Hans Jonas, una ética de la responsabilidad: Una introducción a su filosofía a través de sus textos

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Hans Jonas, una ética de la responsabilidad: Una introducción a su filosofía a través de sus textos PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Hans Jonas, una ética de la responsabilidad: Una introducción a su filosofía a través de sus textos. Feliz lectura Hans Jonas, una ética de la responsabilidad: Una introducción a su filosofía a través de sus textos Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Hans Jonas, una ética de la responsabilidad: Una introducción a su filosofía a través de sus textos en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Hans Jonas, una ética de la responsabilidad: Una introducción a su filosofía a través de sus textos Pocket Guide.

Articles

  1. Cuestiones de ética contemporánea
  2. Services on Demand
  3. Tomás Domingo Moratalla
  4. Cuestiones de ética contemporánea - cars.cleantechnica.com
  5. Oh no, there's been an error

Cuestiones de ética contemporánea

La idea de naturaleza debe, por lo tanto, entendérsela como propiedad, dominio del hombre. Talvez, ni siquiera el mismo Bacon hubiera podido concebir un poder tan extraordinario, un dominio tan absoluto de la naturaleza. Ante esa realidad, es imposible no interponer a la actitud científica exigencias de una nueva responsabilidad ética. Se considera responsable, se siente afectivamente responsable aquél a quien le es confiada la guarda de algo perecedero. Así se comprende mejor la idea de vida que se presenta en la formulación del imperativo de Jonas.

Ante la posibilidad escatológica de que la muerte sustituya a la vida, se comprende por qué el lejano futuro es el lugar de un temor específico, para el cual Jonas introduce la figura de la "heurística del temor". Un temor cuyos objetivos son los posibles peligros que amenazan a la humanidad en el plano de su permanencia, de su supervivencia. En suma, debido a la técnica, el hombre se volvió peligroso para el hombre, en la medida que pone en peligro los grandes equilibrios cósmicos y biológicos que constituyen los cimientos vitales de la humanidad.

A la vulnerabilidad de la vida, el hombre de la era tecnológica añade un factor desintegrador suplementario, el de su propia obra. La vida en el planeta tuvo sus reglamentos durante mucho tiempo, pues la naturaleza se constituía en un cerco infranqueable para la actuación humana.

Sin embargo, la acción del hombre, al dejar de ser regida por fines naturales, se transforma en el centro de un desequilibrio específico.


  • 25 minutos 25.000 euros;
  • Hans Jonas. Una introducción.
  • El maestro Zen, Dokusho Villalba, y el filósofo Juan Marcial Rufo opinan.
  • Atréveta a hablar con Cupido: Los arquetipos y la psico-magia, técnicas terapeúticas para encontrar el amor.

Por su dimensión cósmica, por sus efectos acumulativos e irreversibles, las técnicas introducen distorsiones tan definitivas que crean una dimensión de peligro sin precedentes en la historia de la vida. La preservación de la vida siempre tuvo un costo, pero con el hombre moderno ese costo, puede ser el de la destrucción total. En proporción al aumento del grado de peligro del hombre crece en importancia su responsabilidad como tutor de todas las formas de vida.

Services on Demand

El principio de responsabilidad pide que se preserve la condición de existencia de la humanidad, muestra la vulnerabilidad que la acción humana suscita a partir del momento en que él se presenta ante la fragilidad natural de la vida. Nuestra obligación se hace incomparablemente mayor en función de nuestro poder de transformación y la conciencia que tenemos de todos los eventuales daños causados por nuestras acciones, como bien observó Eco.


  • HUMORTOPÍA Año 2121 (4): Vuelta a las Molucas: Andrés de Urdaneta;
  • EL PRINCIPIO DE RESPONSABILIDAD DE HANS JONAS.
  • Déjame jugar (Los peques nº 11).
  • bioetica & debat - Artículos?
  • Emprender en internet.
  • Por una ética del futuro - Wikiwand;
  • HANS-GEORG GADAMER EN ESPAÑOL.

Preservar la naturaleza significa preservar al ser humano. No se puede decir que el hombre es sin que se diga que la naturaleza también es. Así, por supuesto, el sí a la naturaleza se volvió una obligación del ser humano. Lo que el imperativo de Jonas establece, en efecto, no es sólo que existan hombres después de nosotros, sino precisamente que sean hombres de acuerdo con la idea vigente de humanidad y que habiten este planeta con todo el medio ambiente preservado. Otro aspecto que merece atención es el lado subjetivo de la responsabilidad, o sea, de qué manera el promotor de la acción asume su intervención, sea en un momento pasado o en acciones futuras.

En el caso de las acciones pasadas que culminaron en perjuicios, el sentimiento de responsabilidad se encuentra muy estrechamente relacionado con la sensación de remordimiento. Los daños observables que se presentan para la reflexión del agente intelectual de la transformación movilizan en él sentimientos de angustia y sufrimiento. La prescripción ética no se impone como coerción, sino como una fuerte exhortación dirigida a la libertad del agente de transformación. Y es justamente como una exhortación singular que la responsabilidad ética se convierte en sentimiento.

