Instituciones de retórica y poética, ó, Elementos de literatura

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Instituciones de retórica y poética, ó, Elementos de literatura PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Instituciones de retórica y poética, ó, Elementos de literatura. Feliz lectura Instituciones de retórica y poética, ó, Elementos de literatura Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Instituciones de retórica y poética, ó, Elementos de literatura en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Instituciones de retórica y poética, ó, Elementos de literatura Pocket Guide.

Articles

  1. El cuerpo en la literatura O la literatura del cuerpo - cars.cleantechnica.com
  2. Trabajos relacionados
  3. Comentarios
  4. El cuerpo en la literatura O la literatura del cuerpo
  5. Descargar gratis Instituciones de retórica y poética (o elementos de literatura)

Con mayor razón necesita ser justificado ante un eventual lector para ser usado en forma adecuada, es decir, desambiguado estéticamente, interpretado mediante la participación de un tipo de lector y un modo de lectura que cooperen con su programa generativo Eco Y por ello requiere una metalengua, teoría o poética, que le confiera temporalmente una entidad definida Mignolo Por esta necesidad de acreditación, de garantía exógena, los textos literarios inventan sus propias justificaciones y autovalidaciones, tales como manifiestos, prólogos de autor, poemas de elogio, etc.

Los escritores que tienen como proyecto transformar la literatura de su tiempo conforman metalenguas de combate contra la literatura canónica, y aquellos que lo han logrado sin proponérselo, lo hacen a posteriori para justificar y explicar su diferencia. Los textos autorreflexivos, la paratextualidad, el discurso metalingüístico, por lo general son proposiciones de literaturidad y, por tanto, de canon, pues contribuyen a que la institución literaria les atribuya con mayor seguridad una condición estética a los textos marcados con esta connotación mediante el proceso de semiotizarlos como textos de una determinada calidad.

Así como la textualidad metadiscursiva constituye la legitimación autorial de un texto, la canonización forma parte de los procesos socioculturales de semiotización de alguna clase de texto como literario, pues contribuye a situarlo en un espacio definido del circuito textual, de la historia del arte, de la lengua y la cultura de la época, a ratificarlo como objeto semiótico, a otorgarle una existencia definida entre los objetos artísticos. Por ello es considerado conservador y representante de la tradición y los valores de los grupos dominantes de una sociedad, como en los postulados de Bloom, por ejemplo.

La literatura es un repertorio de imaginarios sociales, por lo cual su conocimiento permite aumentar y ampliar la comprensión de las culturas y las identidades de las distintas sociedades. Decir sociedad, cultura, identidad, en singular, significa hablar en un nivel de abstracción muy elevado que llega hasta a desrealizar los objetos de estudio. Desde esta perspectiva, cualquier proyecto de escritura literaria implica un intento de promoción, crítica o rechazo de determinadas identidades implícitas o descritas, al mismo tiempo que la representación de determinadas identidades en los textos literarios contribuye a la canonización de éstos si aquéllas coinciden con las axiologías dominantes.

Así, por ejemplo, la literatura criollista representa la identidad nacionalista, mientras que la novela imaginista, una identidad cosmopolita y, la antipoesía, la crisis de la identidad chilena.

El cuerpo en la literatura O la literatura del cuerpo - cars.cleantechnica.com

También han sido analizados algunos procesos, problemas y factores de canonización, pero raras veces se han establecido relaciones entre ambas cosas. Desde una perspectiva teórica, esta conexión existe sin ninguna duda. Culler ha analizado a fondo las inevitables relaciones entre estas entidades, indicando de partida que:. La literatura se ha ocupado desde antiguo de la cuestión de la identidad, y las obras literarias esbozan respuestas, implícitas o explícitas, a estas cuestiones Las obras literarias ofrecen una variedad de modelos implícitos del modo en que se forma la identidad La reciente explosión en el campo de los estudios literarios de teorías sobre la raza, el género y la sexualidad obedece en gran parte al hecho de que la literatura proporciona materiales valiosos para la problematización de las explicaciones políticas y sociológicas del papel que desempeñan esos factores en la construcción de la identidad.

