El Traumatismo de la Ausencia

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF El Traumatismo de la Ausencia PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro El Traumatismo de la Ausencia. Feliz lectura El Traumatismo de la Ausencia Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF El Traumatismo de la Ausencia en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF El Traumatismo de la Ausencia Pocket Guide.

Contents

  1. NOTICIAS Y VIDEOS
  2. Morbimortalidad del traumatismo de recto extraperitoneal
  3. NOTICIAS Y VIDEOS
  4. Traumatismo encefalocraneano (TEC)
  5. Traumatismo encefalocraneano (TEC)

Responde ante el dolor con un movimiento apropiado.

NOTICIAS Y VIDEOS

Se retira de los estímulos dolorosos. Responde al dolor con flexión anormal postura de decorticación. Responde al dolor con extensión anormal rigidez postura de descerebración. Lancet —84; Para los niños y lactantes, se usa la Escala del Coma de Glasgow modificada ver Escala del Coma de Glasgow modificada para lactantes y niños. Retrasar el uso de sedantes y medicamentos paralizantes hasta después de la exploración neurológica completa siempre que sea posible. Los abre en respuesta a los estímulos verbales. Los abre sólo en respuesta al dolor.

Ausencia de respuesta. Llanto irritable. Llora en respuesta al dolor. Se queja en respuesta al dolor. Se retira al tocarlo. Se retira en respuesta al dolor. Responde al dolor con una postura de decorticación flexión anormal.

Responde al dolor con una postura de descerebración extensión anormal. Esta sección debe valorarse con mucho cuidado. Adaptado de Davis RJ y cols.


  1. cars.cleantechnica.com - مستندات Google.
  2. El ultrasonido como indicador de ausencia de injuria abdominal en el trauma.
  3. Services on Demand.
  4. Tratamiento del edema cerebral. El manitol: el agente osmótico de elección como medida de primer nivel.
  5. .

Critical Care Medicine , Los síntomas del hematoma epidural en general aparecen dentro de los minutos a horas después de la lesión el período sin síntomas se denomina intervalo de lucidez y consisten en. La dilatación de las pupilas con pérdida de la reacción hacia la luz suele indicar herniación. Algunos pacientes que tienen un hematoma epidural pierden la consciencia, luego tienen un intervalo transitorio de lucidez y después un deterioro neurológico gradual.

Los hematomas intracerebrales y subdurales pueden causar déficit neurológico focal como una hemiparesia, una disminución progresiva de la consciencia o ambas. La disminución progresiva de la conciencia puede ser el resultado de cualquier cosa que aumente la PIC p. El aumento de la PIC a veces provoca vómitos, pero este síntoma es inespecífico. Las respiraciones suelen ser lentas e irregulares.

La lesión cerebral difusa grave o un aumento notable de la PIC pueden causar una postura de decorticación o de descerebración. Ambos son signos de mal pronóstico.

Morbimortalidad del traumatismo de recto extraperitoneal

La pérdida del sentido del olfato y del oído, que en general es inmediata, aunque esta pérdida puede no ser notada hasta que el paciente recupera la consciencia. La función del nervio fcial puede deteriorarse inmediatamente o después de varios días. Otras fracturas de la bóveda craneana pueden a veces palparse, especialmente a través de una laceración del cuero cabelludo, como una zona de depresión o un escalón. Sin embargo, la sangre bajo la galea aponeurótica puede simular una deformidad en escalón.

La amnesia puede persistir y ser retrógrada o anterógrada p. El síndrome posconmoción, que suele observarse tras una conmoción grave, incluye cefaleas persistentes, vértigo, cansancio, dificultad para concentrarse, amnesia variable, depresión, apatía y ansiedad. En general, se altera o se pierde el sentido del olfato y por tanto, del gusto y a veces la audición, y es menos frecuente que se pierda la vista. Los problemas comunes incluyen.

Cambios en el comportamiento p. Debe realizarse una evaluación global inicial de las lesiones ver Abordaje del paciente traumatizado : Evaluación y tratamiento. Se debe examinar al paciente antes de administrar sedantes o relajantes musculares. Los pacientes deben ser evaluados con frecuencia cada 15 a 30 min inicialmente; luego de la estabilización, cada hora. La mejoría o el deterioro posterior ayudan a determinar la gravedad y el pronóstico de las lesiones.

Los niños deben ser examinados con detenimiento para descartar hemorragias retinianas, que pueden indicar un síndrome del niño sacudido. El daño axonal difuso se sospecha cuando la pérdida de conciencia excede las 6 horas y se visualizan microhemorragias en la TC. También hay efecto masivo, con compresión ventricular y desplazamiento de la línea media. Las contusiones y el sangrado agudo aparecen opacos densos en comparación con el tejido cerebral. Los hematomas epidurales arteriales aparecen como opacidades con forma lenticular, sobre el tejido cerebral, a menudo en el territorio de la arteria meníngea media.

Un hematoma subdural crónico aparece hipodenso en comparación con el tejido cerebral, mientras que el hematoma subdural subagudo puede tener una radiopacidad similar a la del tejido cerebral isodenso. El hematoma subdural isodenso, en particular si es bilateral y simétrico, puede aparecer sólo levemente anormal. En pacientes con anemia grave, un hematoma subdural agudo puede aparecer isodenso con tejido cerebral.

