Redescubra el Reino: La Esperanza Para El Siglo XXI

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Redescubra el Reino: La Esperanza Para El Siglo XXI PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Redescubra el Reino: La Esperanza Para El Siglo XXI. Feliz lectura Redescubra el Reino: La Esperanza Para El Siglo XXI Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Redescubra el Reino: La Esperanza Para El Siglo XXI en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Redescubra el Reino: La Esperanza Para El Siglo XXI Pocket Guide.

Articles

  1. Buscalibre Colombia - Libros de Editorial Siglo Veintiuno
  2. Navegador de artículos
  3. Esperanza escatológica y el clamor de “otro mundo es posible”
  4. Dios no Tiene Favoritos Tiene Intimos

Cuando un hombre lo descubrió, lo volvió a esconder, y lleno de alegría fue y. También se parece el reino de los cielos a un comerciante que andaba buscando perlasfinas. Las ideas crearon y ahora controlan el mundo en que vivimos. Cuando una idea es concebida, se llama pensamiento; cuando un pensamiento es concebido, se llama concepto. Todo lo que los humanos han hecho o inventado fue precedido primero por una idea.

De hecho, los inventos son a menudo llamados "la idea" de uno. En esencia, la mente puede ser impregnada por ideas que se desarrollan hasta convertirse en conceptos que se vuelven visiones que producen la realidad. Los conceptos son a la vida lo que la sangre es al cuerpo.

EL PERFIL DOCENTE PARA ELSIGLO cars.cleantechnica.com

Usted es y se convierte en sus conceptos. Los psicólogos describen el valor y la estimación de nuestra vida por la naturaleza del concepto que tenemos de nosotros mismos. Los conceptos elevan su valor a medida que consideramos nuestra percepción e interpretación de la vida. La comunicación humana depende exclusivamente de los conceptos. Solo podemos entender la vida hasta el punto en que nuestros conceptos sean correctos. Por cierto, el propósito y objetivo de toda comunicación es transferir ideas y conceptos desde una mente a otra mente.

Por lo tanto, la comunicación solo es exitosa cuando los conceptos del emisor son recibidos de manera correcta y comprendidos apropiadamente por el receptor, y viceversa. Este estado del proceso de pensamiento se llama "precepto". Dicho en otras palabras, un precepto es "una idea original". Por lo tanto, para poder comprender el concepto original, usted debe tener un entendimiento claro de los preceptos del emisor de un mensaje.

La clave de la comprensión se basa, entonces, en preceptos y conceptos. El error es el producto y resultado de lo que se llama una "concepción errada". En realidad, el receptor malinterpretó el concepto del emisor. Él establecería el "mundo ideal", libre de dolor, odio, temor, pobreza y otros males sociales; un mundo de paz, amor, gozo y armonía entre toda la humanidad.

Buscalibre Colombia - Libros de Editorial Siglo Veintiuno

Una ideología es la formulación de ideas y pensamientos que han sido meditados, elaborados, refinados, definidos y formalizados. Estas ideas también son definidas como una filosofía o "forma de pensar". Algunas de esas "ideas formalizadas" han producido "escuelas de pensamiento" que se convirtieron en los fundamentos de premisas teológicas e ideológicas para la creación de sistemas de gobierno, comunidades, sociedades, naciones y el mundo entero.

Negativamente, algunas de esas ideologías han sido la fuente de injusticias, destrucción, opresión, pobreza masiva, depresión y terror social.

Navegador de artículos

Estas ideologías han llevado una variedad de rótulos y, a través de miles de años, han aparecido y luego desaparecido, para reaparecer luego en las nuevas generaciones. Algunas de esas clasificaciones son bastante familiares, incluso en nuestra generación: imperialismo, socialismo, comunismo, dictadura, humanismo, deísmo, democracia, monarquía y vida comunitaria. Muchas de ellas han sido probadas, revisadas, integradas y revividas, y han sido la fuente de muchos experimentos sociales. De hecho, llego a la conclusión de que todos somos iguales y estamos buscando lo mismo. Lo que nos hace diferentes es la vía y los sistemas que implementamos y desarrollamos para hallar lo que estamos buscando.

Hace unos años, recibí un regalo de unos amigos que vivían en un país lejano en el cual yo había tenido la oportunidad de trabajar. Su cultura y Éste se ha convertido en uno de mis libros preferidos en mi biblioteca personal. Las fotografías captaron mi atención, el texto expandió mi capacidad de apreciación de la naturaleza compleja de las religiones, y la investigación me proveyó una nueva perspectiva sobre la uniformidad de la familia humana.

No obstante, la pregunta nos confronta: dónde se origina este deseo natural y esta necesidad de buscar un poder superior? Esta molestia interna del alma -de que debe haber una razón y un diseño para el universo y la creación- debe tener un origen.

Esperanza escatológica y el clamor de “otro mundo es posible”

Es imposible buscar nada. Por lo tanto, sostengo que la misma naturaleza de la exploración del alma humana indica que algo que previamente poseía se ha perdido. También parece que esta condición de buscar no es una opción, sino una necesidad. Tal vez, la mejor manera de hallar lo que se ha perdido y lo que estamos buscando sea identificar lo que necesitamos o deseamos.

Mucho más que documentos.

Por ejemplo, la sed implica la necesidad de agua, el hambre implica la necesidad de comida, y el cansancio implica la necesidad de descanso. De este modo, podemos identificar lo que nos falta por lo que deseamos naturalmente y, de esa manera, reconocer nuestra necesidad. Debatiremos sobre esa necesidad en los capítulos siguientes. Sin embargo, es importante, al menos, reconocer su existencia y control dominante sobre toda la humanidad y también apreciar que esta profunda necesidad controla y dicta el comportamiento del hombre, tanto individual como colectivamente.

