El viaje del corazón

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF El viaje del corazón PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro El viaje del corazón. Feliz lectura El viaje del corazón Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF El viaje del corazón en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF El viaje del corazón Pocket Guide.

Articles

  1. See a Problem?
  2. Viaje al corazón de la Madre Tierra | La Línea del Horizonte
  3. Buscar contenido
  4. El viaje del corazón

En cualquier caso, me subí al tren. En todos los paneles de todas las estaciones aparecía lo mismo.

See a Problem?

Cuando aparece el revisor me saca de dudas y me asegura que el tren llega hasta Cerbère pero que por un problema con los códigos han tenido que poner en los paneles Portbou. Estamos cuarenta minutos parados y las autoridades no se presentan. Mientras tanto he entablado conversación con una mujer que tenía delante y descubrimos que durante mucho tiempo hemos vivido los dos en el mismo barrio. Me comenta que cruzó el charco hasta Costa Rica y que le llama la atención de ir con su familia al otro lado de la frontera.

Llegamos a Portbou y efectivamente el tren, en el que no queda casi nadie, también llega hasta Cerbère. Tengo quince minutos de margen para tomar el Intercités de Nuit con destino a París en los que apenas me da tiempo de fumarme un pitillo. Por mi reserva me toca ventanilla, pero como no hay nadie en el asiento del pasillo ahí me quedo. Por lo que veo sigue estando también ese hangar con los aviones comerciales aparcados al aire libre. Me como el bocadillo y solo hacía la mitad de camino consigo dormitar un rato. Como en otras ocasiones al acercarnos a París la temperatura desciende bruscamente por lo que me abrigo.

La presencia de guardias de seguridad y de patrullas del ejército es contundente. Mi elección de este tren fue basada en la rapidez del mismo, apenas dos horas para casi km, y en dejar un margen de tiempo para imprevistos. En la estación me tomo un café, aunque no recuerdo bien dónde. Veo que hay unas mesas con enchufes para cargar el móvil, pero ninguno encaja con mi cargador.

Por fin llega. La atención es buena y en castellano. En mi estancia en el hotel con este recepcionista hablaría en muchas ocasiones.

Viaje al corazón de la Madre Tierra | La Línea del Horizonte

Pago la mitad que me faltaba del alojamiento y subo a la habitación a descansar. Muchos comentarios en Internet mencionaban que la habitación que les había tocado era pequeña, no es mi caso o la percepción que tenemos es simplemente distinta, esta es espaciosa, y me gusta. Por lo tanto, por el precio que he pagado es mejor que mis expectativas. Duermo dos horas. Me bajo en la parada de Homme de Fer y me dirijo a través de la adyacente Plaza KIéber hacía la catedral. Un soldado de esta expedición, Pierre-François Bouchard, encontró la famosa Piedra de Rosetta, con inscripciones en jeroglífico, demótico, y griego, que fue capital para que Champollion descifrara los jeroglíficos.

En mi camino me tomo un café y prosigo mi marcha. La catedral de Estrasburgo es una mole impresionante que se alza hacía los cielos, sin embargo, a estas horas ya no se puede visitar, por lo que tendré que visitarla en otra ocasión. Pillo el tram y me vuelvo.

Ya en el hotel me como el bocata que llevaba y me hago un café. Por cortesía del hotel cada día te ponen dos sobres de café y dos sobres de té que puedes calentar con la tetera en unas tazas que también te reponen cada día. Bajo a tomar algo y fumar. Me retiro a dormir, por hoy ya ha habido suficientes aventuras. Me levanté sobre las siete con la claridad del día.

Me hice un café y me dirigí hacía el centro histórico. Ya en la plaza de la catedral vi la gente haciendo cola para entrar y una mujer francesa que iba con su familia me confirmó que la entrada es gratuita. Al entrar como medida de seguridad comprueban tus bolsas. En esta catedral gótica excepcional todo el mundo espera pacientemente delante del reloj astronómico para ver moverse unas figuritas de un lado a otro.

La catedral es un buen lugar para tirar fotos pero cuida los efectos de las luces y sus reflejos. Al salir me dirigí a la parada de Broglie y tomé un tram hasta République que me llevó al Parlamento Europeo. Por el camino me encontré a unos españoles. Ya dentro te informan de lo que puedes ver. Hay un lugar con todas las banderas de los países miembros de la Unión Europea en el que todos se hacen fotografías. Cuando yo visité el hemiciclo no había ya sesiones y unos operarios estaban haciendo reformas. Luego me acerqué a la Corte de Derechos del Hombre, pero el guardia de seguridad desde su garita me dijo que las admisiones para las visitas deben hacerse a través de Internet.

En los alrededores alguien ha dejado carteles reclamando derechos. Esta historia que hoy llamamos Unión Europea empezó después de la Segunda Guerra Mundial con un continente devastado. Fue una mezcla de idealismo y pragmatismo para no repetir los mismos errores.

Sucesivamente se fueron sumando países, y España es miembro desde el 1 de enero de Esto se hizo en el contexto histórico que queda definido por la Guerra Fría que libraron los Estados Unidos y la Unión Soviética en todas partes y que en Europa tenía su kilometro 0 en la ciudad de Berlín, dividida en dos, como la propia Alemania.

