Las Peripecias de Una Joven Elfa Esclava: Libro II. Fugitiva

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Las Peripecias de Una Joven Elfa Esclava: Libro II. Fugitiva PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Las Peripecias de Una Joven Elfa Esclava: Libro II. Fugitiva. Feliz lectura Las Peripecias de Una Joven Elfa Esclava: Libro II. Fugitiva Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Las Peripecias de Una Joven Elfa Esclava: Libro II. Fugitiva en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Las Peripecias de Una Joven Elfa Esclava: Libro II. Fugitiva Pocket Guide.

Articles

  1. Ubuy Bahrain Online Shopping For elfa in Affordable Prices.
  2. PDF gratis Comptia security+ sy0-501 ucertify labs student access card descargar
  3. EVERETT WARD OLMSTED, PH.D.
  4. Comptia security+ sy0-501 ucertify labs student access card epub descargar gratis

Harta de hun-1,11laciones tha wto 1a plulma de oroi con que frazaba, sus lainentos desoidos,' y levant el 'brazo musculloso sacudiendo Ia. Que significant, Si no ese I-W m ; entir'constante y af anoso de Espana; sus adulaciones a'lo. Que Signifilca,'si. Qu-e' signiftcaese espiritu de destrucci,i y de matanza'enque compiten a una, ba'ta los generals reptiblicanos'. Ilceriaque es lo U'nico que. Que sicrnifican eso-s obispos p. Qu' ofra cosa, puede significar, sino q tj.

Ubuy Bahrain Online Shopping For elfa in Affordable Prices.

Insulted, pues, sus gyalonados politicos a los rebe1des cubanos; instlltelos la prensa vocinOcta; insu"Itel's tambien la realeza, que no v'acila en ;cIeshonrarse pro'hijando la iiientira, en vez de santificarse aniparando la Justicia; qtie no es maravilla que so desprecien la vida humana, que. Un periodista constant y f ervor-oso, quedesde hace anos, ha estado registrando-las, nianifestaciones de la conciencia. Cerca 4e, c. Y asi tambien parecen creefto a1gunos mo.

Pero, cabalmente, si no tuviera motives poderoso-s para, haberse sublevado el pue-. E enero litin-ian-ol, Por eso en Cuba-como en los antio uos virreinatos-mantuvo las divisions socials;! Calvario en que agonizaba el. Y despue's Ie todo, que ventajas hemos, obtenido de su religion, lque ventajas obtuvieron tampocio sus dema-s depen:dencias? Bajo el labaxp de -Cris'to,. Si un Dios asi'ste a los destinos humans con, su providence, convengamos enque 0 Dios de los espanoles no es el Cristo que ama y que persona, sino -ese Moloch- a migo ide riquezas o el 'do1o, de Mexile-o en que Corte's, no, quiso ver el o-enio de'E's-pana,-quelsol,'ose.


  • Antología Crónicas del Mañana!
  • Derecho Moderno: Revista de jurisprudencia y administración;
  • Contabilidad para Abogados.
  • Las luces que iluminan el alma.
  • Cuando Las Segovias Lloraron Sangre: La Odisea De La Familia Moncada!
  • Literatura Judía Intertestamentaria - Aranda Pérez, G.
  • Descargar Ebook Jake Undone.

Sobre to'do, eT Duque de Alba iera cristiano muy devote y bablaba la lengua castellana, yen castellano, y m nombre e Cristo, di:cto. Porque, en castellano noshan martirizado y en castellano. S 1 cuanto hacemos por defendernos y salvarno.

Espan-a ha sido, quo con la misma mano de barbaro con que asesta contra" el corazo'n cubano sus punaladas criminate-s ha encendido en la diestra encallecida del colony la tea del es- 94 panto, engendrando en una sociedad que amaso con ba rbaros 6xtranos, es-e odio irre conciliableque de tempo, en t'iempo' ve apalre-cer el n-lundo At'nito' en la Isla estremeCid'a, con 4a tumic, a sangrienta de'so-arrada, y las scenes pa'liidas co-ronadas- de.

