Poemas e historias para sobrevivir

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Poemas e historias para sobrevivir PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Poemas e historias para sobrevivir. Feliz lectura Poemas e historias para sobrevivir Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Poemas e historias para sobrevivir en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Poemas e historias para sobrevivir Pocket Guide.

Contents

  1. Marisa Negri: sus respuestas y poemas - Eurasia Hoy
  2. Libros de Poesía
  3. En el campo de lavanda
  4. Eliahu Toker (z’l)
  5. Todas las categorias

Un monstruo, no, una mano gigantesca alza el barco chorreando. Jacques, inmôvil, observa los negros vellos gruesos como cables.

Poemas en la voz de Enrique Lizalde

El agua chorrea en la vidriera y adentro de la tienda la penumbra cierra el espacio vacio con su helado silencio. Después de Divertimentos, Eliseo Diego publica en su primer volumen de poesia, En la Calzada de Jesus del Monte, libro decisivo de su trayectoria poética, compuesto de poemas escritos varios anos antes. No es la memoria anorante, sino la que nos pone en contacte con el exceso que ha- bïa en la oscura esperanza recordada, o mâs bien superpuesta al présente, saturândolo. A esta evoluciôn temâtica corresponde- râ, en términos générales, una evoluciôn genérica hacia formas mâs brèves, una decantaciôn de la materia poética que se libéra de epïtetos y com- plementos que la recargaban y se va aligerando progresivamente.

En efec- to, incluso en La Calzada, la secciôn V, exceptuado el primer poema, consta de una série de poemas breves - en su mayorïa sonetos o formas aun mâs cortas - que prefiguran ya el tono y algunas de las formas poéticas que encontraremos con mayor frecuencia en poemarios posteriores como Por los extranos pueblos y El oscuro esplendor En el primero de estos libros, Eliseo Diego todavïa incluye algunos poemas mâs extensos del estilo de los de La Calzada, pero a menudo esos poemas largos se desgranan en fragmentas que se suceden en forma nu-.

Marisa Negri: sus respuestas y poemas - Eurasia Hoy

Eliseo diego, maestro de las formas breves. Pero lo que es mâs importante, entre esos textes mâs largos se intercala mayoritariamente toda una gama de formas breves de diversa indole, desde el soneto endecasilabo y poemas mâs cortos de estrofa y verso libres, hasta la décima, formada por 10 versos octosïlabos con rima abbaaccdcc, estrofa criolla por excelen- cia que es la base de toda la poesia popular cub ana.

He aqui, por ejemplo, una de estas décimas de Por los extrahos pueblos :. He olvidado la sorpresa de las flores amarillas en tu mantel, y las sillas adornadas de pobreza. Mas la porcelana espesa de la taza que me diste, como palabra me asiste que de repente deslumbra con su rêvés. Y me alumbra los anos su nieve triste. El oscuro esplendor, publicado en , es y a un libro integrado to- talmente por poemas cortos, de los cuales la mitad aproximadamente pue- den considerarse microtextos poéticos, compuestos por un numéro muy li- mitado de versos dispersos en el espacio de la pagina.

Es notable en los poemas de este libro la importancia cada vez mayor de los blancos en la pagina, espacios que van a ser el vector material, significante, fundamental de las formas poéticas breves en la obra de Eliseo Diego, es decir, el vector del silencio. En un pequeno poema de El oscuro esplendor, La espada, el enun-. He aquî este poe- ma, La espada :. Una concha quizes, algunarama.

En los poemas largos, el tiempo fluye y se hace visible, mientras que en los cortos se anula.

¿Qué te pareció esta noticia?

El poema corto tiende a ser intemporal ; es un instante y, como todos los instan-. Y mâs : es todos Ios tiempos. Después de La Calzada, entonces, Eliseo Diego trabaja paralelamen- te durante varios anos en estos libros de poesia que acabamos de analizar brevemente, y en otro de poemas en prosa, Versiones, poemarios que se recogen en la antologîa de , Nombrar las cosas, que incluye La Calzada, Por Ios extranos pueblos, El oscuro esplendor y Versiones, ademâs de algunos poemas entonces inéditos que pasarân a integrar libros posteriores.

Con Versiones, publicado en pero integrado por textos escritos a partir de , algunos de Ios cuales aparecieron en Origenes por esos anos, Eliseo Diego da un salto considerable de Ios divertimentos, por un lado, y de La Calzada, por otro, hacia la forma mâs brève y apretada del poema en prosa.

Libros de Poesía

Como ejemplo del primer tipo de poema en prosa de Versiones, citaremos Sus sedas, sus brocados :. Saca sus sedas, sus brocados énormes, sus oscuras. Saca sus copas labradas, sus tenedores de plata espesa,. Por fin la muerte, con una sonrisa vaga, hace caer,. Mu- cho mas podrîa decirse sobre este poema tan breve, en particular sobre su cuidadosa estructura ritmica, entre otros elementos significantes.

