Una Profecia Y Un Problema (Mutul nº 1)

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Una Profecia Y Un Problema (Mutul nº 1) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Una Profecia Y Un Problema (Mutul nº 1). Feliz lectura Una Profecia Y Un Problema (Mutul nº 1) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Una Profecia Y Un Problema (Mutul nº 1) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Una Profecia Y Un Problema (Mutul nº 1) Pocket Guide.

Articles

  1. Cifras en contexto
  2. Capítulo 2: Fundamentos de la moral sexual islámica (1)
  3. Problemas Con Una Compra en Mercado Libre Argentina
  4. De nuevo llegaron profetas a la tierra

Compartir Facebook Twitter E-mail. Comentarios cerrados. Los mejores comentarios:. Destacamos Premios Xataka. Explora en nuestros medios Tecnología Móviles, tablets, aplicaciones, videojuegos, fotografía, domótica Directo al Paladar Estilo de vida Moda, belleza, estilo, salud, fitness, familia, gastronomía, decoración, famosos Motorpasión Motorpasión Moto Economía Finanzas, mundo de la empresa, autónomos, fiscalidad, administración, recursos humanos Entretenimiento Sensacine Espinof. Gastronomía Directo al Paladar. Pop TV. Alabebal u shikinnob ish ma yumob, ish ma nailob.

Jalal chimal, la flecha y el escudo la guerra. Un tipo especial de difrasismo usa frases enteras para formar un significado. La reiteración repite el término en el marco de la frase, para destacar su sentido; por ejemplo:. Estos recursos suelen combinarse; así, el siguiente verso aplica la rima al término inicial de dos polaridades:.

Cifras en contexto

La simbolización representa una palabra o idea a través de otra simbólicamente relacionada; por ejemplo:. La evocación consiste en evocar una acción por una de sus causas o efectos, como en las siguientes frases:. El juego fonético consiste en evocar un término por su parecido fonético con otro, o aprovechando diversas acepciones del mismo término. Por ejemplo, los nombres de los animales contenidos en el siguiente verso, son idénticos a ciertos conceptos relacionados con la sequía y escasez de alimentos, lo cual permite y exige dos traducciones literales:.

El juego fonético se suele combinar con la simbolización, y con referencias míticas e históricas; veamos dos casos:. Otro aspecto del lenguaje de los chilames que merece comentario, son los términos de identidad. Los chilames le dan cinco nombres al país maya:. Es el equivalente maya del nahuatl Astlan, tierra blanca, la mítica isla donde tuvieron origen los pueblos mesoamericanos.

De nombre, se conocen 22 o 24 manuscritos de Chilam Balam, pero al alcance del investigador hay 17 o Se sospecha que algunos chilames que no aparecen, son nombres alternos de manuscritos conocidos. Textos de origen europeo con grados de sincretismo maya.

Capítulo 2: Fundamentos de la moral sexual islámica (1)

Textos novohispanos coloniales con explicaciones sobre el calendario y la astronomía. Los proféticos, a su vez, se clasifican en tres grupos:.

No obstante, las versiones son lo suficientemente coherentes como para permitir la reconstrucción del texto original, tal como intentamos en este trabajo. La mayor parte del contenido profético de los chilames se recoge en las series de katunes. El término Katun se compone de la marca interrogativa Ka y el sustantivo Tun, tiempo, año. Los katunes son sermones proféticos de extensión diversa; en su interior, la información se organiza en trece segmentos que se disponen casi siempre en el siguiente orden:.

El nombre del autor de la profecía. Un resumen similar al enunciado. Es herencia de la época en que las profecías se inscribían en estelas de piedra, pues tales registros codificaban la información de modo estricto, en parte por la dignidad propia de un texto sagrado, y también como recurso nemotécnico, pues, saber en qué parte de la inscripción aparece cierta información, ayuda a encontrarla. Varios de esos patronos celestes comparten nombres animales con las constelaciones del zodiaco maya, sugiriendo un vínculo entre los trece katunes y las trece constelaciones. De hecho, la lista de constelaciones del Códice París contiene los nombres de los katunes, siendo de notar que, un consecutivo de años zodiacales es decir, años de días , iría desplazando los katunes de 24 años a través de las trece constelaciones, ya que acumula un déficit de 30 días equivalente a una constelación.

Aunque la información disponible sobre dioses patronos es fragmentaria, podemos reconstruir la siguiente lista no exhaustiva, a partir de los textos que se conservan:. Estas ciudades no se distribuyen al azar, sino a lo largo de un eje horizontal establecido entre los A eso, probablemente, se añadían ciertos sucesos históricos que justificaban la relación de la ciudad con su profecía.

En los manuscritos que se conservan, hay varias listas concordantes de ciudades sedes, pero, como podemos ver en la siguiente tabla, presentan saltos de orden y repeticiones. Casi todos los investigadores consideran que las fechas contenidas en los libros de Chilam Balam se deben leer con clave de cuenta larga - una variante del calendario mesoamericano que aparece en los monumentos olmecas y mayas desde mediados del primer milenio antes de Cristo, hasta fines del primer milenio después de Cristo, usada principalmente para registrar eventos genealógicos.