Pac1to del Zaii. Y ayer mismo, aver tarmbi n a muy poca distancia de los banquetes, de las ceremonias del cult, dle la gran festividad nacional, en que los ricos se acordaban de los pobres para servirles pan, en memoria del Cristo cjue di6 el ejemplo sublime del anor qcue se engrandece y purifica en la piedlad por el que sufre o mendiga-, otro pueblo del continente en que se revuelven y cihocan los residuos nocivos del pasado y los germenes saludables del porvenir, contenmplaba con mirada sombria, en ciue no vibraba segurarnente ningn rayo de la divina gracia, un espectnculo muy diverso en que se cifra y compendia su propio lastimoso destino: mientras aqui reinaba el contento, alli reinaba el dolor ; mientras aqui se celebraba la fiesta de la vida, alli se celebraba la fiesta de la muerte; aqui los hombres libres renacian a la esperanza; PAGE 13 7.

Al nismo tiempo que recorrian como angeles invisibles los anmbitos imensos dIe esta nacion afortunada la esperanza, la caridad, la beneficencia, la paz, derramando Ia esencia misteriosa de la vida y sembrando en los aires y en los corazones vigorosos destellos de la hienaventuranza, el patriota cubano, recogido en su tristeza, envidiando la felicidad ajena, sentia pasar sore su calbeza amenazada los mensajeros infernales, e rencor, ha ira, 1a venganza, empu1iando 1a guadalna de la muerte y escoltando escueletos amarillos, como bandadas de PAGE 14 8 huhos cuyas alas extendidas sumian en la nvo che la isla infortunada, y envolvian y aprisionahan el corazon de sus moradores en tin crespon ensangrentado de tinieblas.

Ayer este pueblo se juntaba para las expansiones del jihlo y el recogimiento de la plegaria, satisf echo y feliz en sus recuerdos gloriosos, contento de su herencia de libertad, del patrimonio inapreciable que debe a la magnanimidad y a la inteligencia de antepasados laboriosos, amigos del hornbre y files cumplidores de la ley moral.

De esta manera sobrevinieron dos consecuencias paralelas y desastrosas. Por una part, la industria y el comercio de Espana iban ligindose por mtltiples lazos a 1a vida agricola y mercantil de Cuba, y aun la 'hacienda y el credit, la economic general del pueblo espanol, iban dependiendo mvis y m'ts de la paz material y la produccion de una collonia ultranarina que PAGE 25 19 era muy dificil y comprometido regir desde tan lejos; a tempo clue par los errors, par los desafueros y por el absurdi sistema ie acdministraci6n y gobierno, hariase por necesidad mis precaria el mantenimiento de la quietud en in pueblo 'donde -por otra parte-siquiera la soberania radlicase en la Peninsula, los mas ricos e ilustrados, que mnonopolizaban antes de Ia revoluciun de septiembre la imfluencia social y 4ue en su mayoria eran cubanos, tenian que ser tamihien, pretelnde ria ser los inspiradores naturales y legitimos de las tendiencias y pr pUsitOs politicos referentes a la tierra de su nacimiento.

Estas y otras esp1eciaiisimlas CcOndLiCiones11C fueron ocasianalio ei dualismo cada ve7 ms acentuado e irreconciliable dte Ia p oblaco ti ne Ia isla tue puso frente a frente, coma adversarios primero y al cabo Coma enlemigos, a los que habian nacidlo y nioraban permanentemente en ella, y a los ciue en sucesi6n nunca interrumpida inmigraban por tiempo determined para mecdrar y enrilquecerse, sonando siempre volver cargados die PAGE 26 despujos y translformnados en seniores y potentados a Ia tier'ra empobrecida e inculta ce dO1dec isalieron mIisergtbles y humrildes.