Pero pa- semos al segundo tipo de poema en prosa que encontramos en este libro, por ejemplo, Es un desconocido :.

Es un desconocido quien pregunta por la casa. El desconocido insiste cortésmente.

Y el desconocido se inclina con cierta tristeza grave. Y al irse nos irrita, sin entenderlo, que nos dé esta pena su gastada espalda.

En el campo de lavanda

Cabe recordar aqui que Origenes, en su numéro 35, de , habia publicado la traducciôn de las Iluminaciones de Rimbaud hecha por Cintio Vitier y que, dos afios antes, el mismo Vitier habia traducido Un golpe de dados de Mallarmé para la revista, en la que también habian aparecido por esos anos traducciones de poemas en prosa de René Char por José Rodriguez Feo. Ya en se habian publicado allï, en traducciôn, prosas poéticas breves de Henri Michaux de En elpais de la magia.

La decrepitud se convierte en otro símbolo de su apagamiento existencial, en una nueva premonición de la muerte. Houellebecq presenta la asombrosa característica de ser, a la vez, descriptivo y desaliñado. Y la vaguedad de los versos iniciales, subrayada por la desidia cacofónica de los dos adverbios de modo y el paréntesis supernumerario, que no aporta enriquecimiento discursivo alguno, se remata con esa afirmación final, tan tópica como imprecisa.

Eliahu Toker (z’l)

En otra piezas, las impresiones resultan tan insustanciales, tan volanderas, que la escena se queda solo en germen inconexo o esbozo ridículo. De muchos poemas solo puede decirse que son malos. Apariciones 1. No son carne o espíritu Veo fuentes de luz que se desplazan Posees el gozo de su risa Encuentros Afuera el frío viento Apuro esta euforia Arrodillado te degusto Cuatro preguntas La luna es un zepelín de mandarina Por qué no tu boca aquí Que el azar me lleve hasta tu orilla Otros poemas:. Poemas de amor.

Todas las categorias

Pero te amo. Yo huelo a ti. Me persigue tu olor, me persigue y me posee. Yo huelo a ti y tu olor me impregna después de estar juntos en el lecho, y ese fino aroma me alimenta, y ese aliento esencial me sustituye. Atolondrado y confuso, demasiado lleno de ruidos, sin centro ni reposo, desconectado del otro lado de la piel, aturdido por el interminable crujir de este corazón -tierra cuarteada, ceniza gris en el pecho-, así pasan estas noches de calor y duermevela, estas noches en que no estoy contigo. Alabanza de mi noche blanca, supresión de los abismos de mi corazón, aniquiladora de mis momentos atroces.

Benditas tu caricia y tu palabra, Señora de la Apacible Ronda, muchacha mía que detesta llorar por la mañana, muchacha que habla a solas por la casa y ríe. Que nadie toque este amor.

Todo tuyo siempre todavía. Con todo el tiempo el mundo a nuestro alcance, todo el tiempo del mundo que es igual a la próxima noche, todo tuyo siempre todavía. Seguro de sobrevivir mañana tuyo, siempre tuyo desde hoy en cada mañana de mañana. Sé que el amor no existe y sé también que te amo. Escenas de la vida diaria. No menciones el amor: bien sabes que sería profanarlo. Poema Este corazón seco, incapaz de otro amor, agotado y solo, este corazón de precisa prepotencia, este corazón que ya no llega a la mirada, este corazón cancelado y cambiado por una especie de helada ternura, planeó mis iras, proyectó cada aspecto de mis entusiasmos.

Queda el rescoldo de viejas complicidades y el placer de la tarde solitaria mientras la lluvia se repite: es cómica la futilidad de toda agonía; estamos solos. Este corazón sin sed, este ciego corazón no distingue ya entre el paraíso y el desierto. De la nostalgia. Sortilegios de otro día, que ahora son apenas letanía incolora, vana convocatoria que no me trae el asombro de ver un colibrí entre mi cuarto, como muchas madrugadas de mi infancia. Nunca hubo fotos de los instantes claves, del momento justo del amor, del preciso paisaje de las obsesiones.

Vana memoria que no puede traerte desde lejos, que no te vuelve carne, risa gentil o canto. Noche de papel con oscuridad de tinta, plana y no plana pesadilla línea y palabra: Babel. El azul era azul y es ahora negro. Se dice que la noche habita en el fondo de los mares. La noche es líquida. Amores imposibles. Entre el amor imposible y la presencia de la muerte transcurre el día. Este amor imposible es la manera como la muerte se apodera de mí por la mañana. O puede serlo.