Considérese, por ejemplo, la cuestión de si la identidad del sujeto es algo dado o bien algo construido. Ambas alternativas se hallan ampliamente representadas en la literatura La literatura no sólo ha convertido la identidad en un tema recurrente; ha desempeñado también un papel fundamental en la construcción de la identidad de los lectores. El valor de la literatura se ha vinculado desde antiguo al hecho de que posibilita que el lector experimente indirectamente las experiencias de los personajes, permitiéndole aprender qué se siente en determinadas situaciones y con ello aprender la predisposición a sentir y actuar de cierta manera.

Las obras literarias nos animan a identificarnos con los personajes, al mostrarnos el mundo desde su punto de vista. Los poemas y las novelas suelen dirigirse a nosotros pidiéndonos que nos identifiquemos con lo transmitido, y la identificación colabora en crear la identidad: llegamos a ser quienes somos porque nos identificamos con figuras que encontramos en la lectura id: Subercaseaux Dorra también ha manifestado que:. Toda gran obra habla siempre de nuestra identidad cultural, pues ayuda a constituirla" y ; el destacado es mío.

Rafael Rojas, por su parte, ha escrito que "desde principios del siglo XIX aparecen discursos que intentan formalizar un canon de la cultura latinoamericana. En ellos se busca la definición de un sujeto histórico que traza su límite horizontal frente a los Estados Unidos y su límite vertical frente a Europa. La identidad latinoamericana recibe, desde entonces, una serie de formulaciones" A pesar de ello, nuestra literatura ha sido estudiada en forma muy parcial en este sentido, pues existen pocos trabajos y ni siquiera uno de conjunto sobre los problemas de la interacción de los procesos de canonización y de construcción de identidades.

Trabajos relacionados

Aunque el ensayo hispanoamericano de la primera mitad del siglo XX se caracteriza por un interés casi obsesivo por la autodefinición colectiva Chanady , en Chile esta preocupación ha sido menor. El estudio de la literatura chilena en relación a sus procesos de canonización, descanonización, contracanonización y recanonización vinculados a la construcción de identidades debe considerar como hecho principal el fuerte centralismo político, económico y cultural del país, que restringe su desarrollo global e impide o limita el impulso de las identidades regionales, escondiéndolas bajo el peso de lo nacional o reduciéndolas a folklore o pintoresquismo Godoy Una sociedad centralizada y unificadora como la chilena concentra todo el poder en la capital invisibilizando o distorsionando las historias, tipos humanos, mitos, instituciones y costumbres que generan identidades socioculturales regionales o particulares.

Así se explica que se considera institución literaria chilena exclusivamente la de Santiago, incluyendo tanto a los que allí viven como a los que se han trasladado por efecto de las migraciones debido a necesidades de mantención económica, reconocimiento oficial, publicaciones, crítica, y a uno que otro provinciano que se ha considerado digno de estar allí.

De este modo, se tiende a pensar que existe una sola literatura, nacional e integrada, que se desenvuelve a través de un solo proceso histórico conformado por autores y textos canonizados centralmente por una crítica también concentrada, que maneja las mismas teorías y criterios valorativos.

Los escritores que viven en provincia son ignorados, considerados casos de desarrollo insuficiente en términos de literatura nacional o ligados al folklore o la literatura popular vistos como expresiones de nivel inferior indignas de estudio o difusión. Incluso, en muchos casos los propios focos de desarrollo literario regional no buscan valorar la creación de un canon propio, sino su inserción en el circuito central.

Por supuesto que esta situación es fuertemente discriminadora de la heterogeneidad y vitalidad de las culturas regionales, que no sólo han producido literatura para sus propios consumidores, como en Chiloé, la Araucanía o Magallanes, por ejemplo, sino también han aportado algunos de los principales escritores de nivel nacional e internacional, como Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Nicanor Parra, Gonzalo Rojas, por ejemplo. De hecho, el frecuente arribo de escritores a la capital ha contribuido a establecer el canon nacional de la literatura, pero también muchas de las fuerzas desestabilizadoras del mismo, como es evidente en el caso de Parra, de los poetas mandragóricos, de la publicación de muchos textos mapuches, etc.


  1. Servicios Personalizados;
  2. ¿POR QUÉ NINGUNA DIETA ME FUNCIONA?: Cosas que posiblemente nunca te han dicho..
  3. Como Tomar Las Mejores Decisiones En El Matrimonio.
  4. Materias primas para pastas cerámicas (Este capítulo pertenece al libro Tecnología de los materiales cerámicos).!
  5. Servicios Personalizados.
  6. Navigation?
  7. Mindfulness para Músicos: Mejora tu técnica, practica más eficientemente y supera tu miedo escénico!