Buscar contenido

La otra forma fue la militar: casi todos los miembros de la entonces Comunidad Económica Europea y luego la Unión Europea lo son también de la OTAN: la estructura militar liderada por Washington que tenía su homónima al otro lado del telón de acero con el Pacto de Varsovia. El potencial enemigo pues, era otro, y ahí empiezan a encajar mejor las piezas que nos ayudan a entender todo el puzle.

Pero desde una perspectiva histórica para los países que han formado parte hasta ahora de la Unión Europea, estamos ante un proyecto de éxito, que, sumado a los esfuerzos económicos de cada país y las políticas del estado del bienestar, durante estos años ha asentado derechos y libertades, reportado en definitiva beneficios para todos.

De vuelta al centro me compré un bocata de salchicha alemana muy sabrosa muy cerca de la catedral que me comí acompañado de un refresco en un parque cercano que tiene unas fuentes. Luego en un supermercado compre seis botellas de un litro de agua mineral para disponer durante estos días en mi habitación del hotel. En la recepción hable un buen rato con el recepcionista y esto se iba a convertir en una costumbre. Por la tarde decido ir de nuevo al centro. Mi intención es hacer tiempo hasta que se haga de noche para vivir la experiencia de las luces sobre la catedral.

La gente se sienta en cualquier lado. Hace dos años ya tuve ocasión de vivir la experiencia de las luces en la catedral de Rouen.

El viaje del corazón

Hoy ha sido un día completo por lo que una buena ducha no viene nada mal. Hoy me dirijo a Sélestat. Me he subido al primer tren TER que iba hasta allí. Llego a Sélestat y lo primero que busco es la forma de subir al castillo de Haut-Koenigsbourg. Llego al centro histórico y todas las casas parecen sacadas de un cuento de hadas. Me tomo un café en una cafetería para retomar fuerzas y después de un rodeo me dirijo a la iglesia de Sainte-Foy de Sélestat de la que sobresalen sus dos grandes campanarios. Delante de otra iglesia, esta se trata de la de Saint-Georges, se encuentra la Biblioteca Humanista donde tienen incunables medievales y renacentistas expuestos.

Es temprano, pero tengo ganas de comer algo, sopeso un par de lugares, y me decido por un restaurante de kebabs, donde me zampo un döner de pollo muy sabroso y por poco dinero. El calor es considerable, si vas por estas fechas te recomiendo que bebas agua en abundancia. Puedes ver una parte del castillo de Haut-Koenigsbourg libremente y si quieres ver el interior debes de pagar una entrada de 9 euros.

Al entrar en el recinto los guardias de seguridad revisaran tus bolsas.

Suscribirme

Para sacar entrada debes entrar por una larga habitación con consignas y lavabos. Vale la pena porque la visita es extensa. En su interior puedes ver las estancias y todo tipo de utensilios y armas de guerra medievales. Hay bastante gente, pero como digo, sin exagerar. Este sitio de promontorio rocoso era ideal para observar las rutas principales de la región, y proporcionó un punto estratégico de retroceso. La fortaleza cambió su nombre a Koenigsburg castillo real alrededor de El castillo fue entregado a los Tiersteins por los Habsburgo después de su destrucción en Lo reconstruyeron y ampliaron, instalando un sistema defensivo diseñado para resistir el fuego de artillería.

El trabajo de fortificación realizado durante el siglo XV no fue suficiente para mantener a raya a la artillería sueca durante la Guerra de los Treinta Años, y las defensas de Hohkoenigsbourg fueron invadidas. Asediado, saqueado y finalmente quemado en , el castillo quedó abandonado durante doscientos años. Sus ruinas fueron clasificadas como monumento histórico en Se decidió un proyecto de restauración, comenzando con la consolidación de parte de las ruinas.

Viaje al corazón de la Reserva Nacional Pacaya Samiria

Decidió emprender una restauración completa del castillo. El arquitecto Bodo Ebhardt fue el encargado del proyecto de restauración. Su enfoque fue uno de rigurosos principios científicos, considerando el nivel de conocimiento en ese momento: enumeró todos los restos arqueológicos encontrados en el sitio, estudió documentos de archivo, analizó la arquitectura … y, en caso de duda, se refirió a ejemplos elegidos entre las estructuras construidas alrededor al mismo tiempo.

Los trabajos de restauración se llevaron a cabo entre y Con la firma del Tratado de Versalles en , el Haut-Koenigsbourg fue entregado al gobierno francés y se le otorgó el estatus de Palacio Nacional. El trabajo de restauración realizado en este monumento durante el siglo XX se convirtió en una fuente de disputa durante un período de fluctuantes relaciones franco-alemanas. El edificio ha sido completamente restaurado y fue clasificado como monumento histórico en La estructura del castillo da una idea precisa de cómo se veía una fortaleza de montaña en la Edad Media.

Cuando salgas no te pierdas el jardín medieval. En un cuarto de hora estoy de vuelta. En lo que queda del día decido ir a recargar mi tarjeta de transporte.

Mientras ceno empieza a llover con contundencia. En la misa ya no se dan la mano y la limosna se reserva para el final de la ceremonia con el fin de evitar cualquier contacto peligroso. Pero los productos y las personas se siguen moviendo en este gran cruce de caminos y de confesiones religiosas que es Butembo. Un brote de ébola, que se desencadena al saltar de un animal a un humano, es cruel.