N tacl que este mnismo procedimient y tcOs islfOS propsitos fteron los propositos y ci procedIim ie1tc dc los espanoles que arrostraban los azares del oceano iglnit y los riesgos cdel chima nluevo para yenir, en la centuria dCimosexta. En tan- PAGE 29 to que conbatian en la Habana las reformas que acababan de implantarse, iniciando una lucha doble y rastrera contra el nuevo espiritu de 1a revolucion triunfante en Ia Peninsula y la autoridad que habia enviado a Cuba, interrumpieron cnf Puerto Principelas negociaciones entabladas, valiendose de un vergonzoso v coharde asesiin ato; V aprovecharon dcspuCs os incidentes de Ia contienda para clarar por medlidas extremnas, al ptlunto que Ilegaron a declarar que aqua era una guerra de razas y ue todos los cubanos, su inmensa mayoria, eran infidentes mIs o m1enofs enmliascarados; hasta qule, en suma, pidieron represalias y exterlminio.

Envueltos en la bandera de Espania aquellos farsantes, buscaban solo, por esfuerzos de intriga v de maldad, suplantar a los cubanos prominentes por su riqueza, su poslcia1O y su cultura. Cons-ideraban deInasiado1 vacilante, demasiado coiiciliador v acas demiiasiado humnano al encargaco del gob4 iCFerno, y Ilegaron al extremno de enviarc una Comisi fn de officials de stis cohortes para exigirle tin cam bio radical de political; Ilegaron a extremes inatditos, a todos los extremnos, y muy pocas semanas despues ya se les habia prostittild hasta sancionar crimncus infames y esc1indalos sin nombre.

Convertida en campamento de genizaros in 1ev, que a su vez eran victimas e instrumentos de manejos ocultos de logreros y traficantes de carne humana, y ora domninadis por pasiones brutales, ora d isparado s por bebidas enbrutecedoras, y siempre azuzados, aguijoneaidos hasta el azoramniento ciego y feroz de una piara bravia, la ciud'ad anarquica y envilecida fud quledan do a merced de las masas ensoberbecidas e indlisciplinadas, y los cubanos que pudieron huir, en nun'mero de mG1s 'de cien mi I precipitadamnelnte emriigraron indignados y entristecidos de un pais entregado sifn! En ese meilc tenebro so y voCanico se Ilz ctntra los estudiantes la acusaciuY1 terrible.

PEra pos itivamnente una caluimna isierable ; pero Illiell illXLa a averiguarl t e rraveriga? P ero si ulbiera PAGE 39 33 vaCilad 1 , si hlubiera vis to atravesar pr sus visiones sangrientas la dtuda generosa, cual lblanca rezagada paloma en cieo de t1rmenta, todas las alimnna s de aquel lodazal, todas las infamias, todas las b. Y si ag1ouien se atreviera a objetar, en vindi'caci n lde EspanIia, que aqua ftue una desgracia lamentable, pero una desgracia fatal ocasionada en un moment de EYofuscaCin1, e11 la ofluscacion que tiene por excuse el patriotismo exaltadoL en la creencia erronea 'de cue las pob1res victimnas 'habian herido, con e1 suptuesto sacrilegio de pro fanar la tumba de m rtires venerandos, sentimientos qule trastornan y despenan Preguntadle: la hora de Ia exaltacioin habia pasado, las sierpes 'de la Medusa reposaban ahitas, y sin embargo, fueron transformados de estudiantes delicados y alegres, de hijos mimados, en presidiarios atm mas odiosos para sus guardiarnes cue los que la 1ey habia condenado PAGE 46 40 en justicia conmo reos de d'elito comnun; pO 1o que sin compasion se les vejo, se les apa1e6, se les trato con desprecio y ensanai iento.

El ptiede presentaros cOflIG reiquia de su martirio y testimonio de Ia atrocidard de su destino, los pesados grllos de hierro y el traje infamante tque cdesfiguraba e1 cuerpo y afligia el espiritu, y referirs bos episodios irritantes de sn trstisima historia ; com pasaban cada dia por calles concurridas ciue poco antes habian recrrido venturosos; como los maltrata1 an los brigadas soeces; c6mo los agobiaban dIe trabajos durisirnos y c6mo regresaban doloridos del esfuerzo y de los golpes, cansaclos, rendlidos Meses despues, la insistencia de Ia di lomacia ext ranj era y el convencirientohien que nurica confesado-de su inculpabi1ldad conmutaron el presidio por 1a deportaci6n, hasta fque, concluida la guerra, pudiercIn al fin volver a su pais; y diez y seis anos adelante, uno de ellos, que se habia prcomletido vindicar la nemoria de sts cinpa heros asesinados, la maianana en que iban a extraerse del Cementerio, para ser trasladados a Espaa, los rests de don GJonzalo Castan6n, apareci6 j unto al nicho, y alli--frente al hijo y varios testig-os hizo certificar que aquella tumba no habia sido profanada nunca y cue, Comlio el mismo dia del entierro ruidoso, La lapida, el cristal exterior y e1 atiud de hierro estahan absolutamente intactos!

