NIHILISMO Y ALGO MÁS.

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF NIHILISMO Y ALGO MÁS. PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro NIHILISMO Y ALGO MÁS.. Feliz lectura NIHILISMO Y ALGO MÁS. Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF NIHILISMO Y ALGO MÁS. en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF NIHILISMO Y ALGO MÁS. Pocket Guide.

Articles

  1. Navegación
  2. ¿En desacuerdo con este artículo?
  3. Nihilismo: Concepto, Origen y Nihilismo ruso
  4. Notas sobre el Nihilismo

La "Plegaria" se presentaba como mero prólogo de algo que Kleist no llegó a completar. El encargado de completarlo, en efecto libre del miedo y lleno de amor, fue Nietzsche. Cabría preguntarse si es posible hoy leer el Zarathustra sin sentirse obstruido por el ejército de interpretaciones que el libro padeció o el no menos poblado ejército de influencias que generó en lugares y escuelas contradictorios entre sí, desde los vanguardistas que entendieron el mensaje de que la muerte de Dios hacía ascender al Arte a su trono y por lo tanto había que transformar la vida para convertirla en una obra de arte, hasta intentos tan populistas de cantar al héroe individual y solitario e insobornable como las novelas de Ayn Rand.

Si se le lee de manera selectiva, Nietzsche puede ser apóstol de lo que se quiera, del fascismo esteticista tanto como de la democracia real. El mismo Yeats afianzaba su esperanza en la eugenesia leyendo a Nietzsche, y se jactaba de que, gracias a la tecnología, había llegado la hora en la que unos pocos, los mejores, aplastaran a la masa.


  • Nihilismo - Wikipedia, la enciclopedia libre.
  • La interminable conquista de México (Colección Rius).
  • La noche de los esqueletos.
  • Notas sobre el Nihilismo;
  • Más allá del nihilismo: Friedrich Nietzsche;
  • Comentarios;
  • Pasión por Euskadi: Memorias. El compromiso del lendakari que gobernó para todos los vascos?

La clase intelectual, como se ve, vio en Nietzsche y en su Zarathustra una herramienta idónea para sus insólitas ansias de aplastar a la masa, de la que por supuesto no formaban parte. El campeón en eso fue D. Lawrence , que en Fantasía del Inconsciente defiende que en determinados periodos de la historia la necesidad de los humanos tengan que morir por millones, después de lo cual da tres hurras por la invención del gas tóxico.

El marbete le vino bien a Nietzsche, que hasta ese momento, llamaba pesimismo o "voluntad de nada" a lo que a partir de entonces sería nihilismo. Lo peor que le puede pasar a un pesimista es que convierta su pesimismo en ideología justo al contrario de lo que le pasa al optimista, al que lo mejor que le puede pasar es que convierta en filosofía su optimismo.

De ahí que los mejores escoliastas de Nietzsche - Heidegger o Deleuze - no hablen de nihilismo en singular, sino en plural, o completen la matriz con adjetivos distintos, pues tan distintos resultan que son auténticos enemigos el nihilismo pasivo o negativo y el nihilismo activo o positivo. Un callejón sin salida. El nihilismo activo es en esencia afirmativo, y no conoce la culpa: "Nosotros, los inmorales, abrimos nuestro corazón a toda especie de comprensión y afirmación.

Navegación

Nadie puede sentarse y crear lenguajes y mitos como convenciones. Para una respuesta a estas preguntas, debemos acudir a Kierkegaard. Aprendemos al hacer- al hacer mientras otros hacen alrededor de nosotros, al imitar a las personas autoritativas y seguir sus órdenes. Los medios principales para la diseminación de los valores es la endoculturación [1]. Y la autoridad de los valores proviene de nuestra identificación pre-racional y pre-reflectante con nuestra cultura y forma de vida. En su trabajo de , The Present Age , Kierkegaard describió como la razón y la reflexión ha minado todas las instituciones autoritativas y todas las costumbres de la cultura occidental, de esa manera minando todos los compromisos con los valores nucleares, liderando el colapso de las distinciones morales, el aplastar las jerarquías morales, y la subjetivación de los valores.