La cuenta larga se compone de un conjunto de ciclos en orden vigesimal, contados a partir de un punto inicial. La presencia de katunes, tanto en las inscripciones de cuenta larga como en los libros de Chilam Balam, llevó a los investigadores a pensar que se trataba de la misma unidad de medida.

Pero hay un problema: cuando leemos los eventos descritos en los libros de Chilam Balam con clave de cuenta corta, no concuerdan con las fechas históricas reales de esos eventos. Por ejemplo, el texto afirma:. Sorprendentemente, en lugar de revisar su entendimiento del calendario de los chilames, la antropología moderna concluye que los sacerdotes mayas de la Colonia no sabían llevar sus propias cuentas.

Problemas Con Una Compra en Mercado Libre Argentina

Le llamaremos cuenta profética, ya que se usó principalmente para enunciar profecías. Se aplicó a todas las profecías y a todas las relaciones de los chilames que se conservan, excepto en un caso. La cuenta profética casi no se ha estudiado.

Fue descrita por el cronista yucateo Pío Pérez en la década de , e investigada en tiempos recientes por los ingenieros Héctor Calderón y Martínez Tejeda. Para comprender su mecanismo, primero tenemos que entender cómo se forman los katunes de la cuenta corta. Puesto que esa cantidad no deja residuos al dividirse entre 20, todos esos katunes terminan en el mismo día de la veintena, al que los nahuas llamaban Shochitl, flor , y los mayas Ajau, señor solar.

Ahora bien, si dividimos entre 13, el resultado deja un residuo de 11 puntos. Como el ciclo se establece sobre 13, la numeración va disminuyendo de 2 en 2 puntos 13 - 11 , generando la siguiente secuencia de nombres: 11, 9, 7, 5, 3, 1, 12, 10, 8, 6, 4, 2, 13, y, de nuevo, 11 Ajau. Por su parte, los katunes proféticos se basan en el año solar de días, al que los mayas llamaron Jaab. Siguiendo la nomenclatura de Martínez Tejeda, les llamaremos K24 y K Los katunes del tipo K24 se forman del siguiente modo: debido a que sus años duran días, tienen un total de días. Pero, si dividimos días entre 13, queda un residuo de En otras palabras: los katunes K24 se llaman exactamente igual, y en el mismo orden, que los katunes de la cuenta larga.

La igualdad de los cargadores de los katunes de tipo K24 y los katunes de cuenta larga, explica cómo comenzó este ciclo: los antiguos cronólogos trataron de encontrar el reflejo de los trece cargadores de la cuenta larga dentro de los 52 cargadores de la cuenta civil, y notaron que ambas series de cargadores se sincronizaba cada 24 años. Por su parte, los katunes K20 son duraciones de 20 años de la cuenta civil, creadas por el conteo vigesimal anahuaca. No solo los mencionan las fuentes mayas, también las nahuas; por ejemplo:.

Los katunes K20 son cargados por los katunes de la cuenta larga, tal como afirma el Chilam:. Los katunes K20 se agrupan en paquetes de trece, formando ciclo a los años 13 x Sin embargo, aquel calendario no soportaba interferencia de hechos externos, cada ciclo se justificaba en su propio mecanismo. Los katunes K24 también se agrupan en paquetes de trece, formando ciclo a los años 13 x De ese modo, la serie K24 también se remonta al primer día del Tsolkin [1].

Ambas ruedas se sincronizan cada años, un ciclo de gran importancia, porque sincroniza y, a la vez, correlaciona, las cuatro variantes del calendario anahuaca:.

De nuevo llegaron profetas a la tierra

En ambos tipos de katunes, los años individuales tienen los mismos nombres en el mismo orden; su lógica es la siguiente:. Pero, entre 13 deja un residuo de 9, de modo que cada año comienza 9 puntos después que el anterior o, lo que es igual, 4 puntos antes, generando la siguiente secuencia: 7, 3, 12, 8, 4, 13, 9, 5, 1, 10, 6, 2, 11, y, de nuevo, 7 Ajau. Obviamente, esto proporciona una serie de 20 cargadores o nombres de años individuales. El Chilam responde:. La rueda de katunes K20 dejó evidencia, tanto de su duración como de su correlación con el calendario cristiano, en unos dibujos que acompañan al corpus profético del manuscrito de Chumayel.

De haberse aplicado años de días, se habrían producido ciclos de años y tres meses. Si fechamos estos eventos con clave de cuenta larga, ninguna fecha concuerda con el año cristiano reportado - ni siquiera la muerte del Obispo Landa, que habría ocurrido tres meses antes de lo debido.

Pero, si se leen con arreglo a la cuenta profética, todas las fechas concuerdan. Esto demuestra que los textos del Chilam Balam son de una gran confiabilidad histórica. Un argumento que se ha planteado para desvirtuar la cuenta profética, es que este sistema fue inventado durante la Colonia. La correlación de la cuenta profética anula la idea de que las profecías mayas apuntan al fin del ciclo de baktunes.

Por su parte, en las porciones proféticas de los chilames no hay fechas de cuenta larga. Por lo tanto, la asociación que se suele hacer entre las profecías mayas y el fin de la cuenta larga carece de base arqueológica.

What is phishing?