Entonces, por prinmera vez, ante Ia prueba de una infamia tan sangrienta y enco- PAGE 48 42 nada, de 'que todos estuvieron sietpre convenicidos, pudo manifestarse la conmiseracibn del pueblo cubano con la ereccion de un monument en el campo santo nuevo. La nltima ocasion cque puce acercarme para contemplarlo, me llev6 a el, con la fascinaci6n del misterno, ternura misericordiosa, recordando que yo habia conocido y amad1o con el afecto generoso de la niinez a dos de ellos, de los cuales no quedaban ya sino algunos huesos agujereados.

La tarde declinaba en agonia silenciosa, el cielo encapotado i'ba ennegreciendose, y rfagascomo suspiros dolijente s de muij er-recorrian la necropolis de marmol, exhalanco efluvios que embalsamaban el aroma de los jazmines, el geranio y Ia verbena. AlIA a lo lejos, debajo de la mole del cercano castillo, la citudad miserable y afanosa mnurmnuraba en el sordo y vago rumor tie la vida que ilegaba hasta mi, mientras meditabundo y triste rniraba yo fija'iiiente en el umbral de aquellas puertas del basanmento al ingel de Ia muerte cue proclarna la ilocenCia de las victims..

Antes de caer para levantarse mis alto, debi6 sentir dehicia inefable y satisfaccion casi divina. Era un desvalido, carecia de hienes Ce fortuna, carecia de honlores y titubls mundanos, carecia de cuanto en 1a vida social coloca a los hombres, por el accidente o el pasado, en condiciones de mandar v ser obedecidos, y, sin embargo, tn gesto suyo ha ocasionado extraor-dinario trastorno y alarma universal.

Cargado por

Extendi6 la PAGE 56 diestra debil y delicada ncr que no vibraba el acero tefnidu de sangre, y en el silenieo y las scmbras de la colonia vigilada e nerme, brotamoro de Ia tierra, como las guerreros de la leyenda griega, legijones animosas de heroes resueltos al ultino coinbate.

Pero m iultitud de circunstancias a prop6sito mantenian en el alma de Marti la exSuisita susceptibilidad moral y p litica y las ansias torcedoras del patriotismo.

PDF gratis Comptia security+ sy0-501 ucertify labs student access card descargar

Habia salido de la Isla cuan'do todavia a irnp ulso de la antigua fe latia el corazon cuIbalno, y r epercutian a lo lejos los ultimos truenos de la tormenta; y luego, habia vivido en el destierro, ei el comercio frecuente de los heroes vencidos, acqutellos jefes ilustres e infortunados que por destine senejante al de los caudillos 6picos de las na rraciones 'homerica s, peregrinaron por 'mares y tierras sin reposo ni ventura. Re'novaba asi constant emente e1 recuerdo punVt PAGE 60 zante ce sus prematuros agraTvi s, corno si ilevara siempre colgados de su coraz6n los grillbs que le remacharon a s pies por amar a su pais a bos diez y seis anos, sin titubear en la temeridad de pr clamrarlo entr c 1 ayOr netats 1hmicilas Ha bi a podido tamfbllien, dlurante sui depur tacion en Ia Pcnmnsula, observer de cerca a los explotadores de Cuba, y collvenCerse d Ia miseria la incapacidal y Ia codicia indimabic de a 11etr6poli, de tal lmanera, que su brilliant elocuencia de pcri sCripto 1ttfulmin, aunque en vano, ante Vos salios y los 1pocderosos, en defense Ce la causa p7 r 1e a lat sazoii m1lrlaf ss Compj trlotas, v para cofnvenicer de las ventajas y Ia ghoria de levantar sobre las ruinas dle Ia clonia rezagadc una nueva V vivida repn'iblica.