Los signos de efecto masa incluyen borramiento sulcal, compresión ventricular y cisternal y desplazamiento de la línea media. La evidencia preliminar sin confirmar sugiere que ciertos hallazgos de la RM predicen el pronóstico.

NOTICIAS Y VIDEOS

Por ejemplo, se sospecha una lesión vascular cuando los hallazgos de la TC son inconsistentes con el examen físico p. En conjunto, los niños tienen un pronóstico mejor que los adultos con lesiones comparables. En esta escala, las evoluciones posibles son. Pequeñas mejorías continuan tal vez por varios años. La hemiparesia y la afasia suelen desaparecer, salvo en los ancianos. Para las lesiones moderadas y graves, optimización de la ventilación, oxigenación y perfusión cerebrales; tratamiento de las complicaciones p. La reanimación inicial de los enfermos traumatológicos se analiza en otra sección ver Abordaje del paciente traumatizado.

En la escena de la lesión, debe asegurarse que la vía aérea esté despejada y controlar las hemorragias externas antes de movilizar al paciente. Es preciso tener especial cuidado de no desplazar la columna u otros huesos para proteger la médula espinal y los vasos sanguíneos. Puntaje GCS. Un tratamiento intensivo precoz de la hipoxia, la hipercapnia, la hipotensión y del aumento de la PIC permite evitar las complicaciones secundarias. Otras complicaciones que deben descartarse y prevenirse son la hipertermia, la hiponatremia, la hiperglucemia y los desequilibrios hídricos.

Estos observadores deben recibir instrucciones de regresar al hospital con el enfermo si aparece cualquiera de las siguientes complicaciones:.

El deterioro de la función mental p. Los pacientes con pérdida de la consciencia o anomalías en la función mental o neurológica y que no pueden controlarse en forma estrecha después del alta suelen observarse en el departamento de urgencias o durante la noche en el hospital y se debe realizar una TC de control en 8 a 12 horas si los síntomas persisten. Los pacientes que no presentan alteraciones neurológicas pero sí tienen anomalías leves en la TC de cabeza p.

El portal de contenidos en neurologia

Si la TC permanece estable y los resultados del examen neurológico son normal, los pacientes pueden ser dados de alta. Los pacientes con lesiones graves se internan en la unidad de cuidados críticos. Como en general presentan alteraciones de los reflejos protectores de las vías aéreas y aumento de la PIC, se debe realizar una intubación endotraqueal mientras se adoptan medidas para evitar el aumento de la PIC. La monitorización de la PPC también se ha recomendado como parte del tratamiento porque la evidencia sugiere que puede ayudar a disminuir la mortalidad 2 semanas después de la lesión 4.

No obstante, es preciso mantener la monitorización estrecha con la escala de Glasgow y la respuesta pupilar y repetir la TC, en particular si existe un aumento inexplicable de la PIC. Para aumento intratable de la PIC, posiblemente drenaje de LCR, hiperventilación temporaria, craneotomía descompresiva o coma con pentobarbital. La oxigenación y la ventilación adecuadas deben evaluarse utilizando oximetría de pulso y gases en sangre arterial si es posible, CO 2 al final de la espiración. El objetivo es mantener un valor de Paco 2 normal 38 a 42 mm Hg.

Traumatismo encefalocraneano (TEC)

La Paco 2 baja reduce la PIC al causar vasoconstricción cerebral, pero ésta vasoconstricción también disminuye la perfusión cerebral, pontenciando de esta forma la isquemia. Por lo tanto, la hiperventilación Paco 2 objetivo de 30 a 35 mm Hg se usa solo durante las primeras horas y para la PIC que no responde a otras medidas. Se recomienda la monitorización y el control de la PIC y la PPC , cuando se usen, para pacientes con TEC grave que no pueden seguir órdenes simples, especialmente aquellos con una TC de cabeza anormal.

Un estudio multicéntrico encontró que no hay diferencia en la recuperación del TEC con el tratamiento dirigido por la PIC controlada con un monitor y con la atención dirigida por hallazgos clínicos y TC 3. Sin embargo, la interpretación de estos resultados es controvertida, en parte porque la atención se proporciona en la configuración que se diferencian de las de los EE.

Puede indicarse sedación para prevenir la agitación, el exceso de actividad muscular p. No se utiliza un bolo inicial.

Traumatismo encefalocraneano (TEC)

El uso prolongado en altas dosis puede provocar pancreatitis. También pueden administrarse benzodiazepinas p.

Los antipsicóticos pueden retrasar la recuperación y deben evitarse en la medida de lo posible. Se pueden administrar diuréticos osmóticos p. Como los diuréticos osmóticos aumentan la excreción renal de agua relacionada con el sodio, el uso prolongado de manitol puede causar una depleción de agua con hipernatremia. Cuando se utilizan diuréticos osmóticos, es preciso controlar cuidadosamente el equilibrio hidroelectrolítico. La craneotomía o la craniectomía descompresiva puede considerarse cuando el aumento de la PIC es refractario a otras intervenciones.