Es en ese campo del comportamiento que Jonas pretende legislar. Es en ese momento que la existencia se vuelve vulnerable y su esencia puesta en juego. Reflexionemos, por ejemplo, sobre la responsabilidad ética relativa al otro, al ser humano presente, real y objeto de acciones transformadoras de la ciencia. El otro, en la calidad de ser humano, guarda en su existencia una exigencia radical de respeto pues detenta un mandato de vida que, por sí solo, habla elocuentemente de la necesidad de manutención de su integridad. Es inimaginable, por ejemplo, el Proyecto Genoma Humano sin la presencia de la reflexión ética como principio, medio y fin de todas sus posibles intervenciones Lo mismo puede decirse de las acciones sobre la naturaleza extrahumana.

Es elemental el conocimiento de las repercusiones sobre la salud humana, producidas por el deterioro del medio ambiente. Así se comprende la tesis de Jonas, como una ética orientada hacia el futuro. Por lo tanto, la responsabilidad en la ética es la articulación entre dos realidades, una subjetiva y otra objetiva. Es forjada por esa fusión entre el sujeto y la acción. Al mismo tiempo, hay también un aspecto de descubrimiento que se revela en la acción propiamente dicha y sus consecuencias.

Tomás Domingo Moratalla

A este nuevo orden Jonas le da el nombre de Principio de Responsabilidad. Jonas H. The phenomenon of life: toward a philosophical biology. New York: Harper and Row; Bernstein RJ. Rethiking responsibility. Hastings Center Report ; 25 7 Special Issue : Greisch J. De la gnose au Principe de Responsabilité un entretien avec Hans Jonas. Esprit ; : El Principio de Responsabilidad: ensayo de una ética para la civilización tecnológica.

Cuestiones de ética contemporánea - cars.cleantechnica.com

Barcelona: Herder; Morin E. El método: la naturaleza de la naturaleza. El método: la vida de la vida. Moles A. Comente este artículo.

Oh no, there's been an error

Para centrar el comentario, tal vez haya que distinguir, siguiendo a Aranguren y éste a Zubiri , entre "moral como estructura" y "moral como contenido". La "moral como estructura" hace referencia a la capacidad de ser moral del hombre; la "moral como contenido" implica contenidos contextualmente variables. En filosofía moral se habla de una ética primera, que nos aleja de las singularidades propias de contextos históricos concretos, y de una ética aplicada, con principios axiológicos y normas de conducta.

Y viniendo ahora a las opiniones que nos ofrece Leandro, la de Dokusho Villalba y de Juan Marcial Rufo, con una pregunta clave, en mi modesta opinión: "si se puede fundamentar la ética en la filosofía y la espiritualidad". Por lo que dejo dicho, la ética parece tener su fundamento en la realidad humana y, por tanto, en un sustrato metafísico antropológico. Por lo tanto, yo me inclinaría por la postura de Hans Jonas, que aborda Juan Marcial Rufo, en la que se aplica la razón, con apelación expresa a una responsabilidad objetivable, comprometida con la realidad biológica y consecuente con la evolución, y también sin excluir la compasión.

En todo caso, agradezco, por lo que a mí respecta, la iniciativa y el trabajo de Leonardo, y valoro en mucho las aportaciones del maestro Zen y del filósofo D. Rufo, compañeros en la colaboración de Tendencias Bravo por este excelente y oportunísimo artículo! España no sé si "va bien", pero desde luego TendenciasReligiones va estupendamente.

Lo que me encanta de este artículo es su equilibrio armonioso entre "cabeza" y "corazón" al tratar de Ética desde una perspectiva budista zen.

Trabajos relacionados

A mí la mirada de uno de esos seres -con su mensaje implícito de EVIDENCIA DE SER y de sentir- me produce una emoción muy similar a la que siento ante un bebé, y no me avergüenzo por ello sino todo lo contrario, sobre todo al observar que la inmensa mayoría de los niños humanos sienten exactamente lo mismo que yo. Un artículo pleno de luminosidades, desde principio a fin, que nos ha sorprendido muy gratamente. Muy esclarecedor el item "Etica y éticas " donde nada es lo que parece.

Cuando los seres - por decirlo de algun modo - se van elevando espiritualmente, esos conceptos que son partes de una dualidad,cesan. Es decir, cuando los seres conforman una Unidad, los opuestos se diluyen. El título de la nota es intrigante y su contenido filosófico-histórico muy bien desarrollado. Pero que es el Budismo Zen?

Lo que no es difícil es saber lo que es sentirse bien y sentirse mal. Las personas no sabemos lo que es el Bien y el Mal, pero sí sabemos como queremos que nos traten. En resumidas cuentas, esto no es otra cosa que el objetivo de la meditación Zen, no muy diferente a la meditación del Budismo Tibetano. En los dos casos se trata de conseguir un estado de silencio interno. Se dirige la atención a la postura del cuerpo en el espacio y no se piensa en nada, silenciando las divagaciones y las conversas con uno mismo.

En cierta amplitud se registran experiencias de éxtasis y luminosidad interna. El Budismo Zen tiene su origen en el Budismo Chan chino, que es introducido en el Japón con una clara influencia del Tao. A mi me parece que la meditación zen es algo similar a la reducción eidética de la fenomenología de Husserl. Sitio web :. Recibir aviso de nuevos comentarios por e-mail.