LAS SIETE PALABRAS: La Serpiente del Cuerpo Astral Muerte y Resurrección

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF LAS SIETE PALABRAS: La Serpiente del Cuerpo Astral Muerte y Resurrección PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro LAS SIETE PALABRAS: La Serpiente del Cuerpo Astral Muerte y Resurrección. Feliz lectura LAS SIETE PALABRAS: La Serpiente del Cuerpo Astral Muerte y Resurrección Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF LAS SIETE PALABRAS: La Serpiente del Cuerpo Astral Muerte y Resurrección en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF LAS SIETE PALABRAS: La Serpiente del Cuerpo Astral Muerte y Resurrección Pocket Guide.

Articles

  1. SEGUNDA PARTE
  2. Tauroctonía
  3. Archivo del blog
  4. Las Siete Palabras: III - Wikisource

El estado luciférico es otro estado de conciencia. Un hombre del Edem puede tener cuerpo de carne y hueso como cualquier hombre. Un hombre luciférico tiene cuerpo de carne y hueso como cualquier hombre. Los estados edénico y luciférico son estados de la conciencia. El Edem es el plano etérico. Cuando el hombre salió del Edem, se sumergió su conciencia en ciertos estratos atómicos o regiones luciféricas.

Se hundió el alma humana en sus propios infiernos atómicos y perdió sus poderes.


  1. A una academia que se hizo.
  2. LAS SIETE PALABRAS: La Serpiente del Cuerpo Astral Muerte y Resurrección?
  3. cars.cleantechnica.com | Resurrección de Jesús | Cristo (Título).

En los gigantescos patios de los templos de la antigua Lemuria, los hombres y mujeres se unían sexualmente para crear. El acto sexual era dirigido por los Elohim. El hombre y la mujer se retiraban antes del espasmo para evitar la eyaculación seminal.

Los Elohim sólo utilizaban un espermatozoide y un gameto femenino para crear. Así se reproduce el hombre edénico. Así nacen hijos de la Inmaculada Concepción. Ésta es la Inmaculada Concepción. Lucifer tentó al hombre y el hombre cayó en tentación. Lucifer cubre su cabeza con capacete rojo, como los bonzos y dugpas del Tibet oriental.

Las fuerzas lujuriosas de los luciferes despertaron en el hombre la pasión animal. Entonces los hombres y mujeres comenzaron a eyacular su semen. El Kundalini que antes se levantaba victorioso en el canal medular, bajó entonces hasta el hueso coxígeo y quedó encerrado en el chacra Muladhara.

Así murió el hombre edénico y nació el hombre luciférico. Lucifer nos dio a nosotros independencia. El fruto prohibido nos hizo conscientes de la ciencia del bien y del mal.

SEGUNDA PARTE

Esta ciencia es muy profunda. Existe lo bueno de lo malo y existe lo malo de lo bueno. En todo lo bueno hay algo de malo; en todo lo malo hay algo de bueno. Entre el incienso de la oración también se esconde el delito. Entre el perfume de la plegaria también se esconde el delito.

Tauroctonía

Hay mucha virtud en los malvados; hay mucha maldad en los virtuosos. Aquel que conoce lo bueno de lo malo y lo malo de lo bueno, recibe la espada terrible de la Justicia Cósmica. Salimos del Edem, pero conocimos el bien y el mal. Así adquirimos sabiduría, así logramos autoindependencia, así nos hicimos conscientes de la ciencia del bien y del mal.

Ahora debemos volver al Edem para ser como dioses, conociendo la ciencia del bien y del mal. Ahora debemos volver al Edem para ser dioses. Tenemos que entrar al Edem por la misma puerta por donde salimos.

Archivo del blog

Salimos del Edem por la puerta del sexo, y sólo por esa puerta podremos volver al Edem. El Edem es el mismo sexo. Si queremos entrar al Edem, tenemos que volver al viejo sistema sexual del Edem. Tenemos que entrar por la puerta del sexo, porque por esa puerta salimos. No existe otra puerta para entrar al Edem, no existe otra puerta para salir del Edem.

LAS SIETE PALABRAS POR EL V. M. LAKHSMI DAIMON

Por donde salimos tenemos que entrar, esa es la Ley. El hombre se hundió en los infiernos atómicos de la Naturaleza, cuando salió del Edem. Si no hubiera sido por el Cristo, hubiera sido para nosotros muy difícil salir del abismo. Afortunadamente se nos envió un salvador, ese salvador fue el Cristo. Ahora tenemos que encarnar a Cristo en nosotros para volver al Padre. Nadie llega al Padre sino por el Hijo.

