Sublevación de La Araucanía: Apuntes históricos (Historia)

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Sublevación de La Araucanía: Apuntes históricos (Historia) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Sublevación de La Araucanía: Apuntes históricos (Historia). Feliz lectura Sublevación de La Araucanía: Apuntes históricos (Historia) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Sublevación de La Araucanía: Apuntes históricos (Historia) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Sublevación de La Araucanía: Apuntes históricos (Historia) Pocket Guide.

Articles

  1. BuscadorIntegral — Biblioteca del Congreso Nacional de Chile
  2. HORARIO DE ATENCIÓN
  3. #apunteshistoricos

Pero hay que trabajar duro por ella, sobre todo para evitar que estas ricas experiencias, en este caso pedagógicas, no se vuelvan sectarias. Hoy existe un tremendo interés por la pedagogía libertaria entre nuestras gentes, hay que bregar por colectivizar esta bella idea. Situación que en la mayoría de los casos, no todos, se debe a que desde chicos se vieron obligados a trabajar porque la plata era demasiado escasa y porque en esa situación la escuela no daba mejores alternativas. Hay espacios para actuar: este, el de la alfabetización, así como tantos otros, son vacíos abiertos en los cuales podemos trabajar.

De esta forma se anula la jerarquía por conocimiento puesto que al aprender este nuevo asunto ya no dependeré como antes de la opinión de quien me ayudó. Por eso es que si conocemos a alguien que no sabe leer, es perfectamente legitimo ofrecernos en su ayuda. Al Estado no solo se le combate en sus lugares comunes. Después de todo, la pedagogía anarquista tiene aun mucho que decir y aportar. El 13 de octubre de , fue fusilado tras un bullado montaje en Barcelona, el educador anarquista Francisco Ferrer. Ha pasado un siglo desde entonces. Esa fue la excusa para escribir estas palabras.

Hoy, nuestro mejor recuerdo es el rescate, pero sobre todo, la crítica, la revisión y la puesta en acción de sus ideas. Adelante, por la anarquía y la libre comunicación de los conocimientos. Manuel de la Tierra. Un movimiento cuya causa primera era la resistencia de los trabajadores al reclutamiento forzoso que sobre ellos recaía. En el sitio de Paideia Barcelona y en la fundación Francisco Ferrer. Iniciar sesión Registro.

El 15 de enero García Ramón partió su campaña con 1. En ambas marchas los locales presentaron poca resistencia, retrocediendo a zonas boscosas, montañosas o pantanosas, ante esto las tropas españolas se limitaron al saqueo y el pillaje.

BuscadorIntegral — Biblioteca del Congreso Nacional de Chile

Pronto el fuerte tuvo gran cantidad de provisiones, armas y víveres lo que lo hacía un blanco importante. Los mapuches se mantuvieron quietos esperando el momento oportuno para el ataque. Tras una feroz lucha, los españoles agotados y rodeados por masas compactas de guerreros cayeron uno a uno tras sucesivos ataques desde todas partes.

Lísperguer animó a sus hombres primero a caballo y luego cuando mataron a su animal combatió a pie hasta que cayó. Fue capaz de rechazar dos grandes ataques, sin embargo poco a poco sus hombres empezaron a perder la moral. El gobernador pasó el duro invierno el Concepción , el 9 de octubre se enteró de la rebelión en Tucapel y el día 15 marchó a Purén, lugar que sometió y luego al fuerte de Arauco donde acabó con las fuerzas nativas que se concentraban en sus cercanías, partió a liberar el fuerte de Paucaví arrasando el valle de Cayocupil.

Durante su victoria en Purén un soldado de apellido Rivas sobreviviente del desastre de Boroa le llegó con las noticias del desastre, el hombre había sido capturado y había escapado y sobrevivido oculto en la selva, el soldado desconocía lo sucedido con la guarnición del fuerte. El 24 de noviembre el gobernador llegó con un ejército de 2. El día siguiente el gobernador ordeno una investigación oficial de los sucedido, el 26 de ese mes los españoles abandonaron el fuerte y retrocedieron desmoralizados a Tucapel y Paicaví, el gobernador, sus hombres y los colonos perdían así las esperanzas de someter definitivamente la región.