Sé que esto puede consternarlo y tal vez le haga entrar en un estado de negación. Cuando uso el término poder, no estoy refiriéndome al control tirano, opresivo y dictatorial de las personas, sino en cambio a la habilidad de controlar nuestras vidas, situaciones y circunstancias cotidianas. Esta falta de control sobre nuestras situaciones y circunstancias nos hace sentir grandemente desahuciados y vivir como víctimas de la vida. Para la mayoría de nosotros, la vida es simplemente una lucha diaria por tratar de mantenernos a flote en un mar de incertidumbres y presiones de toda clase.

Al mismo tiempo, luchamos con un sentido de esclavitud dignificada contra la esclavitud de las instituciones de nuestras sociedades. Nuestro deseo y pasión de adquirir este poder de controlar nuestras circunstancias y el medio que nos rodea es la motivación de nuestro comportamiento. Nos esforzamos por lograr posiciones de influencia con el fin de acumular riquezas materiales, buscamos el poder que el dinero nos promete: poder político y espiritual, la acumulación de símbolos de estatus, conocimiento superior y muchas otras formas de disposiciones de control.

Por ejemplo, desde la ciencia se trata de detener el proceso de envejecimiento, mejorar la calidad y extensión de vida y producir todo tipo de píldoras para resolver una gran variedad de problemas. En el fondo, su mayor desafío es impedir la realidad de la muerte.

Pero no interesa qué tan lejos el hombre piense que ha logrado progresar, todavía no ha encontrado la habilidad de alcanzar el dominio y poder sobre la muerte aquí en la Tierra.

Dios no Tiene Favoritos Tiene Intimos

Este fracaso humano en lograr el control y dominio sobre su entorno y sus circunstancias lo ha dejado con un profundo deseo de un mundo completamente nuevo. El espíritu humano gime por un mundo que pueda controlar, donde las circunstancias estén a merced de su voluntad. Ese es el mayor anhelo humano. En cada religión, descubrimos el componente que promete poder para controlar las circunstancias e incluso la misma muerte.

Este deseo de poder es inherente al espíritu humano.. Para comprenderlo, es necesario entender el propósito original y el diseño de la humanidad, y la misión para la cual fue creada. Estaba nervioso y ansioso. Era el gran día, el día del examen al que tanto le temía. Ese fue un día memorable durante mis años de universidad. Había estudiado toda la noche y había leído cuidadosamente mis apuntes, libros y revisiones. Era el examen final de biología. El tema principal de esta materia era la anatomía humana. Al finalizar el examen, me sentí seguro de que 10 había hecho bien.

Yo estaba muy orgulloso de mí mismo y sentí que había logrado algo sobresaliente. Mientras estaba parado allí mirando las hojas de papel que el profesor me entregaba, repentinamente me di cuenta de algo que nunca antes había pensado. A lo largo de toda esa materia, había adquirido mucho conocimiento sobre la anatomía humana: nombres, propósitos y funciones de todas sus intricadas partes y órganos.


  1. Cuatro pasos hacia Dios.
  2. Redescubra El Reino - Genesis - ES, tu tienda de ebooks!
  3. Información adicional;
  4. Redescubra El Reino: La Esperanza Para El Siglo Xxi - $ en Mercado Libre;
  5. Una mujer con pasado (Deseo).
  6. Services on Demand.
  7. Curso de inglés definitivo 15.

El pensamiento que me impactó fue que conocía qué era el cuerpo humano, pero no porquélo era. En otras palabras, conocía el producto, pero no su propósito. Este descubrimiento en mi juventud todavía me motiva hoy. Quién es el hombre? Por qué fue creado? Por qué fue puesto en este planeta? Qué es lo que debe hacer? De dónde vino? Qué puede hacer?

Hacia dónde se dirige? Todo lo que el hombre quiere saber es las respuestas a estas preguntas. Son los humanos un simple eslabón en alguna cadena evolutiva, como proclaman los teólogos proevolucionistas? Somos meramente primates sofisticados, actuando en el drama de la supervivencia del mejor?

Creo imposible que alguien pudiera creer una teoría así. Esta proposición teórica irrazonable, improbable, sin manera de comprobarse no tiene fundamento y profana la verdad del origen del hombre. Diluye y disminuye su propósito glorioso. El hombre es el acto de coronación de un Creador intencional.

Existe como corregente de Dios en un mundo creado para él. Al examinar a la humanidad, descubriremos la belleza y el misterio del propósito de Dios para toda la creación. Por lo tanto, comenzaremos nuestro estudio considerando el plan original de Dios para su creación. Por eso, para descubrir el propósito y la razón de la creación y existencia de la humanidad, debemos intentar entrar en la mente de su Creador.

Después de todo, nadie conoce el producto tan bien como su fabricante.

La palabra Dios denota a alguien "que existe por sí mismo y que es autosuficiente", y describe a un Ser que no precisó de nada ni de nadie para existir. Por causa de quién o de lo que es, solamente Él califica para el título de Dios. Este Dios totalmente independiente existía antes de todas las cosas y comenzó su proceso creativo primeramente produciendo todo el mundo invisible, el cual también hemos llegado a conocer como "supra" o "por encima" del mundo natural. Este acto de creación dio inicio a los conceptos de "gobernante" y "gobierno", ya que el Creador se convirtió en el regente de todo lo creado.