Él profetizó la llegada de la era nihilista. La cuestión de Kierkegaard era como recuperar una existencia significativa, como salvar los valores de marchitarse por un enfermo y afeminado racionalismo, como rasguñar nuestra salida de las arenas movedizas del nihilismo pasivo. La respuesta de Kierkegaard fue simple: cada individuo debe tomar un compromiso consciente y absoluto de alguna forma de vida y sus valores constitutivos. En pocas palabras, para Kierkegaard la cura del nihilismo pasivo es el nihilismo activo —y el hecho de que el propio compromiso de Kierkegaard fue con el cristianismo no hace de su compromiso algo menos nihilista.

Es una explicación que profundamente influenció a Heidegger, y con la cual Heidegger estaba esencialmente de acuerdo. El concepto central de la explicación de Jünger sobre el nihilismo es la tecnología. Para Jünger, la tecnología moderna es un Caballo de Troya que nos lleva a abrir las puertas de la cultura a las abrumadoras fuerzas del caos. La civilización tecnológica moderna es una forma de cultura. Pero es una forma de cultura que mina todas las otras formas de cultura —y también se mina a sí misma como cultura- porque la visión del mundo de la tecnología moderna se sostiene en el uso de la razón, la ciencia y la tecnología para progresivamente liberar a la humanidad de todos los impedimentos irracionales y externos, que lo frenan de la satisfacción de sus deseos.

Mientras que los antiguos experimentaron la naturaleza como algo inamovible en un orden eterno fundando y obligado al reino de la acción humana, los modernos experimentan la naturaleza como simplemente una pila de recursos que son, en principio, infinitamente transparentes al conocimiento humano e infinitamente maleable a las finalidades humanas. Desafortunadamente, sin embargo, la mentalidad tecnológica considera a los valores y sus instituciones concretas culturales concretas encarnadas en la religión, el mito y los costumbres como impedimentos.

Los valores, después de todo, surgen de fuentes pre-racionales o irracionales. Son por necesidad falsificaciones de la realidad. Y ellos imponen limitaciones a las satisfacciones tecnológicas de nuestros deseos. Pero la agencia del cuerpo es ilusoria, puesto que el cuerpo es- y siempre ha sido- principalmente el objeto, no el sujeto, de la manipulación tecnológica. Pero es una forma de dominación en la cual todos son objetos y nadie es el sujeto. La dominación sin un dominador es otra forma de hablar de la voluntad sin sujeto; es otra forma de hablar de la Voluntad de Poder.

Pero la cultura tecnológica, al minar los orígenes pre-racionales, las falsedades necesarias, y los valores constitutivos de la cultura, ha traído a la Voluntad de Poder al corazón del mundo humano y la ha instalado como nuestros amos. Se volvieron los objetos, no los sujetos, de un sistema tecnológico autónomo.

Y aunque este sistema ha obtenido una consciencia colectiva por sus propios medios, la cual ahogó las consciencias individuales de sus componentes humanoides, la mente colectiva de los Borg es manejada por un imperativo bastante simple: el asimilar a todas las otras tecnologías y todos los otros seres vivos a su sistema tecnológico.


  • Nihilismo del Idealismo. Jacobi frente a Fichte.
  • Preguntas Sobre el Padrinazgo;
  • El nihilismo.
  • Lo que falta y sobra en la propuesta de la Comisión Técnica constitucional!
  • Ilustraciones para Mensajes Bíblicos: Tomo 2.
  • Desarrollo Socioafectivo e Intervención con Familias. SSC322_3;

Los Borg asimilan sólo en orden de continuar asimilando. La Voluntad de Poder sólo quiere una cosa: la continuación de su voluntad. Jünger creía que la Voluntad de Poder tecnológica era imparable, que subyugaría toda la tierra y el universo entero, que nada se podría poner frente a ella. Todas las motivaciones políticas y morales, todos los objetivos políticos, todos los medios-fines racionales se volvieron irrelevantes, pero la guerra continuó; se lleva a sí misma, simplemente por llevarse a sí misma. En Battle as Inner Experience, él escribe:. Para hundir en su elevada finalidad sin metas como en una obra de arte o como en un cielo estrellado, que se otorga sólo a unos pocos.