Ante tan desastrosa derrota, con sus fuerzas cansadas y muy menguadas y notando la negación de los mapuches a la paz el gobernador ordeno la retirada al norte y el fin de la campaña de ese verano. El gobernador llegó a Purén pero en mayo del retrocedió a Concepción por el inicio del invierno, ese año hubo fuertes inundaciones en todo el reino. Allí quemó sembradíos y construyó un campamento en el mismo lugar donde Valdivia fundó un fuerte, sin embargo, no encontró resistencia.

El 31 de diciembre , sabiendo que las tribus costeras eran las que ofrecían mayor resistencia, se preparó a atacar los valles vecinos, pero su plan se interrumpió cuando tras levantar su campamento ordenó a su vanguardia explorar los alrededores pero esta fuerza cruzó un arroyo y quedó separada del resto de la tropa española. Un enorme ejército de mapuches salió a su encuentro, eran las fuerzas unidas de los caciques Aillavilu II, Anganamón , Pelantaru y Longoñongo. El ejército araucano que se dividía en cinco grandes cuerpos cargó sorpresivamente contra la tropa española con un gran ímpetu.

El gobernador llegó con el resto de sus hombres a salvar a su vanguardia, pero la resistencia mapuche resultó tan feroz que él y el resto de su ejército se hallaron durante un largo tiempo al borde de un desastre militar. Pronto la insurrección se extendió por toda la llanura costera y la guerra recrudeció. Luego mandó llamar a los jefes de Tucapel y Arauco a un parlamento, ahí decapitó a 20 asistentes y ahorcó a seis mensajeros.

La condición de esta nueva oportunidad de gobierno para Ribera era que aceptara el libre concurso del padre Valdivia en la guerra defensiva. En ella el padre Valdivia los trató con extrema condescendencia, prometiendo la destrucción del fuerte de Santa Fe, el regalo de las embarcaciones anexas y la liberación de los indios del servicio; a cambio los indígenas debían aceptar la paz y que misioneros estuvieran entre ellos en labores evangelizadoras.

Al ser muertos los sacerdotes por Anganamón luego de que una española y algunas otras mujeres suyas le fuesen robadas por un español enviado del cura Valdivia F. Nuñez , el Cautiverio feliz , entre otros. Finalmente falleció, profundamente enemistado con el padre Valdivia, en Entre y se declaró una segunda epidemia de viruela entre la población indígena alcanzando también a la población mestiza en la colonia. Para suerte de la colonia, esta epidemia imprimió un freno a la rebelión desatada en Curalaba pues diezmó a las poblaciones rebeldes en un momento en que la gobernación de Chile, desde la muerte de Alonso de Ribera, pasaba por una y otra mano donde ninguno de los interinatos tenía mayores aptitudes militares.

Cuando estuvo ya en condiciones operativas la soldadesca salió en una campaña punitiva contra los indios de Purén quienes no le dieron batalla por encontrarse diezmados y rehuyeron el combate frontal. Sin embargo, sus excesos con los indígenas le privó de seguir avanzando en la carrera militar. Esta expedición naval llegó y remontó hasta Valdivia. Viendo que los indígenas reunidos en tierra le exponían una gran cruz como aparente signo de bienvenida se dispuso el desembarco de Pedro de Balmaceda con 10 soldados, apenas hubieron puesto los pies en tierra fueron masacrados por la turba de indios ante la atónita vista de la gente en las embarcaciones y huyeron del lugar.

El anciano gobernador, falleció en septiembre de cuando estaba por salir a dar una batida para Valdivia. Reprimió con dureza los abusos y fraudes e impuso una severa disciplina marcial.