La superposición de los conceptos de región y de provincia generados por el gobierno militar, que ha transformado formalmente la organización político-administrativa del país, no ha contribuido a la apertura del centralismo ni del canon literario, debido a que ha excluido la cultura del proceso de regionalización Godoy La literatura canónica. Estos principios forman parte de filosofías vinculadas con identidades caracterizadas por la imitación criolla de los valores europeos refinados.

A esto Jorge Pinto ha llamado la "identidad forzada", es decir, el esfuerzo por dotar al chileno de una identidad despojada de los valores ancestrales de nuestros pueblos originarios y confundirlo con un europeo, lo que deja al indígena fuera del "chileno" 40 ; esta identidad se habría constituido tempranamente casi junto con la Independencia como identidad nacional, acompañando la construcción del Estado y de la nación.

La concepción de la sociedad, del arte y de la literatura derivada de esta identidad ha sido hegemónica en gran parte de la historia de nuestra modernidad y, consecuentemente, ha excluido de su canon las expresiones tradicionales indígenas y populares.

Primaria 3º y 4º clase: 38 Tema: Estructura de un poema

Esto es inevitable porque el concepto mismo de literatura es europeo, por lo que escribir literatura en América, Asia o Australia no es radicalmente distinto que hacerlo en Roma, Londres o París, ya que depende de los criterios europeos de canonización literaria y artística. Por otro lado, la asunción de las tendencias europeas con un alto grado de rigor y continuidad en la imitación lo que ha sucedido con el romanticismo, el naturalismo, el surrealismo, el neorrealismo, etc.


  1. Conectar talento, proyectar eficacia: Ganar productividad uniendo recursos humanos y tecnológicos;
  2. El cuerpo en la literatura O la literatura del cuerpo.
  3. Literatura chilena: canonización e identidades.

Literatura marginal, secundaria,"invisibilizada". Aunque las instituciones literarias e intelectuales de nuestro continente han promovido la imitación y reproducción de la cultura y la literatura europeas invasoras, éstas no han sido una mera reiteración de la misma, pues también han incluido algunos tipos heterogéneos de discurso en su conformación, textos que han modificado las normas canónicas aprendidas de las metrópolis y de la propia tradición criolla por ampliación o por exclusión crítica o rechazo , aunque esto resulte imperceptible o la crítica y la docencia la oculten de manera consciente o inconsciente.

Es cierto que algunas tendencias propias de la literatura chilena constituyen una imitación de las corrientes estéticas europeas, como el romanticismo o el naturalismo, otras una síntesis de influencias europeas, como el modernismo iniciado por Darío, otras el desarrollo de valores rupturistas, como el creacionismo y la antipoesía, o una reconstrucción intercultural de elementos de las literaturas indígenas y populares, la poesía etnocultural.

El estudio de los tipos de texto, retóricas, estilos, las metalenguas y poéticas confirma esta relación ambivalente y multiforme. Así, el folklore literario y la literatura popular han vegetado o se han conservado al margen de los desarrollos mayores que conforman la literatura canónica del país. La literatura en Chile, como en otros países de América, se inició con el aprendizaje de la escritura por parte de los criollos y mestizos, uno de los efectos de la colonización española que intentó reproducir su sociedad lejana transformando las sociedades y culturas indígenas locales, e incluso su naturaleza Goic A pesar del desnivel de las civilizaciones y sus diferencias intrínsecas, se produjeron compenetraciones culturales.

Esta situación obligó a ambos grupos a adecuar sus respectivos esquemas culturales, lo que dio origen a nuevas formas de vida y cultura, derivadas pero diferenciadas de las originales. Entre los distintos grupos indígenas que han habitado Chile, los mapuches han sido admirados por la belleza de su lengua, el mapudungun, su competencia comunicativa mediante la oratoria y su sensibilidad estética, que ha originado una etnoliteratura en canto, el ül , en relato, los epeu , y en interacción verbal, el koneu , adivinanza o enigma, los dos primeros ramificados en géneros menores.