Pero aquel que experimenta en esta guerra sólo negación, sólo sufrimiento propio y no afirmación, [no] un movimiento mayor, lo experimenta como un esclavo. No tiene una experiencia interna, sólo una interior. Pues la raíz del nihilismo es la voluntad-específicamente, la inflación de la voluntad hasta el punto de que se convierte en el rasgo definitorio del ser mismo. El proyecto filosófico de Martin Heidegger puede entenderse como un intento de superar el nihilismo en su raíz, la inflación de la voluntad en el sentido del Ser. Con todo, lo mentado con este término no es un fundamento, sino lo originario mismo, el esquema que no se deja reducir a esquema alguno GA II, 14, Cuando se lo pone como fundamento, como hace Jacobi, ya se lo pone, a saber, como previo; es decir, en cuanto previo, se lo esquematiza de este modo.

Con lo originario ocurre que, al ser comprendido, fijado, se diluye, y es que, en efecto, dada esta mediación, se pierde su originariedad. Ya por esto, ese pensamiento ocupa un lugar en la filosofía. Que ésta haya sido la primera vez que se introdujo este término en la filosofía, ha sido fruto de discusiones. Arendt ed. Der Nihilismus als Phänomen der Geistgeschichte in der wissenschaftlichen Diskussion unseres Jahrhunderts.

Darmstadt Pöggeler sostiene, por su parte, que, antes de la carta a Fichte, Jacobi usa el término en una recensión a Claudius. Véase acerca de esto S.

¿En desacuerdo con este artículo?

Kahlefeld Dialektik und Sprung in Jacobis Philosophie. Würzburg s. GA II,3, pp. GA III, 5, Lo propio acontece en una carta de 8 de mayo de cf. GA III, 5, pp. GA II, 11, pp.

Casi al final de su vida, en o , Fichte redacta un manuscrito para una de sus lecciones en el que aborda explícitamente, otra vez, a lo planteado por Jacobi en su carta de GA II, 14, Cruz Cruz toma este motivo de Jacobi para postular frente al habla la anterioridad del silencio, disolviendo así la supuesta superioridad del habla. Cruz Cruz , Las razones del corazón.

Nihilismo: Concepto, Origen y Nihilismo ruso

Jacobi entre el romanticismo y el clasicismo. Cruz Cruz, no es ni principio ni comienzo , sino que actualiza lo previo a él, que es lo verdaderamente real. De lo que se trata para J. Cruz Cruz no es de criticar el lenguaje ni de postular o imponer el predominio del silencio, sino cosa contraria: de cuestionar el reduccionismo, hoy tan de moda, consistente en sólo tomar por real aquello que se da efectivamente en el lenguaje.

Sandkaulen Grund und Ursache: die Vernunftkritik Jacobis.

Notas sobre el Nihilismo

München Hegel , Werke in 20 Bänden. Frankfurt a. Schlösser Das Erfassen des Einleuchtens. Fichtes Wissenschaftslehre von , Frankfurt a. Ich bin nicht, und ich mag nicht seyn , wenn ER nicht ist! Über die Lehre des Spinozas. JWA 1, 1, El idealismo encontraría en estos tres nombres sus hitos fundacionales. Villacañas, Nihilismo, especulación y cristianismo en F. Barcelona ss. Como es sabido, esto lo vio también Hegel.

Hegel, Werke. Jaeschke y B. Sandkaulen eds. Ein Wendepunkt der geistigen Bildung der Zeit. Hamburg , en especial Hegel , Werke 2, Hammacher ed. Philosoph und Literat der Goethezeit. Revista de filosofía con referato doble ciego consagrada a los estudios sobre el pensamiento de J.