, es la versión de Karl Richter, con su inefable Orquesta y Coro Bach de Munich , la grabada en había grabado otra versión veintidós años antes, en A continuación os voy a explicar por qué me gusta tanto esta versión porque, naturalmente, es la que vamos a seguir dentro de un poquitín, que para eso soy yo quien elige.

Primero: El tempo. Richter usa un tempo lento cierto, en ocasiones demasiado lento. Hay que recrearse en cada coral, en cada aria, en cada pasaje. Y a veces el Evangelista parece correr al leer el texto, como deseando pasar por la escena lo antes posible. Y los solistas no ponen emoción alguna en su interpretación, parece que no se meten en el papel , no tienen credibilidad cuando cantan lo que cantan, pues parece que un poco eso pasaba en el Siglo XVIII.

En mi modesto entender, ese momento especial hay que remarcarlo para darle la importancia y la solemnidad que el momento merece, y finiquitarlo en un plis-plas no ayuda nada a este empeño. Y así. Segundo: La interpretación. Un rollo. Cada vez que un violín, una flauta, un oboe, un cello… tiene un papel solista… son maravillosos. Y se empastan maravillosamente.

Ser especialistas en Bach y conocerse desde hace muchos años tiene esa ventaja. Ya iremos comentando y lo iréis viendo. Cuarto: Los solistas. Es él quien lleva el peso de la obra, y lo borda. Expresa una pasión y una fuerza enorme, y el par de arias de tenor que le corresponden las solventa magníficamente. El rol de bajo lo hace uno de los mejores bajos profundos de todos los tiempos: el finlandés Matti Salminen , heredero del otro enorme en todos los sentidos bajo profundo finlandés: Martti Talvela.

Muy bien en sus intervenciones como Pedro, Judas, Pilatos, el Sumo Sacerdote, etc… pero sublime en sus arias.

Salminen no sólo se limita a cantar: interpreta, se emociona, llora… extraordinario. Ya le oiréis, ya. La soprano es la suiza Edith Mathis.

Como vender mas en su tienda de autor J. Garrido descargar epub

En el maravilloso duetto de la Pasión se sale… se salen las dos cantantes, porque…. No tengo palabras. Lo mejor. Eriza el cabello, hasta el de las plantas de los pies. Ya me diréis cuando llegue…. Y en cuanto al Coro … Magnífico coro, pero no, no es el Coro los dos coros, en realidad lo mejor de la versión. No son malos en absoluto, qué va. De todos modos los coros son también excelentes, sobre todo en las grandes Corales, así que no os preocupéis por ellos. No van a estropear nada. Los vídeos… bueno, son fotos fijas de catedrales e iglesias alemanas y vistas y paisajes de allí y cosas así, de no mucha calidad de imagen.

Estas lecturas dramatizadas del Evangelio, a cargo mayoritariamente del tenor el Evangelista , son siempre recitativos , es decir, donde el texto se lee se canta sin ninguna repetición. Bueno, pues en los videos que he seleccionado no se han separado nunca los ariosos del solista del aria subsiguiente. Así que se necesitan diecisiete videos para representarla entera. Diecisiete, sí, de entre 10 y 15 minutos cada uno. O, al menos, lo intentaré. Lo de no ponerme especialmente pesado, quiero decir. Nada menos que esto. Disfrutad, pues, de sus once minutos y medio de perfección.

Siempre, siempre, el recitado del texto bíblico se hace sin repetir estrofas. Algo importante a tener en cuenta a lo largo de toda la Pasión es el distinto papel que cada voz solista tiene asignado en la obra en los recitativos y arias que les corresponden, no sólo por los textos que cantan, sino por la entonación y tratamiento musical de sus ariosos y arias. Sí, acertasteis. Donde la acción cambia de escenario, pasando a desarrollarse en Getsemaní, el Monte de los Olivos.

En concierto es muy normal que el tenor se desplace físicamente de su puesto donde canta como Evangelista y se mueva a otra posición para remarcar eso, que de momento su papel cambia. Por cierto, aunque no se note en esta versión: mientras que el tenor que canta es el del Coro I o sea, le acompaña la Orquesta I , en cambio en Coro que interviene es el del Coro II… el del otro lado, dando una sensación espacial enorme cuando se ve en directo. Ah, qué poderío…. Oíd cómo se oye el clave que acompaña a los coristas, y eso que esta vez sí que cantan con fuerza.