Como ha afirmado Hugo Carrasco, los cronistas, historiadores y escritores españoles y criollos de los siglos XVI y XVII "desconocieron, obviaron o reinterpretaron a su manera la existencia de una literatura aborigen. Esto es particularmente notorio en el caso de las manifestaciones literarias del pueblo mapuche o araucano, del cual apenas si fueron registrados textos en forma directa" Por eso quedaron desde el comienzo fuera de los procesos de canonización literaria, ya que se estimuló una literatura indigenista en lugar de una literatura indígena, en la que se rescataron temas indígenas y elementos léxicos siguiendo la línea abierta por Ercilla, desde Pedro de Oña en adelante Raviola Esto fue exactamente lo que ocurrió en " Promis En los documentos metapoéticos de esta generación, en particular en el "Discurso Inaugural de la Sociedad Literaria" de Lastarria, se planteó con claridad la necesidad de independencia intelectual: "Hay una literatura que nos legó la España con su religión divina.

No obstante, fue imposible liberarse de los modelos españoles, sobre todo considerando que la lengua es la misma. Y, de ese modo, los textos canonizados han sido imitaciones de la literatura española y europea.

Comentarios

Esto es observable en cualquier historia de la literatura chilena al comparar los textos incluidos con sus equivalentes europeos o estadounidenses. Carrasco y , la poesía etnocultural. Carrasco , , Es un tipo artístico de textualidad bilingüe o polilingüe, fundada en la experiencia de la interacción de grupos étnicos portadores de culturas, tradiciones artísticas, lingüísticas y textuales particulares que confluyen en el marco de una sociedad global donde comparten formas de vida, espacios, acontecimientos y experiencias.

En cuanto a la literatura del exilio , se trata de poemas, cuentos, novelas y dramas escritos durante los períodos de la dictadura y postdictadura militar de Pinochet y el abandono forzado de su país por parte de políticos y escritores.

El cuerpo en la literatura O la literatura del cuerpo

Los poetas en el exilio han escrito sobre su experiencia de dos culturas, la que dejaron espacial y temporalmente en Chile pero que permanece en su memoria, su formación, su ideología, sus anhelos de retornar, y la otra encontrada en el mundo que deben habitar, el mundo del exilio en Europa y otros lugares del mundo, la cultura ajena que deben asumir obligatoriamente para sobrevivir.

Esta literatura apenas ha sido considerada como modalidad diferenciada, pues sus escritores se han incorporado a la institución literaria chilena, y sus modelos escriturales han sido principalmente los de la tradición canónica. Carrasco Austral de Chile. Alonqueo Piutrín, Martín. Mapuche ayer-hoy.

Cartografía Cultural de Chile. Viajes de ida y vuelta: poetas chilenos en Europa. El canon occidental. Barcelona: Anagrama.

Descargar gratis Instituciones de retórica y poética (o elementos de literatura)

Las reglas del arte. Santiago: Dolmen Ediciones. Introducción al estudio de la literatura. Barcelona: Ariel. Una primera aproximación". Taller de Letras Diego de Rosales". CUHSO 3. Revista Chilena de Literatura Estudios Filológicos Lengua y Literatura Mapuche 9: Por tal interés, en la organización del material, me referiré a esta tendencia como tipología del discurso. Entendido el discurso como la entidad que configura nuestro universo, es capaz de dar cuenta de la ideología, el pensamiento o los sentimientos del individuo o grupo que lo expresa; en una clara oposición al estructuralismo que rechazaba la incursión de la realidad en el discurso Foucault, Desde esta perspectiva, el discurso literario, junto con el sociopolítico y el filosófico, entre otros, se define en términos de "discurso del conocimiento", por su capacidad de incidir directamente en el comportamiento social Dalton, La paulatina creación de un discurso auténticamente femenino halló un terreno fértil en los estudios literarios.

Sin embargo, en este intercambio, quienes privilegian una tendencia obvian algunos métodos de las otras, ya que sus principales intereses parten de tradiciones distintas y sus estudios se centran en preocupaciones particulares, como lo demuestran sus definiciones y utilización del término literatura o discurso literario; por lo tanto, su atención al texto literario varía de perspectiva y logran, así, comentarios y explicaciones distintas.

Foucault pone en duda incluso la pervivencia del autor individual en las condiciones inauguradas por la modernidad, lo que llama "funciones del autor": el autor ejerce una forma de propiedad del discurso justo a partir de que, como autor, pueda ser juzgado por un discurso transgresivo.

Un individuo es "considerado" autor de acuerdo con la proyección psicologizante, el sistema de exclusiones, los rasgos establecidos como pertinentes.