HORARIO DE ATENCIÓN

Fue necesario desalojar a toda prisa La Imperial y retroceder a Angol con muchos heridos. Francisco Laso de la Vega tomó posesión del cargo de gobernador de Chile en diciembre de , este español era como muchos de sus predecesores un brillante militar con éxitos en campos de batalla europeos.

Sus principales características eran su férrea determinación, arrojo y valentía. Este perfil de gobernante iba a dar como resultado una de las mejores actuaciones en la Guerra de Arauco. Al asumir la gobernación de Chile no tenía mayor noción de las características de la Guerra de Arauco, pero una vez en Chile, tomó la firme determinación de poner en cintura a como fuera lugar a los mapuches. Deseoso de batir a los indígenas, decidió organizar un poderoso ejército en Concepción.

Desde ahí avanzó a Yumbel. La avanzada no regresó y salió Córdoba con españoles y una avanzada de yanaconas. Córdoba no pudo reabrir las filas cerradas de indígenas, muriendo ambos capitanes, el maestre de campo vio muy comprometida la situación ordenando el gradual retiro hacia la quebrada. Finalmente ambos se retiraron del campo de batalla en un combate indeciso, pero que podría haberse tornado en un completo desastre para el nuevo gobernador. A fines de marzo de , el gobernador inició una batida punitiva hacia las ciénagas de Purén con españoles y yanaconas. Frustrado, inició el regreso y luego de dejar Yumbel acampó el 14 de mayo de en un sector ribereño del Itata llamado Los Robles, sin sospechar que Butapichón le venía siguiendo los pasos.

Tal fue el desconcierto que se armó una batalla campal en combate cuerpo a cuerpo en donde los españoles lucharon con excepcional bravura logrando contener a los indios obligandolos finalmente a retirarse al caer la noche, no sin antes llevarse numerosos prisioneros. A fines de diciembre de Lazo de la Vega logró reclutar unos españoles voluntarios en Santiago que pensaba sumarlos a los ya 1.

Su idea era internarse en el mismo corazón de Arauco y dar una batalla armagedónica a los mapuches para terminar de una vez por todas con la guerra. Mientras eso sucedía los caciques Butapichón y Quempuante sumaron unos 5. De todos modos, la proporción de fuerzas era de en desventaja española. El 13 de enero de , Lazo de la vega ya habiendo hecho confesar a sus huestes salió del fuerte y eligiendo cuidadosamente el terreno fue a tender su línea de batalla en Petaco. La acción se inició con una carga de un escuadrón de indígenas que fueron contenidos con fusileros alternados protegidos por lanceros.

Una vigorosa carga de caballería fue contenida por los escuadrones mapuches y el combate por unos instantes se tornó indeciso. Lazo de la Vega se subió a un caballo y arengando a su infantería cargó en contra de uno de los flancos mapuches, la caballería logró rehacerse y cargó también por el otro flanco.

Los indios de Quepuante empezaron a abrir filas ante la doble embestida y retrocediendo fueron a dar a unas ciénagas donde se empantanaron, momento que aprovecharon los españoles para hacer una carnicería entre ellos. Esta victoria fue una de las mejores obtenidas para las armas españolas desde los tiempos de García Hurtado de Mendoza.


  1. El Veneno y la Emperatriz?
  2. #Chupaelperro: Uno que otro consejo para que no te pase lo que a un amigo.
  3. Navegación de entradas.

Lazo de la Vega creyó que esta gran victoria iba a doblegar definitivamente a los mapuches y dar la paz tan anhelada, pero amargamente debió comprobar que no era de ese modo, debiendo retomar el antiguo plan de Ribera de hacer la guerra defensiva. Entrado el invierno de , la suerte siguió favoreciendo a las armas españolas al eliminar en el Valle de Elicura a Quempuante y a su sucesor el cacique Loncomilla.

