PALOMAS EN EL VIENTO (MiniNovela Romántica)

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF PALOMAS EN EL VIENTO (MiniNovela Romántica) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro PALOMAS EN EL VIENTO (MiniNovela Romántica). Feliz lectura PALOMAS EN EL VIENTO (MiniNovela Romántica) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF PALOMAS EN EL VIENTO (MiniNovela Romántica) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF PALOMAS EN EL VIENTO (MiniNovela Romántica) Pocket Guide.

Contents

  1. Roberto Bolaño, el último perro romántico
  2. Entrevistas | Libros, lectores, escritores y una taza de café | Página 2
  3. PALOMAS EN EL VIENTO (MiniNovela Romántica)

Al llegar encuentran a un cazador que se ha colado en sus tierras.

UN AMOR DEL PASADO

El padre le da a su hijo el rifle para que pueda observarlo a través de la mira y en ese momento el niño aprieta el gatillo, acabando con la vida del furtivo y cambiando la suya y la de todos los componentes del grupo para siempre. Estamos ante uno de esos libros que no dejan indiferente, de los que busca impresionar y horrorizar al lector, y lo consigue con creces.

La historia avanza a través de frases cortas, precisas y afiladas como cuchillos. Frases sin verbo que dan al lector un flash, una imagen, una sensación. La frialdad, la inseguridad y el miedo que se respira en el grupo se traslada al estilo.

El autor sabe transmitir la tensión, el temor, la oscuridad del lado salvaje del ser humano con una naturalidad que estremece y fascina a la vez. Aunque tiene momentos en los que la acción acelera el ritmo de la historia, estamos ante una narración lenta y profunda, cosa que puede no agradar al lector impaciente. Y el final es de los que dejan sin aliento, de los que llegan sin avisar, de los que te abandonan sin piedad.

No dudaría en recomendarla al lector que esté preparado y le atraigan historias tan duras como esta. Una voz ronca. Arrastra un poco las sílabas y la reconozco enseguida… Me doy la vuelta, pero no hay nadie. Todo va a volver a empezar, igual que era antes. Los mismos días, las mismas noches, los mismos lugares, los mismos encuentros. El Eterno Retorno. La primera fue Alice Munro , maestra de los cuentos. Cuando me enteré organicé un reto, me informé de sus obras y dediqué un invierno a leer varios de sus libros Demasiada felicidad , Secretos a voces , Mi vida querida , Amistad de juventud y La vida de las mujeres.

Me lo pasé tan bien que decidí repetir con el próximo elegido, y lo he hecho. Hoy os traigo el primer libro que he leído para el reto Nobel que organiza este mismo blog, En el café de la juventud perdida, de Patrick Modiano. París, principio de los años sesenta. Esta cafetería parisina es el punto de encuentro de la bohemia literaria y universitaria, de personas que buscan olvidarse de su vida real.

El eje central es Louki y toda la novela -y el lector con ella- da vueltas a su alrededor como la Tierra al Sol. A través de diferentes puntos de vista seguimos sus pasos. En cada capítulo un punto de vista diferente, un testigo atraído por la luz dulce y extraña de esta misteriosa mujer nos cuenta lo que sabe de ella y la obsesión de lo que se quedan sin saber. Cuantifican los daños y, pasado mucho tiempo, cuando hace tiempo que han perdido la juventud y el tiempo ha cubierto esas heridas con su manto opaco, rememoran a Louki y nos traen una historia excepcional.

Poco a poco, de narrador a narrador, vamos encajando las piezas, porque las lagunas de uno las rellena el otro y viceversa. Los que seguís mi blog sabréis de la importancia que le doy a los finales y el de esta novela cumple con creces. Inesperado e intenso, uno no comprende que no podía acabar de otra forma hasta que no ha acabado de leer el libro.