I Dcsde entonces brOt cn su1 anim ci 'COn. Yencinicnt de quc rno hahia itr renedio para males tan hondos que Lc heroico remedio dc la guerra, v en cuanto se acerco a los vencidos inconformes cri Ia misma capital cde Ia Isla, cuando la generalidad se entregaha al jnbio de una pacificacion PAGE 61 55 sutperhcial y esteril, cOmoh una protesta contra tamiania desventura y tail inconsolable caia, p rc ct1r6 Ia renmvacion die la lucha, y despucs de sufrir nueva deportaci6n, y siempre, no vela, no vio mas solticion cabal v verd adcra del cn mflicto permanent qUc Ia inidependencia de I s cubaiios, ni c trco rectirso para alcanzarla pue la iuerza.

El tempo, y los accidentes innumerales en el mudar incesante de las cosas y los homubres, pasaron sobre el pais, para borrar e alterar sti antigua fisonomia, para ahogar el grito del dolor, para reprimir la ira, para; olvidar al patriot vencido 0 desterrado, aun pa ra lamen tar su generoso empeno como extravio de la quimera, y para ecilipsar y enipequefiecer su ideal fecundo y antes prestigioso.

EVERETT WARD OLMSTED, PH.D.

PAGE 64 Mvfarti, emrpero, Crey6, cada vez icon mi vas hrneza, qule tambll ien las circunstancias y los tiemplljos, pI or obra dce a justicia escar necida, irian decidiendo, antes que la fusicn de dos putelol s diferentes yx artificial y violentamente superpuestos, ii 1a concordia de intereses opiuestos e irreconciliab1es, la forzosa separacion de los espiritus, la hostilidad de los sentimientos, el antagonisilo de los intereses incompatibles v la necesildad, qJuizas inevitable, de la final ruptura.

Su tribune, por lo mis- PAGE 65 59 mo, semejaha una ccitedra sagrada en que ei originaI apostol aparecia como urn infatigable misionero. Su oratoria extrafia, emipapada de religiosa UHciOH, fulminabla a veces con e acento irritado de los profetas, aunque por lo comnn se abria mansamente coino 1na rosa mistica p ara exhaJar celestiales aromas; que de stis labios vibrantes hrotaba e discurso en arrullos de tDrtola, como del ascua del incensarlo Ia nube perfumada; pero las ideas, que a mocd de bandadas de blancas pa1omas volaban hacia u:s corazones como a sus nidos, cOnl los ultimos desesperados mensajes de la patria resonaiban en ei fondo del horizonte sombrio como ei estruendo marcial de fantastico galope!

IMjas apenas hahia dado los pr. El error y la colera asumieron la altisima representaci6n de Ia gloria antigua y del patriot. Uniendo al sarcasmno el anatema, se le 1lam6 cobarde; se Ic dijo que PAGE 67 61 era "un cubano p6sturno" -porque cdurante la otra guerra no le habia sido daido cambatir COn las arimas-; 'que para resollver los arduos problemas politicos y sociales de la Isla ideaba "las mAs galanas soluciones" -es decir, ia Independencia y la Repnblica-con miras estrechas y personales.

Y si recuerdo ese episodio, al cabo sin verdadera trascendencia, olvidado despues, olvidado deside el primer momento pcor su benevolencia, a putLnto que los mismos clue le tildaron de insensato, y antes que desacre lita re produj eron en la em igracion, que p1orque le conocia de cerca le amaba entraiiablemnente, una pirotesta espontanea y unan ime estan ahora pelean do con la brax-ura de antes, depuesto el antiguo resentii'1iento apasionado, y pCr el amor a la misma idea, en que ellos v 6i se confuiidieronl COm1lo servidores ragnanimos--, que no es la fuerza o la pasicn ciega quien rige ei nundo eC humnano albedrio, sino los pr1inCipCiOs vivifCantes que al eclipsarse en 1a coniciencia dean caer e1 brazo fatigado, o lo levantan de nuevo diligentes si otra vez PAGE 68 iluminan el horizonte moral con sus fulgores divinos.