#apunteshistoricos

Solo faltaba Butapichón quien, sabiamente, rehusó el combate y no le presentó batalla en las redadas y batidas punitivas en pleno corazón mapuche, logrando capturar otro medio millar de indígenas y recuperando miles de cabezas de ganado y rescatando a españoles cautivos. Para , la voluntad guerrera mapuche había cambiado aparentemente y se notaba el languidecimiento de las actividades predatorias de los indios debido al arrasamiento material.

La guerra y las preocupaciones constantes minaron la salud de este bravo gobernador y en julio de falleció cuando recién llegaba a Lima en busca de ayuda médica. A pesar de esto se abocó a la tarea de reclutar unos soldados y se embarcó con ellos hacía Chile. Seguidamente, salió con un ejército de 1.

Universidad Nacional de Río Negro

Para los indios era una dorada ocasión para recuperarse de los quebrantos sufridos y poder tener tiempo de armarse. En , dio una batida en las comarcas indígenas cordilleranas y capturó a Lincopichón y al renombrado Butapichón y los mantuvo como rehenes de garantía de paz. Dejaba al país con los mapuches ya alzados en rebelión, una situación económica casi en el desfalco y un ejército indisciplinado y relajado. Lo primero que hizo al asumir en fue reformar al alicaído ejército que estaba en un estado de indisciplina nunca visto.

La dirección de la guerra fue encomendada al maestre Campo Francisco de Rebolledo, mientras Mujica se abocaba al gobierno. Asistido por los jesuitas, adalides del plan del Padre Valdivia, Mujica decretó un cese de hostilidades por 50 días. En ese periodo, se acercaron muchos caciques a pedir la paz y volvieron a su tierra con muchos presentes. Mujica se hizo asesorar por un veedor que tenía gran influencia entre los indios, Francisco de la Fuente y Villalobos.

Este consiguió deponer el sitio que cercaba a Valdivia para continuar la reconstrucción de la ciudad, también se logró la reconstrucción del fuerte de Tucapel. No bien firmados los acuerdos, Mujica tuvo que ejecutar a algunos caciques que conspiraban su propia muerte apenas se retirara.


  • GENIUS MINERALS: Aventuras Espacio-Tierra (LAFAY EBOOKS nº 15).
  • Apuntes Historicos, First Edition.
  • LOS ROTOS EN LA GUERRA DE OCUPACIÓN DE LA ARAUCANÍA: LA EXCLUSIÓN DEL LLEULLE (1862-1883)!
  • LDS Escrituras - Reina Valera 2009.
  • INFILTRADA: Cuando la envidia se convierte en el peor enemigo.
  • Por un lado se acariciaba al indio que se evangelizaba y por otro lado se mataba o se esclavizaba al rebelde. Antonio de Acuña y Cabrera asesorado por los siempre presentes jesuitas instó a las tribus del sector de Valdivia y Osorno a hacer la paz, a lo cual los caciques respondieron favorablemente, incluso los de Chiloé, esto animó al gobernador a celebrar un parlamento en la localidad de Boroa en enero de Por un momento el iluso gobernador Antonio de Acuña y Cabrera creyó que la guerra de Arauco tocaba a su fin.

    Algo Habrán Hecho por la Historia de Chile. Capitulo 1. Lautaro y Pedro de Valdivia. HD

    Sin embargo, un acontecimiento imprevisto detonaría la mecha de la insurrección, un navío español, el San Jorge, conduciendo el real situado a Valdivia encalló en la costa de Osorno y los indios Cuncos viendo que los españoles traían gran cantidad de bastimentos, se les despertó la codicia y mataron a todos los tripulantes, 18 españoles, dos mujeres, un clérigo y algunos negros e indios, a fin de ocultar su crimen. El gobernador supo de este incidente en marzo de , apenas mes y medio del evento de Boroa, por medio de algunas tribus temerosas del castigo español y que denunciaron a los culpables.