Roberto Bolaño, el último perro romántico

La gran cantidad de personajes que aparecen con una velocidad extraordinaria hizo que solo pudiera disfrutar de una mitad de la novela, porque con la otra me había hecho un lío de nombres y nunca sabía quien era el que hablaba ni de quien hablaba, excepto Louki y un par que se me quedaron. Otro elemento que no me acabó de agradar es el interés desmesurado que demuestra el autor por la ciudad de París. Me ha gustado que nombrara calles y lugares no famosos que frecuentaba la bohemia en ese momento, pero en ocasiones se excedía y me hacía desconectar de la narración.

No tanto cuando venía del narrador -pues pasado el tiempo se vuelve comprensible y creíble que repase el París de ese momento con la nostalgia de quien se hace viejo- pero cuando el interés provenía de los personajes en su juventud sencillamente no me encajaba. En conclusión , de este libro me quedo con el personaje principlal, Louki, la forma que eligió Patrick Modiano de acercarse a ella y al final. Sin embargo, la gran cantidad de personajes aparecen como pelotas de tenis que el lector no tiene tiempo de alcanzarlas todas y la pasión de algunos personajes por los barrios de París pasó en momentos a ser una obsesión poco creíble, en mi opinión.

Seguiré con el autor porque mentiría si dijera que no he disfrutado con esta lectura, pero tampoco puedo afirmar que ha sido una novela redonda. Este estadounidense nació y se crió en Salinas, California, y escribió novelas tan populares domo Las uvas de la ira y La Perla. Me reservé el libro que os traigo yo para leerlo en un road trip, y así lo hice. En , cuando Steinbeck tenía cincuenta y ocho años vivía en Nueva York con su mujer e hijos y ya había alcanzado toda la fama que un escritor puede alcanzar por sus libros impregnados de crítica social.

Sin embargo, se dio cuenta de que, confinado en Nueva York y siempre ocupado en algo, había desconectado de Estados Unidos, de su gente. Así pues, compró una autocaravana a la que bautizó como Rocinante -en honor al caballo de Don Quijote- y junto a su perro, un caniche francés llamado Charley, recorre los Estados Unidos.

Entrevistas | Libros, lectores, escritores y una taza de café | Página 2

Y me ha sorprendido gratamente. Y es que sí, es la historia de un viaje. Pero el autor sabe seleccionar lo que nos va a interesar y lo que no. No cuenta día a día su avance a través de la carretera, sino que va narrando anécdotas destacables que le inspiraban reflexiones sobre todo tipo de cuestiones. Charley desde que empieza el viaje adquiere importancia.

El autor lo cuida y lo trata como si fuera un compañero de viaje humano y tiene mucho en cuenta sus hipotéticos juicios. Steinbeck no duda en compartir con el lector las incomodidades de estar tres meses en la carretera a su edad y la soledad que sufre al estar lejos de su mujer y los suyos. Contado así uno podría pensar que el viaje fue un fracaso, que ya no tenía edad para una experiencia así, que el libro habría sido espléndido si lo hubiera hecho de joven y sin cadenas.

A través de sus reflexiones espléndidas e incomparables, cuando el lector llega al atardecer del relato, se queda con el retrato de un país cambiante, de una sociedad que no duerme, compleja y heterogénea. En conclusión , no estamos ante una novela sino ante una narración de la experiencia real de John Steinbeck durante un largo viaje por su país. No, tampoco es un libro de viajes, pues no se centra en el recorrido propiamente, sino en lo que deriva de él.

De pronto descubría que había estado a punto de perderlo para siempre. El 25 de junio de este año que ya se acaba nos dejaba una de las grandes escritoras de España: Ana María Matute. Ana María era para mí una de esas escritoras que me llamaba mucho la atención, acumulaba libros suyos en la estantería pero nunca me decidía a empezar a leerla.

Pero al cabo de medio año nos dejaba y me arrolló el hecho de que no había leído nada suyo. Cuando Matute falleció, después de toda una vida de superación y resistencia continua, estaba trabajando en una obra y aun en sus peores momentos de vértigos y dolores no dejó de escribir. La que tendría que ser la despedida al mundo de todo gran escritor. Hoy os traigo Demonios familiares, de Ana María Matute.