Sólo con la sangre redentora podemos lavar nuestras vestiduras y vestirnos con ropas blancas para entrar al Edem, exactamente por la misma puerta por donde salimos. A la suprema desobediencia de Adam, se opuso la suprema obediencia de Cristo. Lucifer nos dio autoindependencia individual, y Cristo nos redime del pecado.

Así se levantan los dioses desde el barro de la tierra. El Íntimo es el hijo muy amado del Cristo Interno. El Cristo Interno es el rayo de donde emanó el Íntimo mismo. El Cristo Interno es uno con el Padre. De esta tríada nació el Íntimo. Existen 10 oleadas de vida que se penetran y compenetran sin confundirse. Ahora comprenderemos por qué Dios puso 10 dedos en nuestras manos. Al salir del Edem, el hombre cayó en el abismo. De ese abismo no hubiéramos podido salir sin la ayuda de un salvador.

Cuando salimos del Edem, entramos en los abismos tenebrosos de la Naturaleza. De esos abismos sólo podemos salir por medio de la Iniciación Cósmica. Toda iniciación es un nacimiento espiritual.

Mucho más que documentos.

El que quiera nacer tiene que entrar en el vientre de una mujer para gestarse. Así tiene derecho a nacer el que quiera nacer. La iniciación es totalmente sexual. Si queremos nacer, necesitamos practicar magia sexual con la mujer. Éste es el acto sexual que usan las criaturas que viven en el Edem. Cuando estamos practicando la magia sexual, estamos en proceso de gestación sexual espiritual, desarrollando las flores del alma. Así despertamos el fuego del Espíritu Santo, y nos convertimos en Maestros. Así, dentro del vientre de la Gran Madre, nos gestamos como dioses. Así despertamos el Kundalini y nos convertimos en dioses.

Cuando el hombre eyaculó el semen, se hundió entre el dolor y perdió sus poderes ocultos. Al eyacular el semen, la conciencia humana se hundió entre los infiernos atómicos de la Naturaleza. Ése es el reino de los luciferes.


  1. Igualdad de género en Educación Secundaria: Propuestas didácticas audiovisuales (Recursos).
  2. See a Problem?;
  3. Cien Besos y Una Flor (Susurros de Amor © nº 1).

Toda la humanidad mora en el abismo. Del abismo sólo podemos salir por medio de la Iniciación. Existen 18 iniciaciones, 18 nacimientos cósmicos. La Iniciación es tu misma vida. La Iniciación es de la conciencia y del sexo. Nuestra conciencia es una centella desprendida de la gran conciencia cósmica.

Tuvimos conciencia mineral, vegetal y animal; ahora tenemos conciencia humana. Tener conciencia de lo bueno y de lo malo es muy difícil. Tener conciencia de que 2 y 2 son 4 es cosa de dioses. El borracho sabe que beber alcohol es malo, pero el borracho no tiene conciencia de que beber alcohol es malo. Si el borracho tuviera conciencia consciente de que es malo beber alcohol, preferiría colgarse una piedra de molino al cuello y lanzarse al fondo del mar antes que continuar en el vicio del alcohol.

El conocimiento que no se vuelve conciencia de nada sirve. Millones de estudiantes espiritualistas estudian nuestras obras. El conocimiento intelectual de las verdades escritas de nada sirve, lo importante es tener conciencia de estas verdades.


  • Menú de navegación.
  • Vidas y apariencias: Modelo, pintora, escultora y esposa nunca reconocida de Juan Antonio Samaranch..
  • Cargado por.
  • Las Siete Palabras PORTADA ERRATAS.
  • El Líder relacionandose: Liderazgo!
  • Millares de estudiantes espiritualistas creen tener conciencia de las verdades que han leído. Se equivocan. Los estudiantes de las escuelas espiritualistas son loros que repiten lo que leen, eso es todo. Así pues, lo importante es el despertar de la conciencia.

    Las Siete Palabras: III - Wikisource

    El intelecto es una función del alma animal. La conciencia es una función de Dios. Existe una montaña, el fondo de ella es el abismo. El que quiera salir del abismo tiene que escalar la montaña. Existen dos caminos para salir a la cumbre. El primer camino va dando vueltas espirales a la montaña, así se llega a la cumbre. El segundo es el camino angosto, estrecho y difícil, que en línea recta llega hasta la cumbre.