Si recuerdo ahora este incidente, es unica, exclusivamente, porque fu6 ocasion para acrisolar Ia fortaleza y Ia sincericlad de ifarti, porqule fu6 acas la 11ica ocasion tamnLien en que hablo de si mismo, para re elar a sus culotemporaneos y a Ia posteridad la cave de su conducta, die su caracter y de su influencia.

PAGE 70 64 C rec que he puesto a sts pies muchas veces fortuna y honores. Creo que no me f alta c valor necesari o para morir en su defensa! Hay acaso mayor virtue que la firmeza en los altos propositos?

Comptia security+ sy0-501 ucertify labs student access card epub descargar gratis

Cabe mis grandeza moral queiC la del que coflsagra su existelcia a una idea fecundante y beneficiosa, y lucha sin cansancio por encarnarla en la realicad rebelde v resistente, y pone sus potencias todas al serviCio del empeno sublime de escupirla en la conciencia popuIlar, de aml lar a ella lombres amold ados a otros fines por fuerzas poderosas y contrarias, y luego corona la rectitud de los propOsitos, la unidad de una vida tan provechosa y tan no ble con la renuncia absoluta de si mismo. El PAGE 77 71 Conven1io del Zanj6n, p1or tal mnanera, tenia que significar o Ia paz intimna y moral por el imperio de Ia jutsticia, o una simple y utelbradiza tregua entre Ia Monarquia europea y la Repnblica americana; entire Ia ftuerza y el derecho; entre las necesidades inateriales y csIirittlales de un pueblo generoso y Ia codicia y la cOtrupcioln de su mnetropoli lejana ; entre Ia autonomia verdadera, inspiradla en Ia culture political del sigrlo decimonono, y Ia explotacion tiranica aninmada del espi ritu conquistador y brutal del siglo quince.

Si hemos debido star satisfechos y acluietadios los cubanos, si ha dido reintar en nuestra tierra perpetuamriente Ia paz, ; 1! La mejor refutacion de ese cargo embustero esta en ei hecho de que se formula a los diez v ocho aios de una paz iricua en que los amos de Cuba hicieron cuanto es dable por mercer el odijo del pais siermpre burlado, en su enmpe io inqcuebrantable de asegurar su sistem itico saqueo.

Por eso la verdad se llama otra vez Revoluci6n. D urante anios estuvo de rodillas suplicandlo; ahora se ha pesto de pie vibrate y justiciera. Q u6 significa, si nO, ese mentir con state y afanoso de Espa. Qut6 significa, si no, el terror de los harineros fraululentos y de los fabricantes catalanes, amenazados de ruina en su feroz latrocinio? Q u6 significa ese espiritu de destruecion y de matanza en que compiten a una, hasta los mismos generales republicans, PAGE 84 por aparecer ante su pueblo horirados y enaltecidos por el asesinato constante de 1nlefenlsos p rision eros, y esa universal cariceria que es l n'lnico que p uecde dar la medida del carncter inullmallo de Ia naci6n espanOla-vampl1ir insaciable de Ia sangre americana, en la paz por ei pi11aje, en Ia guer ra p ci crime?

Y an as 1ogrraan por el embuste crnico o e' dinero cr ruptor ete rrar n el fotdo m imo det ac tierra la v erda d sa crifi cada para. Podri realizar tcdos los milagros, menos el miagr' im posile de q4ue, aun sill patria, sil tuerza, sin apoyo el rebelde que lha a hra en desigual pelea o mere en lo alt del patibulo-, se despoje de su espiritu, para acep tar como vercad la colosal mentira cie Espana, para aceptar como justicia a sangrienta barbaric de Espana, para aceptar comio civilization y beneficio la emhru- PAGE 87 81 tecedora e ignominiosa tiranma de Espana; pfrque es en vano poseer la tierra si no se poseen los corazones, y Ia tierra pmede conqluistarse por el hierro y por el fue r : peru los corazones no pueden captarse sin p r ei anor y por la beneficencia!