Verano de Conocemos a Eva en el momento en el que vuelve a casa tras un intento de provocar un incendio en el convento en que estaba voluntariamente internada. Su madre murió cuando acababa de nacer. Su padre, al que todo el mundo conoce como el Coronel, es un ex-militar estricto, amargado, distante y tullido. Eva vuelve a su vida aburrida pero apacible, y en esta vida la guerra es como una realidad lejana y abstracta que no afecta su rutina de modo alguno.

Todo cambia cuando un día Eva encuentra en el bosque a un paracaidista herido. Personajes intensos, todos con su personalidad bien definida. Jovita, decidida e independiente, la mejor amiga de Eva. La primera -La ventana de los halcones-, conocemos a todos los personajes, es una presentación que nos lleva al nudo de la historia, el fortuito encuentro con el paracaidista caído y al borde de la muerte. En la segunda -Vértigos- nos internamos en los lazos que unen a los diferentes personajes, y la pesadumbre del Coronel pasa a un segundo plano.

En nuestra vida conocemos a personas y nos despedimos de ellas para siempre constantemente. A veces, en cualquier momento algo -un paisaje, un olor, un sonido, una voz, un rostro, un objeto- nos recuerda a esa persona que nos llamó la atención en nuestra infancia, que nos atrajo en nuestra adolescencia o de la que aprendimos o por la que sufrimos -o ambas-.

Con esta misma sensación me dejó este libro. He conocido y seguido unos días a los personajes de este libro, he vivido con ellos sus miedos, sus amores, sus rencores e inclusos sus silencios. Empecé a leer el epílogo de María Paz Ortuño con la esperanza de que desgrane el final que tenía pensado Ana María Matute para Demonios familiares , pero, aunque nada dice sobre esto, es inmejorable. Un epílogo que nos acerca a ella. Hoy os traigo Así empieza lo malo, de Javier Marías.

El Madrid de la Transición. El narrador en primera persona es Juan De Vere, un joven que encuentra su primer empleo como secretario principal de Eduardo Muriel, un director de cine antaño exitoso. Pronto Juan es testigo del desprecio que, en la intimidad, Muriel le demuestra a su mujer, Beatriz Noguera, debido a algo que sucedió en el pasado. Sin embargo, cuando Eduardo Muriel se entera de que un amigo íntimo suyo hizo cosas imperdonables durante los años del franquismo le encarga a Juan de Vere que se acerque a él y averigüe la verdad del asunto.

En esta novela nos volvemos a encontrar con el estilo inconfundible de Javier Marías. El comportamiento del ser humano -la traición, las mentiras, el perdón- se mezcla con las excepcionales circunstancias del momento, los aires nuevos que ofreció la Transición española, cuyo precio fue el borrón y cuenta nueva.

PALOMAS EN EL VIENTO (MiniNovela Romántica)

En esta nueva novela volvemos al narrador masculino, que el autor conoce y domina. Si tuviera que mencionar una diferencia con sus obras previas sería la dosis de erotismo. Se trata de una narración dedicada también a sus personajes.

Me sentí muy cercano a todos y cada uno de ellos, aparecen y desaparecen de un modo natural, son coherentes y completos. Una curiosidad. Javier Marías ha vuelto a hacer aparecer al Profesor Rico, amigo suyo en la vida real, en esta novela.


  1. Datos personales.
  2. Top download.
  3. Categorías!
  4. Entrevistas.
  5. Marketing y comunicación en la nueva economía (Manuales);
  6. ¿Qué és JOSMAN?.
  7. Sentimientos Del Alma!

Una buena obra para estrenarse con el autor. A mi parecer es un gran libro que ha cumplido todas las expectativas y me ha aportado reflexiones impresionantes. He disfrutado mucho de la lectura, de hecho la he engullido en menos de tres días. Supongo que es la magia de la buena literatura. Editorial : Alfaguara. Dejadme desearos también, aunque tarde, un feliz dos mil quince.